Los activistas saharauis de DD.HH. Chiji Brahim y Hmaim Yahdih son absueltos de sus acusaciones

El Aaiún.- Los jóvenes saharauis defensores de los Derechos Humanos Chiji Brahim y Hmaim Yahdih Aba Ali fueron “absueltos” ayer 18 de marzo en el juicio celebrado en el Tribunal Penal de la ciudad ocupada de El Aaiún de la acusación de “quemar un vehículo de la policía en Smara, encontrándose los policías en su interior”, según un comunicado de la Misión de Observadores Juristas Internacionales en el Sahara remitido al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC).

La nota indica que durante la vista “la sede del Tribunal y sus alrededores estaban cercadas por destacamentos policialesy grupos de las fuerzas auxiliares marroquíes,así como por dotaciones de los Grupos Urbanos de Seguridad (GUS), y un elevado número de policias y miembros de la fuerza de seguridad marroquíes vestidos de paisano sin uniformar”.

Los activistas saharauis de Derechos Humanos, naturales de la ciudad saharaui de Smara, “entraron en la sala escoltados por las fuerzas policiales, y coreando slóganes a favor de la libertad, la autodeterminación del pueblo saharaui,con vivas al Polisario, y realizando el signo de la victoria con las manos”, aseguran los juristas presentes en la sala. Las defensas estaban compuestas por los abogados saharauis, Mohamed Lahbib Erguibi, Fadel Lili, Mohamed Boujal, y Bazaid Lahmad.

Tanto Chiji Brahim como Hmaim Yahdih Aba Ali manifestaron que fueron detenidos a principios del pasado mes de febrero, en Smara “cuando regresaban de pasar unos días en el desierto”, y la policía “les acusó de la quema de un coche policial producida cuando ellos estaban ausentes de la ciudad”.Añadieron que “fueron torturados durante días en la comisaría de la policía, y, bajo torturas y amenazas, les obligaron a firmar una declaración autoinculpatoria que fue redactada por las fuerzas policiales” y cuyo contenido “desconocían y desconocen”.

Negaron su participación en los hechos que se le imputaban, y declararon que “los interrogatorios a los que fueron sometidos versaban sobre su orientación política y sus actividades denunciando la ocupación marroquí del Sahara Occidental y reivindicando la autodeterminación”.

Los testigos de la acusación, tres de ellos policías marroquíes, manifestaron todos “que no vieron a las personas autoras de los hechos y los policías se encontraban en el interior del vehículo”, aseguraron que “no pudieron distinguir a nadie y que no reconocían a los acusado como participantes en los hechos” y reconocieron que “la detención se produjo varios días después de los hechos, yendo a buscar a los imputados a sus domicilios porque eran conocidos activistas de Derechos Humanos, y constaban sus historiales en diligencias informativas de la policía y fuerzas de seguridad marroquíes”, explican los juristas presentes en la sala, las abogadas españolas Dolores Travieso e Inés Miranda.

El procurador “se limitó a solicitar del Tribunal una sentencia condenatoria ejemplarizante para los acusados”, pidiendo “la pena máxima posible” para que sirviera la condena “de modelo al resto de la población saharaui para que cese en sus actividades”. Los imputados abandonaron la sala “cantado alto y fuerte slóganes a favor de la liberación del Sahara y la autodeterminación”.

La sentencia, dictada dos horas después, declaró “inocentes” a los acusados, ordenando su puesta en libertad “sin efectuar pronunciamiento alguno sobre las irregularidades y violaciones denunciadas”. (SCSC)

Saludos

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS