Los agentes políticos, sindicales y sociales trasladan a Powell los avances y los déficits de Aiete

Jonathan Powell se reunió ayer martes durante hora y media a puerta cerrada con representantes de las organizaciones políticas, sociales y sindicales que participaron en la Conferencia de Aiete. Al término del encuentro, ha comparecido brevemente para explicar que ha venido a Euskal Herria a «escuchar» a los asistentes a la cita de hace un año, quienes le han trasladado «lo que se ha hecho» pero también «lo que no se ha hecho» desde entonces. Como enviado del grupo de firmantes, ha dicho que hará llegar a sus compañeros las impresiones que ha escuchado.

Powell ha enmarcado su visita en el marco del punto quinto de la Declaración de Aiete, que establece la creación de un comité de seguimiento para el cumplimiento de las recomendaciones.

Ha destacado que todos los participantes en el encuentro han coincidido en que se ha constatado «el final definitivo de la violencia» de ETA y que se ha abierto una nueva etapa. «Anima mucho esa novedad», ha afirmado.

Por su parte, el coordinador de Lokarri, Paul Ríos, ha indicado que su intención era que la de hoy fuera una reunión «discreta» que sirviera para «escuchar lo que ha ocurrido» desde la Conferencia de Donostia.

Al igual que Powell, no ha querido y se ha limitado a señalar que se ha hablado del inicio de «una nueva etapa» que representa «una oportunidad» y que algunos asistentes han hecho «un balance de lo que, para ellos, ha sido el cumplimiento de la Declaración de Aiete y que hay puntos en los que hay déficits».

Preguntado por la posibilidad de que haya una nueva Conferencia de Aiete a lo largo de diciembre en Aiete, ha explicado que «lo que hay es para el próximo 15 de diciembre una actividad en Baiona organizada con el foro Bake Bidea y la universidad».

«Se trata de un espacio que se ha creado con expertos internacionales también para fomentar lo que es la participación, específicamente en Iparralde, en torno al proceso de paz», ha indicado, para aclarar acto seguido que «no es una segunda Conferencia de Aiete, sino un foro ciudadano. De momento no hay nada más previsto», ha concluido.

Amplia representación política, sindical y social

Junto a Powell, han ejercido de anfitriones del encuentro de hoy el alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, y el coordinador de Lokarri, Paul Ríos.

Los máximos representantes políticos de algunos partidos no han podido acudir al acto, ya que la reunión coincidía con la sesión constitutiva del Parlamento de Gasteiz.

Por parte el PNV han asistido el representante de la Ejecutiva nacional del PNV Joseba Aurrekoetxea y la presidenta del Ipar Buru Batzar (IBB), Txaro Goikolea.

En representación a la izquierda abertzale han acudido Rufi Etxeberria, Anita Lopepe, Juan Joxe Petrikorena y Pernando Barrena (los dos primeros participaron en la Conferencia del año pasado). En nombre de EA han asistido los miembros de la dirección Ikerne Badiola y Mariano Alava; Patxi Zabaleta y Jon Iñarritu han representado a Aralar; Xabi Soto a Alternatiba; José Navas a Ezker Batua e Isabel Salud y Mikel Arana a Ezker Anitza-IU. Geroa Bai ha enviado a Uxue Barkos e Iñaki Cabasés.

En el encuentro también ha estado presente una amplia delegación de Ipar Euskal Herria, entre ellos el jefe departamental de la UMP, Max Brisson; su adjunto, Marc Oxibar; la recién elegida portavoz del PS, Frédérique Espagnac; su compañero de partido Kotte Ezenarro; Jean-René Etchegaray (Modem); Jakes Bortayrou (AB), Michel Larralde y Jean-Pierre Etcheverry (CFDT) y Jean Lissar (EE-Verts), entre otros.

Por parte de LAB han acudido Ainhoa Etxaide e Igor Urrutikoetxea, mientras que Jesús Uzkudun y José María García representan a CCOO. De ELA ha asistido Xabier Anza.

El que fuera jefe del Gabinete de Tony Blair llegó a Euskal Herria la semana pasada, trece meses después de la Conferencia de Aiete, con el fin de reunirse con representantes políticos de Euskal Herria e intentar buscar, tras las bases afincadas en la cita del año pasado, un nuevo impulso para la resolución definitiva del conflicto vasco.

El PP fue una de las primeras formaciones en rechazar la invitación de Powell, al igual que el PSE que, a pesar de que el año pasado sí participó, en esta ocasión no ha acudido a Aiete. UPyD tampoco lo ha hecho. El Gobierno español también mostró la semana pasada su rechazo a la iniciativa.

http://www.naiz.info/eu/actualidad/noticia/20121120/los-agentes-politicos-y-sociales-trasladan-a-powell-los-avances-y-deficits-de-aiete

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS