Lo que afirmaron los que aprobaron la Ley 15 97 de Privatización del Sistema Nacional de Salud

Publicidad

En 1997 tuvo lugar en el Congreso de los Diputados el debate para la aprobación de la Ley 15/97 de “Nuevas Formas de Gestión”. Dicha Ley fue aprobada con los votos de PP, PSOE, CiU, CC y PNV. Solo votaron en contra el BNG e IU1.

Los nacionalistas catalanes de CiU estaban muy interesados en aprobar una ley básica estatal que legitimara su “modelo sanitario catalán”, privatizado ya mayoritariamente en aquella época. En las propias intervenciones de partidos políticos tan diferentes como PP o IU, se reconoce que los múltiples experimentos llevados a cabo por la burguesía nacionalista catalana estaban fuera del marco definido por la propia Ley General de Sanidad. La situación lógicamente no ha mejorado en Catalunya, en la actualidad, de 213 hospitales, el 70 % son de propiedad privada, y de los restantes, aunque muchos tengan titularidad pública, utilizan para su gestión el derecho privado, bajo diferentes figuras (consorcios, fundaciones…..)1.

Para el PNV se trataba de “consolidar los fundamentos del SNS”, para lo cual transformó a los pocos meses a Osakidezta en un Ente Público de derecho privado, para lógicamente huir de los controles a los que somete el derecho público.

El PSOE, por su parte, nos aseguraba que la titularidad de los centros era pública, y que eso era lo importante. ¿Alguien tiene dudas a estas alturas, a pesar de los continuos cambios de accionistas, de la propiedad de los hospitales de modelo PPP y PFI que se extienden por todo el estado?: DIF Capital Partners, Lloyds Bank, Acciona, Assignia, ACS, Centene, Fresenius-Quirón, Brookfield… Aun con esto, la portavoz del PSOE no se sonrojó al afirmar: “esta ley cierra el paso a la privatización de la sanidad…..,”.

Todos ellos se llenaron la boca de sanidad pública. Hoy 23 años después, cuando la pandemia del Covid ha puesto en evidencia el desmantelamiento del SNS y el ¿papel? de la privada, vuelven a hablar de sanidad pública, y nos anuncian libros blancos, blindaje de la sanidad, comisiones de expertos y de plataformas satélites……¿Nos dejaremos engañar?

CiU: Estamos convencidos de que la reforma –que hoy, tras once años, vamos a aprobar–de las fórmulas de gestión de la Ley General de Sanidad tiene que ayudar a conseguir una mayor eficacia y eficiencia al servicio de la sanidad para todos los ciudadanos”.

PSOE: “….esta ley garantiza la titularidad pública de los centros sanitarios y sus socios sanitarios, y cierra esa posibilidad que, a nuestro juicio, constituía una decisión gravísima”. “Esta ley cierra el paso a la privatización de la sanidad…..,”

PP: Con esta ley se pretende que el Sistema Nacional de Salud sea ágil, competitivo, que no haya rigideces ni burocracias en el sistema en sí mismo, que sea eficiente para los ciudadanos desde el punto de vista de la calidad asistencial”

Con la aprobación definitiva del proyecto de ley proporcionamos el soporte legislativo a algunas iniciativas que se habían tomado en diferentes comunidades autónomas con respecto a consorcios, empresas públicas, etcétera. Se aporta el soporte legislativo a todo el Estado, a nivel de todo nuestro país. Al establecer la posibilidad de constituir cualesquiera entidades de naturaleza o titularidad pública, admitidas en Derecho, nos estamos refiriendo, como muy bien dice la exposición de motivos, a las fundaciones, fundamentalmente, a las empresas públicas y a los consorcios”.

IU: “Hubiéramos querido que grupos parlamentarios que se autocalifican de izquierdas nos hubieran acompañado en la denuncia de lo que es un mecanismo de privatización de la sanidad, que tiene la dudosa virtud de no haber demostrado en ninguna parte del mundo que mejore la eficacia y la eficiencia en la gestión. Este proyecto de ley es un calco de las medidas introducidas por Margaret Thatcher en Gran Bretaña en el año 1991, de lo que hay balance en estos momentos. Se ha conseguido algo que, de haberse producido a través de la gestión directa en la sanidad pública, habría que haber oído las voces escandalizadas en su contra. Se ha conseguido aumentar en dos años el gasto sanitario público en Gran Bretaña en un 1 por ciento del producto interior bruto; en dos años. Evidentemente, las voces no se alzan porque este incremento del gasto sanitario haya ido dirigido a incrementar personal o infraestructuras públicas, sino porque ha ido fundamentalmente a incrementar las ganancias de los proveedores privados y exactamente a doblar en cinco años los gastos administrativos del Servicio Nacional de Salud inglés.

Pero habrá que ver hasta dónde llega la capacidad de invención en la gestión, la capacidad de invención de la empresa privada para obtener beneficios privados de los Presupuestos Generales del Estado cuando mucho antes de estar aprobada esta ley, que va a estarlo definitivamente esta mañana, asistimos en el conjunto del Estado español, sin respaldo normativo alguno, a entes, empresas, fundaciones, consorcios y concesiones”.

El sistema sanitario público se fragmenta, el sistema sanitario público se desarticula. El espíritu de la Ley General de Sanidad es incompatible con este proyecto de ley. La planificación de las actividades sanitarias es incompatible con la gestión autónoma, con la gestión independiente y con criterios empresariales –es decir, de beneficio privado–de los hospitales públicos”.

“…….el incremento de los beneficios de los intermediarios privados, el comportamiento de los hospitales públicos como empresas privadas desde el punto de vista de la selección adversa de pacientes y, por otro lado, y de manera muy importante, la introducción de relaciones laborales precarias y la reducción de plantillas de los centros sanitarios públicos….”

PNV: “El reto, desde nuestro punto de vista, es seguir consolidando los fundamentos del sistema de salud, la universalidad, la equidad, la solidaridad, la calidad y la eficiencia. Este proyecto, desde nuestro punto de vista, aporta medidas en esa dirección”.

CC: ………la línea está perfectamente establecida en la defensa del sistema público, aunque con forma de gestión indirecta siempre por entidades de carácter público”.

1 Debate sobre el Proyecto de Ley “Sobre Habilitación de Nuevas Formas de Gestión en el Sistema Nacional de Salud”(Ley 15/97)Diario de Sesiones del Pleno del Congreso.

http://www.casmadrid.org/primera/index.php?idsecc=documentos&id=37&limit=&titulo=DOCUMENTOS

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More