Lo que esta en juego en Nicaragua

“Aquí no se trata de quién ganó o quien perdió las elecciones. Lo que de verdad les importa es el control hegemónico sobre Nicaragua, y más allá, sobre Centroamérica”.

Vamos a aprovechar el informativo Somos Noticia, para hacer algunas puntualizaciones políticas, sobre la situación que vive el país en las últimas semanas.

En mi opinión, creo que no hay una exacta dimensión del problema al cual nos estamos enfrentando los nicaragüenses. Aquí no se trata de quién ganó o quien perdió las elecciones. Eso no es cierto. Ese no es el problema de fondo. ¡Nunca lo ha sido! Ni a Estados Unidos, ni a algunas de las potencias europeas, les interesa quién gane o quién deje de ganar las elecciones municipales en Nicaragua. Eso no les importa. Lo que de verdad les importa es el control hegemónico sobre Nicaragua, y más allá, sobre Centroamérica. Y esto que, en mi opinión, es el fondo del asunto, no puede pasar inadvertido para quienes simplemente tenemos una identidad de nicaragüenses reafirmada.

Es decir, fíjense bien, les quiero poner varios ejemplos para sustentar esta idea. Nos dicen que las elecciones fueron un fraude, ¿quiénes lo dicen? Los perdedores. ¿Qué pruebas aportan? Ninguna. Sólo lo dicen, y lo dicen, y lo dicen. Y hay quiénes se encargan de repetirlo, y repetirlo, y repetirlo. Y no hay pruebas. No hay pruebas del tal fraude. Simplemente lo afirman, pero como encuentran caja de resonancia que les repite sus afirmaciones, entonces, van sembrando, y sembrando, y sembrando, una idea.

Los europeos, no es que estén convencidos o no estén. Callahan, el procónsul yanqui, tampoco está o no está convencido. Eso no le importa. Simplemente utilizan como excusa la derrota electoral de sus candidatos el 9 de noviembre, para intentar frenar el proyecto del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Pudo haber sido cualquier otra cosa. Puso haber sido, por ejemplo, que Nicaragua firmara un convenio con Rusia, para aquí hacer un canal interoceánico, como efectivamente ha ocurrido y se va a concretar en Moscú en los próximos días. Y entonces, pudo haber sido que eso terminara como una excusa para el gobierno norteamericano y hacer exactamente lo mismo que ahora está haciendo, y lo mismo los europeos.

Pudo haber sido, por ejemplo, como en efecto fue, lo del aborto terapéutico, una atrocidad, en mi opinión, cometida por los diputados, incluidos los diputados del Frente Sandinista, en octubre 2006, pero que para los europeos les sirvió de excusa para ir poco a poco, poco a poco, congelando fondos, no desde ahora, desde 2007. Y trasladando los fondos que le quitaban al gobierno de Nicaragua, a los organismos que están subordinados a sus prioridades políticas. Y no de ahora, repito, sino desde 2007.

Es decir, aquí se trata de encontrar para los europeos y para los norteamericanos, una excusa que valide su posición agresiva contra un gobierno que perciben como una amenaza para sus intereses en sus proyectos hegemónicos en Centroamérica.

La victoria sandinista de noviembre 2006, rompió la hegemonía norteamericana en Centroamérica, y ha puesto en peligro la hegemonía total en la región. Recuerden, los europeos habían desembarcado en Centroamérica de la mano de EEUU, con idénticas pretensiones hegemónicas.

Aquí no se trata… no podemos ser ingenuos. Te voy a citar un ejemplo. En 2006, hubo elecciones en México. Y hubo un fraude descomunal contra Manuel López Obrador, candidato del Partido de la revolución Democrática PRD, candidato de la izquierda. La campaña que lanzaron contra López Obrador, tres semanas antes, fue demoledora. Le inventaron vinculaciones con Hugo Chávez, que nunca las tuvo. Lo inventaron como terrorista, lo inventaron como un peligro para la estabilidad de México. Y no lo podían parar. Y como no lo podían parar, le robaron las elecciones.

Hay pruebas abundantes del robo de las elecciones que hizo la derecha mexicana encabezada por Felipe Calderón en México a López Obrador, pruebas abundantes. En la mayoría de los Estados Mexicanos. ¿Cuál fue la reacción de Europa? ¿Saben ustedes cuál fue? En la noche de 1º de julio del año 2006, cuando se consuma el fraude, el primero que llama por teléfono a Felipe Calderón para felicitarlo, fue el jefe de gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero. Ni siquiera eran los resultados definitivos de las elecciones mexicanas, y ya lo estaban felicitando, porque Calderón se había comprometido a defender los intereses de las multinacionales españolas en el Estado mexicano. Estados Unidos lo hizo minutos después. George Bush llamó a Felipe Caldearon reconociendo su «victoria».

Y han ocurrido en México descomunales manifestaciones desde entonces, en contra del fraude electoral. .Jamás han sido reportadas como tales, por la prensa mundial. Jamás fueron sensibles los gobiernos europeos a semejante bochorno que había ocurrido en México. Jamás se amenazó a México con nada. ¿Por qué? Porque quien perdió fue la izquierda y quien ganó fue la derecha. O dicho de otra manera, quien se robó las elecciones fue la derecha, y los robados fueron los de la izquierda. Eso ocurrió en México, hace tan sólo dos años y medio.

Les voy a citar otro ejemplo. En el año 2000, hace exactamente ocho años, el partido republicano, le gana las elecciones a Albert Gore, robándose las elecciones en Florida, se las robaron, lo han reconocido los propios norteamericanos. ¡Se las robaron! Y no hubo una sola condena mundial contra el fraude descomunal que hizo George Bush y a extrema derecha republicana en Estados Unidos.

¿Por qué? Porque se trataba de Estados Unidos, «problemas internos de Estados Unidos», decían. Incluso decían «la autoridad electoral lo ha declarado ganador». Y luego decían en México lo mismo: «la autoridad electoral ha declarado ganador a Felipe Calderón y hay que aceptar el fallo del árbitro». Eso decían los europeos y los norteamericanos.

Les voy a citar otro ejemplo más cercano, El Salvador. ¿Saben cómo ha hecho el fraude el partido de la extrema derecha en El Salvador, ARENA, Alianza Republicana Nacionalista, a lo largo de los últimos 14 años? Simplemente con un padrón electoral mentiroso, de donde excluyen a decenas de miles de campesinos salvadoreños, que habitualmente simpatizan con el FMLN. Y en cambio, incluyen a centenares de miles de muertos con cédula incluida, que se la reparten a nicaragüenses y a hondureños, llevados ex profeso a El Salvador a votar.

Jamás los europeos han dicho esta boca es mía. Jamás Estados Unidos ha dicho esta boca es mía. ¿Por qué? Porque, simplemente su hegemonía ya no está en cuestión y la derecha es la ganadora. La derecha se hace con el poder.

Y así les puedo seguir citando ejemplos. Fíjense cómo es la doble moral de la prensa mundial que no son los representantes de la libertad de expresión. No. Son las empresas que producen noticias a su antojo, no es que recogen las noticias, las producen, según sus intereses y las difunden, según los propios. Y además actúan como un partido político. Fíjense.

El paramilitar, asesino y ladrón, Álvaro Uribe, presidente de Colombia, reformó la Constitución en Colombia para reelegirse. ¿Y entonces, qué es lo que proyectaba la prensa extranjera? Que era la enorme popularidad de Uribe, la que había forzado a la clase política a acoger el clamor popular y reformar la Constitución para permitirle seguir gobernando, porque lo estaba haciendo muy bien. Ahora, otra vez, va a volver a reformar la Constitución, para volverse a reelegir. Y otra vez, la prensa mundial, el gobierno de Estados Unidos y los gobiernos europeos, dicen: «pero es que Uribe es un extraordinario presidente, y hay que permitirle que siga gobernando».

El presidente de Venezuela Hugo Chávez, está proponiendo una enmienda constitucional para la reelección indefinida y entonces, «se quiere eternizar en el poder, se quiere perpetuar en el poder».

Fíjense, dos países vecinos. ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro? Uribe es derechista, Chávez es de la izquierda. Uribe es un símbolo del capitalismo en su peor expresión, y Chávez es un símbolo del socialismo, en su mejor expresión. Dos proyectos antagónicos, en un momento de crisis mundial.

Aquí el problema no es quién ganó o quién perdió las elecciones. Eso no les importa ni a los yanquis ni a los europeos. Primera cosa.

Segunda. Estamos ante el resurgimiento de la política filibustera en Nicaragua, y ahí tenemos a los hijos de los filibusteros, a los Montealegre, a los Alemán, a los Jarquín, a los MRS, los hijos de los filibusteros. ¿Saben por qué?

¿Recuerdan las historias de Nicaragua, de cómo se originó la Guerra Nacional en 1852, lo recuerdan? ¿Acaso se han olvidado de quién contrató a los filibusteros de William Walker? No se acuerdan? los legitimistas de Máximo Jerez. ¿Quiénes heredaron a los legitimistas? El partido liberal. ¿Y por qué lo hizo Máximo Jerez? Porque no tenía fuerzas internas para derrotar a los timbucos. No tenía fuerza. En la guerra civil que había en Nicaragua, entre las dos ramas de las clases dominantes, los ricos que querían total autonomía de España y los otros, los que todavía tenían su cordón umbilical con España, la oligarquía conservadora radicada en Granada, los legitimistas radicados en León… en esa guerra civil nadie podía vencer a nadie, y además, ya no habían soldados con los cuales combatir.

Entonces, se fue Máximo Jerez y contrató al filibustero William Walter. ¿Y qué ocurrió en 1909 con la Nota Knox, contra Zelaya? Inventaron un incidente en el río San Juan, los propios norteamericanos le pusieron una bomba a un barco norteamericano, que significó la muerte de un marino francés y de unos norteamericanos, bomba puesta por EEUU, que justificó la nota Knox, la nota del secretario de Estado de la época, perentoriando al general José Santos Zelaya, que renunciara. Y le puso las cañoneras en Corinto. Y le obligó a renunciar. La diplomacia de las cañoneras, la diplomacia de los filibusteros. ¿A quién puso en el poder? A un contadorcito de pacotilla, encontrado allí en Bluefields y lo vino a poner de presidente. Y lo acompañó con sus marinos.

Fíjense, esa es la Historia de Nicaragua. ¿Dónde está la fuerza popular de Montealegre, de Alemán, de los liberales, del MRS? ¿dónde están? ¿Han tenido fuerza interna para demostrar que lo que hubo fue un fraude, que lo que hay es una dictadura? ¿Tienen esa fuerza? ¿Dónde está su gente? No la tienen. Lo que tienen son empresas mediáticas a su servicio. No tienen más nada.

Y tienen además, unos cuantos políticos con sotana, que por proyecto personal, son hasta obispos, y que utilizan el púlpito, asalariados también de los norteamericanos. Los Abelardos Mata, los Bosco Vivas, los Bernard Hombach, los Leopoldo Brenes… otra vez se repite la historia.

Eso es lo que tienen ¿Dónde está la fuerza popular de Montealegre y del PLC? ¿Dónde está? No la tienen. No tienen fuerza. Fueron derrotados. Han sido derrotados. No tienen proyecto político para Nicaragua. No tienen proyecto de sociedad, no tienen programa, no tienen nada. Ni siquiera tienen liderazgo, se los inventa La Prensa y el Nuevo Diario, y el Canal 2. ¡Se los inventan! No tienen nada.

Europa, cuando el saqueo de los CENI ¿dónde estaba? Nos robaron 500 millones de dólares, a usted y a mí, a los nicaragüenses, nos robaron 500 millones de dólares ¿dónde estaba Europa para salvaguardar la «democracia» y la honradez, y la transparencia, ¿dónde estaba Europa? ¿Dónde estaba Estados Unidos? ¿Y dónde están los autores de ese robo? Son los candidatos de Europa y de Estados Unidos?

¿Ustedes creen que es casual que el representante del asesino en serie, George Bush, Robert Callahan, sea el encargado de dar ultimatum en Nicaragua, ustedes creen que eso es pura casualidad?

¿Creen ustedes todavía en casualidades en este mundo? Esto se trata de un plan. Y nosotros lo advertimos desde hace meses, de lo que iba a ocurrir, y de cómo iba a ocurrir, y de cómo se preparaba la derecha para desconocer los resultados del 9 de noviembre. NO es de ahora. No somos profetas del pasado. Lo advertimos desde antes de las elecciones lo que venía encima. Y se ha cumplido milimétricamente.

Y van más allá. Ellos están estirando esto al máximo posible Qué casualidad, dan tres meses, qué casualidad, coincide con las elecciones de El Salvador. Que casualidad, ayer Antonio Saca, Elías Saca, le iba a ofrecer a EEUU una base militar en El Salvador ¿ustedes creen que eso es casual? Eso no es casual, todo es parte de la misma geo-política. No crean en santos que orinan.

¿Qué es lo que ocurre? Y este es el tercer argumento. Como no tienen fuera popular, ¿dónde está? yo les desafío que muestren la fuerza popular que ustedes tienen. Si ustedes tuvieran fuerza, aquí habría huelga nacional, aquí habría la gente en las calles. ¿O le están diciendo cobarde, al pueblo de Nicaragua? Porque fíjense, dicen: «es que el pueblo tiene miedo y no quiere protestar».

Le están diciendo cobarde al pueblo de Nicaragua. Y si de algo estamos orgullosos los nicaragüenses, es que los tenemos, -ya saben qué cosa- bien puestos. Nos sacudimos a los yankis de aquí, los expulsamos el 1º de enero de 1933, a los yankis. Y tuvieron que asesinar a Sandino como venganza, y como escarnio para los que habían vencido a los yankis.

Nos instalaron una dictadura que duró 45 años, y la sacamos a bala… los nicaragüenses. Pasamos 10 años en guerra contra Estados Unidos, y los derrotamos militarmente, nos ganaron en las urnas, pero en el campo de batalla, los derrotamos.

¿A los nicaragüenses nos dicen cobardes? Eso está diciendo la oposición. Y dice que es que hay miedo en Nicaragua y que por eso no hay protestas. O sea, el pueblo nicaragüense es cobarde, dice la derecha. Como no tienen posibilidades de convocatoria lo repiten, llaman a sus marchas, pagan no sé cuánto dinero para convocar y no les llega nadie… iNo tienen fuerza!

Entonces, ¿por qué está ocurriendo esto, por qué cortan la ayuda de Europa?… ¿Y qué es lo que están cortando? ¿saben lo que están cortando? Los programas sociales de Mi Familia, del ministerio de Educación… eso es lo que están cortando, eso es lo que financian los europeos. ¿A quién están trasladando sus prioridades políticas derrotadas? A la gente. ¿Y qué quieren entonces? Que la gente sea víctima de sus cortes, para que la gente sienta rabia contra el gobierno. Eso es lo que están haciendo. Jugando con el estómago de la gente.

¿Qué moral puede tener el embajador de Italia, o el embajador de Francia, o el de Gran Bretaña, o el de Suecia, o el de quién sea! para estarnos dictando normas, cuando, por ejemplo, hoy, en el Parlamento europeo, ¿saben qué estaban discutiendo hoy en el Parlamento europeo? Dejar la jornada laboral en 65 hora semanales. Esa es la discusión de hoy. Perdieron la discusión, la empataron más bien, van a 90 días a negociar entre el Parlamento y los ministros.

Pero los ministros del Trabajo de Europa, los 27 europeos, aprobaron una normativa para incrementar la jornada laboral a 65 horas. Es decir, al capitalismo del siglo XIX, porque esa es la manera que tienen los capitalistas de salir de sus crisis: a costillas de la explotación de los trabajadores. Esa es la única manera, porque ellos no están dispuestos a ceder sus ganancias. Fíjense la fórmula… ¿De qué democracia me pueden hablar los europeos, cuando están de esa manera queriendo explotar a sus propios pueblos? ¿De qué estamos hablando?

Entonces, no nos engañemos, aquí no está en juego la democracia. Eso no es cierto. Aquí están en juego los intereses económicos norteamericanos y europeos y los intereses militares de Estados Unidos. Eso es lo que está en juego.

Callahan viene y da ultimátum. Callahan no representa en este momento a EEUU. Es un embajador que quizás está de salida, todavía no está claro, porque Obama ha pedido la renuncia de todos los embajadores políticamente designados, y no de carrera diplomática. No está claro si Callahan va a seguir.

Pero además, ¡si es transición de gobierno en Estados Unidos! ¿Cómo puede hablar Callahan en nombre de EEUU? Habla en nombre de Bush, y es pura propaganda. Dirigida ¿a qué? A El Salvador. Su objetivo es conservar El Salvador. ¿Y cómo quieren que paguemos nosotros? Hambreando al pueblo.

¡Qué cobardes que son los políticos filibusteros de aquí! ¡Qué cobardes! Están castigando al pueblo por no apoyarlos. Eso es lo que está ocurriendo. Fíjense, el Frente Sandinista ganó en el 2000, 52 alcaldías. En el año 2004, 87 alcaldías, un crecimiento natural. Nadie dijo nada, ¿por qué los europeos no dijeron nada, con el mismo árbitro electoral en el 2004? ¿Saben por qué? «Está bueno que los sandinistas se ocupen de lo municipal». ¡Ah!, pero cuando ya los sandinistas tienen el poder ejecutivo, y además el poder municipal, ya no les gusta.

Entonces, aquí no se trata, no se trata, repito, que si ganaron las elecciones los sandinistas o no las ganaron. Eso no es el problema. No les interesa eso. Nunca les han interesado ni a los yankis ni a los europeos las elecciones municipales. Nunca, es NUNCA. Esa es la excusa para intentar asfixiar un proyecto de claro corte popular

Mientras los europeos discuten cómo incrementar la jornada laboral para explotar a sus trabajadores y salir de la crisis capitalista, la peor crisis capitalista desde 1929, aquí en Nicaragua ¿cómo salimos de la crisis este año? ¿No se acuerdan cómo salimos, saben cómo? Subsidiando los precios del transporte, manteniendo la Salud gratuita y la Educación gratuita. Creando puestos de ENABAS por todo el país, más de 2.000 creados a esta fecha, para importar directamente el Estado los granos y que comenzaran a bajar los precios. Esa es la manera de salir de la crisis de un gobierno con orientación popular. Diferencia sustancial de otros gobiernos.

Aquí otra vez, está la confrontación histórica en Nicaragua: Nación VS potencias imperiales. Otra vez la contradicción.

Y no nos perdamos. Podemos tener mil cuestionamientos sobre cómo gobierna o deja de gobernar el presidente Ortega y su equipo. Podemos tener mil cuestionamientos, como en efecto los tenemos, pero aquí no se trata de eso. ¿Quieren una salida a lo que está pasando aquí, una salida entre nicaragüenses? Reformen la ley electoral. Reformen el Consejo Supremo Electoral. Pongan nuevas reglas del juego para las próximas elecciones. ¿No les gustó cómo fue el árbitro? ¡Vale pues! Pónganse de acuerdo cómo hacer las elecciones del 2011, y magnífico, esa es la salida. Si no les gustó cómo fue la cosa ahora… ¡Vámonos!

¡Ah!, pero como no es ese el problema… Ese no es el problema. Recuérdenlo. Aquí los problemas son de fondo.

Somos Noticia

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS