Llamamiento al periodismo ciudadano

Publicidad

Queridos españoles, me llena de horror e incomodidad explicar lo que estos en días se me pasa por la cabeza, pero allá voy:

No sé por donde empezar, por las diferentes maneras internacionales de tomarse la plaga, o por el principio, por el origen de las mismas plagas, epidemias o como las quieran llamar.

Vayamos al origen, las epidemias se han originado a lo largo de la historia desde que los seres humanos nos volvimos sedentarios con la agricultura, las poblaciones empezaron a crecer, a densificarse y la higiene a bajar. Ya tenemos el cultivo de la enfermedad ahora pensemos en la propagación, esto ocurrió gracias al comercio internacional y sin un cultivo y un modo de propagación no hay plaga que valga. Este sistema comercial de necesidades, en su mayoría imaginarias o creadas, empezó a magnificar las brechas de desigualdad conocidas a día de hoy, la de género, la de clase, y todas las jerarquías que se puedan imaginar empezaron a cobrar más sentido aún, la edad, la etnia o el nivel de educación, son cosas que cada día nos separan más.

El sentido de cómo se crea una plaga ya lo tenemos; cuando cambiamos la forma en la que nos relacionamos con el medio de una manera medio armoniosa, así creamos incongruencias, que ahora se empiezan a analizar y explicar, ya que hasta hace poco lo explicábamos todo con lo sobrenatural… fue por cierto una explicación que benefició a unos pocos (a la iglesia católica apostólica). Y aunque el planeta haya vivido millones de años así, todavía no es de recibo para la sociedad pensar que seremos nosotros quienes habremos hecho algo mal, ahora los políticos se encargan de darnos las explicaciones. ¡Y nosotros también nos apuntamos! En los tiempos que corren, todos intentamos echar balones fuera. Trump dice que es China la culpable de todo e intenta que todo el mundo lo piense también llamándolo ‘el virus chino’. La influenza española de 1918 se llevó ese nombre por ser España el primer país en dar la voz de alarma, pero la terrible ‘fiebre española’ de aquellos años, había empezado mucho antes, y se sabe dónde, pero da igual dónde porque eso no es relevante. Esta información que voy a comentar la extraigo del libro de Mike Davis, ‘El monstruo del otro lado de la puerta; la amenaza global de la gripe aviar’, recomiendo muy mucho esta lectura a cualquiera que quiera saber lo que está pasando y sepa inglés. Desgraciadamente, el no saber inglés ahora mismo es un hándicap demasiado grande para cualquiera que quiera enterarse de verdad de lo que pasa, y nuestro sistema lo sabe. Esto no quiere decir que tengamos que aprender más inglés, sino que deberíamos traducir más libros importantes como este, no libros de autoayuda para que nos encerremos en el salón a pensar que nuestro malestar es culpa nuestra, ya que eso es lo que quiere el sistema que pensemos, que el malestar del mundo es inevitable y que el nuestro está de nuestra mano. Por eso todos los bestsellers son de autoayuda, no hay vuelta de hoja ¿o sí?

Volvamos a la información extraída del libro de Mike, aquí dice… el 95 % del crecimiento de la población mundial en un futuro próximo ocurrirá en los países del sur, vamos, en el hemisferio pobre del planeta. ¿Eso que quiere decir? Más epidemias, más frecuentes y variadas, ya que habrá más lugares densos y sin higiene. ¿pero porqué esta falta de higiene, porqué no son como nosotros limpitos y desinfectados?, Aparte de lo evidente de lo que implica la pobreza, no nos podemos olvidar de lo que hace nuestro gran amigo, cada vez más odiado eso sí, el sacrosanto comercio internacional.

Por ejemplo, como nos cuenta nuestro amigo Mike con el origen del VIH, después de acabar (el hemisferio rico) con la mayoría de la biomasa marina de todo el globo, los países del hemisferio pobre empezaron a recurrir a más carne de caza para comer y vender en los mercados, carne que no se había comido antes, más de 400 especies salvajes se empezaron a comer en lugar de su tradicional pescado. Dando lugar a muchos virus, solo que el VIH fue el más conocido (porque nos tocó a nosotros). Mike apunta, a que el impacto ecológico del desarrollo industrial y urbano en el oeste de África es tan grande como en el sur de China, dicho de otro modo, todo esto se veía venir.  Vamos, que no es casual que las plagas vengan de las zonas más jodidas y rejodidas del planeta, ¡pero es ahora que nos toca que nos importa! (ahora que nos enteramos que nos toca).

En la actualidad, tenemos a Frank Cuesta alertándonos sobre el consumo del pangolín, sobre los mercados ilegales de Tailandia contra lo que lleva luchando toda su vida, pero no podemos creerle porque hay algo por encima de la verdad a día de hoy; lo políticamente correcto y las famosas fake news. Las dos grandes escusas para no escuchar a quien sabe lo suficiente para hablar sin ser políticamente correcto, porque las emociones es lo que tienen, y lo que nos hace humanos. Y las fake news, son para mi este nuevo artefacto inventado para que la gente no se moleste en contrastar o leer información, porque ahora todo es fake, todo es un bulo, es como una nueva religión para poder seguir siendo ovejitas que se sientan seguras, aunque tengamos el matadero a la vuelta de la esquina. Estas dos nuevas ‘leyes sociales no escritas’ nos están terminando como sociedad.

Por eso, quiero agradecer desde aquí al leonés Frank Cuesta y al ‘médico enfadado granaíno’, gracias Spiriman, por hablar desde la sinceridad y el grado de emoción que sea, y no quiero dejar de agradecer también a dos personas que me han sorprendido por hablar desde su posición actual, y estos son, los vascos Iker Jiménez e Iñaki Gabilondo. Gracias por poner por delante la salud, al qué dirán o a esta economía sin pies ni cabeza. Me da igual lo que digan malo de vosotros (sobre de ti Spiriman, cuantos fanes nuevos), sé que mucho es inventado y que son más los que no quieren un remedio a esto que los que sí lo quieren, podemos tener diferencias políticas, pero a todos nos espanta la corrupción de este sistema, y la que nos están liando en la actualidad, que no es poco.

¡Continuemos! Lo siento para los que quieran un resumen rápido y ya, pero quedan cosas por decir y eso no puede ser. El siguiente tema es, la burocracia, sabemos y vemos como la burocracia nos la juega, la sobrespecialización, la separación anatómica de las profesiones, nos vuelve locos y nos hace perder mucho el tiempo. Y ahora es usada de escusa para justificar la falta de recursos sanitarios, se podrían haber previsto los problemas burocráticos y no se ha hecho, porque se conoce este problema en pandemias anteriores, los analistas saben lo que se debería haber hecho. Todos los políticos esperan para ver cuanto el pueblo puede aguantar sin tener que parar la economía, se la juegan con número de muertos para intentar salvar la economía. Cuanto más liberal sea un presidente, menos duras serán las medidas que ponga para la población; protegerá antes la libertad individual que la propia vida que no da dinero. No se están ajustando las leyes a las necesidades del momento, hay gente yendo a realizar trabajos innecesarios cada día en países aparentemente más socialistas también. El afán por salvar el mismo sistema que nos mata, parece un tanto ilógico ahora mismo, teniendo en cuenta que este sistema de crecimiento urbano-industrial exponencial, es la causa de poblaciones muy densas y movimientos masivos de la población por todo el planeta, que es lo que causa y propaga las pandemias. También, se está apoderando de nosotros un halo de solidaridad por no decir caridad que suena peor, ya que quedó un tanto desfasada, ahora maquillan, porque así no sabemos ver bien el mal que nos va a traer ciertos tipos de solaridad como lo es la caridad. Es decir, nos dicen que se avecina la mayor crisis de la historia y nosotros ¿qué hacemos? Nos ponemos a dar dinero y recursos a donde se necesiten, salvamos bares y negocios sin mirar si eran sostenibles en primer lugar, para salvar la situación por quienes deberían estar poniendo todos los recursos (el gobierno que es quien maneja nuestro PIB), al final, salvaremos la economía de nuestro bolsillo como hicimos con la crisis de la banca, Spiriman, la Cup, desde el respeto (y hasta la admiración), no entiendo las iniciativas de poner la otra mejilla y dinero para la caridad (entiendo lo de salvar vidas ¿pero y negocios?). La caridad, es un fallo genético que tenemos las personas criadas en sistemas de tradición católica (y protestante… la verdad que es un mal muy común teniendo ya estados de derecho). Antes de tener una sanidad pública era la iglesia quien se ocupaba del enfermo o del desviado social, a cambio de su riqueza y de cristianizar a medio mundo, pero ese no es el tema, ahora esos trabajos se realizan desde las políticas públicas y desde la sanidad pública ¿o no?, quizás no, si tenemos en cuenta a Proyecto Hombre, La Once, las asociaciones de albinismo, de niños con cáncer, y un largo etcétera difícil de imaginar, que nos demuestra que quienes están haciendo el trabajo no es la sanidad pública en su totalidad, aún está la caridad, miles de millones destinados a caridad, es decir, no por derecho sino por lástima, en países supuestamente de derehos. Aparte de caridad, estas asociaciones cuentan con la financiación de muchas farmacéuticas y magnates millonarios como Amancio Ortega, porque así desgravan impuestos y porque les interesa que esto así sea y así siga. Estos bancos y personajes, aprovecharán todas las ocasiones para un lavado de dinero y de cara, como el rey.

Hay unas cosas que Ivan illich ya nos dijo en su libro muy relevantes en la actualidad, la némesis (venganza) médica, escrito en 1974, el diferenciaba entre las enfermedades inevitables, naturales, de las de origen médico, o por decirlo de otra manera, de las de un origen cronificado por los médicos y el gobierno y empresas resultantes, que en lugar de apuntar a técnicas preventivas que permitan dejar el dinero para las enfermedades inevitables, se dedicaron a cronificar enfermedades surgidas por factores ambientales para enriquecerse (tabaco-cáncer, diabetes-azúcar, etc.), convirtieron la salud en el negocio que es hoy. Esto significa, que la mayoría de asociaciones que hay en España para enfermedades ‘poco comunes’ también conocidas como ‘huérfanas’, se están buscando la vida para sobrevivir porque el sistema no mira para ellas porque no rinden, no son beneficiosas. ¿Qué pasa si la gente empieza a cuidarse y cada vez hay menos enfermedades ambientales, porque pese a la publicidad y todos los lobbies de la industria de la salud, todavía seamos capaces cada vez, de cuidarnos mejor? (como indican las estadísticas), pues que lo que no era un negocio se vuelve uno, y aparecen ahora las soluciones, ahora que interesa, como medicinas para enfermedades menos comunes como la fibrosis quística entre otras enfermedades, con precios que extorsionan a nuestros sistemas de sanidad pública, haciéndoles desquebrajarse y temblar hacia su propia tumba.

Illich diferencia entre los avances médicos y las técnicas sanitarias, como técnica sanitaria tenemos por ejemplo el lavarse las manos como dice él, este es el acto que ha alargado más la esperanza de vida de las personas en la historia, aparte de salvar muchas vidas, sin embargo, el médico Húngaro que primero reportó este descubrimiento, Semmelweis, acabó muriendo malamente en un psiquiátrico no se sabe muy bien cómo, después de que nadie le hiciera ni caso porque lavarse las manos era demasiado trabajo. Mejor decir, porque dijeron que era un bulo para no tener que mojarse, arremangarse y hacer lo que se debe hacer, justo como pasa ahora. Este fenómeno de no hacer ni caso recibió hasta un nombre, ‘el efecto Semmelweis’, es lo que le está pasando a la mayoría del mundo en la actualidad, llamando alarmistas a todos los que nos están advirtiendo de la realidad, empezando por el primer alarmista el Dr. Li Wenliang, que descanses en paz. No son los trasplantes individuales o las mamografías individuales las que salvan vidas, en realidad, estadísticamente estas mejoras médicas no tienen nada que ver con lo que una técnica sanitaria puede hacer. Subir los impuestos a los refrescos o al tabaco son técnicas sanitarias también, poner limitaciones a las farmacéuticas que sólo buscan su beneficio y mirar por nuestra investigación y nuestras enfermedades inevitables es nuestro deber, las técnicas sanitarias son los test, los anticonceptivos, el lavarse las manos, las vacunas, las medicinas que previenen las enfermedades y no las palían o cronifican por un beneficio económico. Esto son las técnicas sanitarias, y como dijo uno de los miles de médicos que se pronuncian en la actualidad ‘nosotros no podemos contra este virus, sois vosotros quedándoos en casa’ (otra técnica sanitaria). Siguiendo el libro de Mike, también nos cuenta como el SARS se expandió, no fue sólo por la alta contagiosidad del virus sino por la falta de seguridad y de recursos para evitar el contagio desde los hospitales, here we go again… las pruebas ya estaban ahí.

Entremos al tema ya de la gran industria farmacéutica y la idea de la sanidad pública, en los próximos años veremos como una de las dos ganará a la otra. Está de nuestra mano decidir quién, aunque sinceramente, tenemos todas las de perder si la gente no se empieza a mojar y a dejar la cobardía atrás. La población en general, porque tenemos demasiados magnates y lobbies atentos para impedírnoslo y la burocratización hace que perdamos nuestra fuerza y dirección como pueblo, que estemos a lo que no deberíamos estar.

Este es un mensaje para mi presidente, aunque no lo sea, que para eso le voté la última vez: Pablo, no nos hables como uno de ellos, queremos al de la Tuerka, sabemos que estáis en minoría pero podríais dar la cara, dejar de seguir las reglas que nos están matando, no vale con twitters indirectos, necesitamos ahora saber si estáis en el mismo barco o a tomar por culo, de verdad te lo digo con todo el sufrimiento de mi ser, y todas las esperanzas que tenía en las promesas de podemos (como dar más poder a los aytos)… sé que no estáis en mayoría para hacer lo que queréis y que estaréis presionando, pero el pueblo necesita veros la cara. Hacerlo bien o hacerlo mal, pero a la cara. Dejaros de esconderos tras la ‘unidad gubernamental’ que os separa ahora mismo del pueblo, si el gobierno cae vosotros caeréis con él, porque estáis siendo partícipes y sabéis información que no estáis dando, información que tarde o temprano descubriremos.

Y poco más, que soy una simple estudiante de sociología terminando la carrera, que podría decir muchos refranes y mierdas culturales que influyen en la propagación, como nuestra costumbre de dar muchos besos y abrazos, una mayor esperanza de vida, familias más extensas y por lo tanto más contacto humano, o la creencia en dichos como ‘oir ver y callar’ o ‘donde fueres haz lo que vieres’ que tanto daño nos están haciendo a falta de buenas directrices por parte del gobierno. No somos una sociedad disciplinada, y somos más egoístas e individualistas que muchas otras, también más pasionales, por eso, si alguien tiene para enfadarse y hacer una revolución de esto somos nosotros, aunque también tengamos cosas malas tenemos que dar lo mejor de nosotros para que el sistema no continúe como lo conocíamos, causando plagas, desigualdad, explotación, contaminación y todos los males que nos aquejan en la actualidad. Esto es una crisistunidad. Y si los políticos no quieren verlo yo.. no les quiero a ellos más que para vigilarles y acabar con ellos espero que con la ayuda de más personas en cuarentena. Y espero que os apuntéis, que salve la economía su madre o que lo hagan con la hucha de todos. Adiós a lo políticamente correcto que desacredita a tanta gente para hablar, necesitamos que los españoles realicen un gran trabajo periodístico de investigación como lo empezaron a hacer los chinos con su tiempo en cuarentena, porque todos somos comunistas capitalistas, todos somos un popurrí de sanidades públicas y privadas; es más lo que nos une que lo que nos diferencia; despertemos y actuemos, no nos quedemos en casa con miedo a usar la cabeza, quedémonos en casa pero sin miedo a pensar. Ellos quieren que sigamos igual; Que sigamos en Neflix en lugar de investigar todo lo que está pasando en la gran caverna de platón y de coronacircus que nos están montando.

Gracias también a la radio la cafetera y carne cruda por ser como son, y a tantos más profesionales y personas corrientes que no conozco todavía ni conoceré porque solo soy una persona, por tratar de hacer un periodismo libre que nos deje ver las sombras de la caverna.

Que todo el mundo se ponga a escribir y a leer, y a dejar de pensar que no se puede hacer nada, o que está todo perdido, eso es lo que quieren que pienses. Los directivos de la OMS tienen muchas acciones en las farmacéuticas, ya se habla de la vacuna millonaria, están compitiendo en lugar de colaborar por acabar con esta situación. Justo como pasó con las nuevas medicinas para la Fibrosis Quística que previenen la enfermedad, pero como esta enfermedad no nos afectaba a todos, lo hicieron y no paso nada. La extorsión económica es la nueva arma de guerra que utilizan los países, y nuestros enemigos quieren acabar con nuestro sistema de salud (USA principalmente) pero recordemos que estos gobernantes también acaban con cualquier sistema de salud posible en su país y que son un enemigo también para su pueblo. Los enemigos no somos los vecinos, están ahí arriba, todos los tenemos encima. Y es hora de acabar con ellos.

Por último, el significado de la palabra epidemia ha cambiado a lo largo de la historia con fines puramente económicos, al igual que muchas palabras, al igual que Trump cuando habla del virus chino, son todo manipulaciones para llevarnos por donde quieren que vayamos. Sólo nos queda investigar la verdad porque son muchas las fuerzas que nos quieren manipular, nos podemos equivocar, sí, pero quien no se equivoca no aprende; recuerda que juegan con el miedo y lo políticamente correcto para que no hagas ni digas nada.

Y, por último, último, una frase estrella de Charles Darwin muy adecuada para los tiempos que vivimos:

«Si la miseria del pobre es causada, no por las leyes de la naturaleza, sino por las instituciones, grande es nuestro pecado».

Atentamente,

Elena Brasa Fdez.,

Para servir a la salud internacional, animo a todos los que puedan a que hagan periodismo libre nacional e internacional, porque mucha información es mejor que poca, que no os líen.

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More