Los argentinos más antiguos residentes de Badalona se reúnen para pedir un local para el Casal ARGENTINO

El lunes 22 de febrero se reunieron en el restaurant argentino Cambalache, tres de los más veteranos argentinos residentes en Badalona.

Luis Rafaetta, de “Blanch Decoració” sobre Francesc Layret, Victor Ricciardi, de “restaurant Cambalache” de la calle Conquista, y Guillermo Vendrell que accedió al ayuntamiento en la primera promoción de guardias de la democracia.

Los tres llevan más de 30 años en la ciudad y son muy conocidos por sus actividades públicas. No pudo estar presente Tito de la Torre del restaurant argentino “CAÑO 14”

Después de mucha actividad de corte social y ciudadano en las asociaciones de comerciantes, en el consejo de la Caixa de Pensions, en la Guardia Urbana y en asociaciones de solidaridad, de cooperación internacional; con la nueva oleada inmigratoria coincidieron en la necesidad de fundar una asociación para los argentinos residentes en la comarca que presentó quien la preside e impulsa desde entonces: Hilda Edith González.

Así se fundó el Casal ARGENTINO (casal por el estilo catalán de organizarse socialmente y ARGENTINO para dejar claro que nos sentíamos catalanes pero no olvidábamos nuestro origen argentino)

El casal ARGENTINO de Badalona es una asociación socio – cultural amplia y abierta a todos los que con respeto y entusiasmo estén dispuestos a compartir una parte de su tiempo para hacer entre todos, las cosas que solos no podemos realizar.

Para ofrecernos como elemento aglutinador en beneficio de la ciudad y de la comarca; auxiliando a la administración en un momento delicado de aumento de residentes que podrían llegar a ser “nuevos ciudadanos”, que no se consideraban inmigrantes sino que volvían a la casa de sus padres o abuelos para rehacer sus vidas.

Para tratar de evitar que la presencia de argentinos en esta magnitud pudiera desequilibrar de alguna manera la diaria convivencia, nos pusimos a trabajar. Con más de 1000 originarios de Argentina censados con diferentes nacionalidades, sobre todo italianos, y españoles, y medio millar con nacionalidad argentina, el 5 de marzo de 2005 se hizo pública la fundación de la asociación.

El ayuntamiento a través de la regiduría de Solidaridad y Cooperación con el apoyo de la alcaldía nos ofreció un espacio en el centro cívico Can Pepus, pero duramos poco. Defectos de construcción de un edificio antiguo lo hicieron inutilizable y debió ser evacuado. Desde finales del primer año de la fundación nos quedamos sin local para impulsar una sede social.

No hemos logrado sensibilizar a las diferentes administraciones, el cambio de gobierno dificultó aún más el camino ya que los nuevos administradores de la cosa pública no tenían mucho conocimiento de nuestras actividades.

Por lo tanto hemos resuelto: apoyar una serie de gestiones y tareas de difusión para dejar de ser invisibles para la administración.

Una de ellas es ofrecer servicios culturales a las asociaciones de vecinospor no poder realizarlas nosotros mismos al no tener local propio.

Revindicar el derecho a tener un local que permita desarrollar nuestras actividades, sobre todo teniendo en cuenta que son un servicio a la ciudad y que a diferencia de otras entidades no recibimos subvenciones de funcionamiento.

Sin cobrar por lo que ofrecemos a la ciudad, hemos realizado actividades, actos, y organizado eventos junto a diferentes asociaciones ciudadanas de todo tipo, algunas de las actividades ya se han hecho más habituales desde la fundación del Casal Argentino de Badalona

Una asociación socio cultural que cumple una función social debe ser reconocida por los representantes públicos municipales, no se le puede obstaculizar el acceso a la cesión de un local para funcionar como sede social con el argumento de que éstos tienen muchos pretendientes y podría representar unagravio comparativo si nos lo otorgaran a nosotros.

En cinco años se han presentado diversas propuestas al municipio y ninguna ha dado resultado positivo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS