Linchamiento público de Guillermo Toledo

¡Qué ganas le tenían! Los sabuesos esperaban desesperadamente ansiosos, atados a las puertas de los despachos del jefe, suturando babas y derramandola sobre la alfombrilla, a que este les diera la orden de atacar y les soltara las cuerdas. Y llegó la hora, el momento de vengarse de Willy Toledo. Si creía el bueno de Guillermo que iban a olvidar o perdonar su honesta participación en el apoyo a la huelga de hambre de Aminatu, que sepa que no es así, que sepa que está fichado y que sepa que a la menor frase pronunciada, frase que ellos puedan tergiversar o manipular, sobre todo sacandola de contexto, irán a por él.

Willy Toledo está siendo linchado públicamente por todo el conglomerado de legiones que forman Falsimedia. Quieren su cabeza, para colgarla en cualquier esquina de sus amarillísimos diarios o sus pestilentes antenas. Esto es Fascismo Mediático. Todos contra él. ¡Hay que darle patadas hasta en el cielo de la boca! Esta determinación de ensañamiento, reune todas las carácterísticas de la brutalidad fascista en el campo mediático: tomo nota y te la guardo, cuando encuentro la oportunidad te tiendo una trampa en la que caeras sí o sí, porque si no contestas es peor y cuando abres la boca, (¡Zas!) extraigo las palabras que me interesan, las coloco como más daño hagan y corro a avisar a mis semejantes, para entre todos, emprenderla a patadas contra él. Vaya, parece que estuviese reescribiendo el guión de la Naranja Mecánica, pero en versión basura, que es lo de lo que vive Falsimedia. Para no faltar no falta, ni esa asquerosa ración innata de cobardía con la que comulgan todos estos alumnos avanzados de Joseph Goebbels. Se meten con Willy y de forma que no se pueda defender de ninguna de las maneras, porque él no pertenece al mundo de la información, la desinformación, la polítca, la farandula o la intelectualidad, él es un artista, un cómico, de los buenos, de los sanos y de los que dignifican dia a día este oficio. ¿Porqué no atacan a “colegas” de la taya de Carlos Taibo, Pascual Serrano, Belén Gopegui, Carlos Tena, Santiago Alba Rico, Manuel Fernández Trillo, Fernández Liria…, cuando dicen lo mismo que Willy, pero con más fundamento, porque están en su oficio? ¿Porque a estos señores y señoras, que entienden de estas cosas, no le acercán nunca los micrófonos y las pocas veces en las que osan tal aventura, lo hacen oliendo a mierda?

La verdad, no voy a decir que no me lo esperase, porque cuando hay ratas en la casa, se que tarde o temprano roen el cable, pero la dimensión y el salvajismo que están utlizando para desviar la atención del verdadero problema general que es el desempleo, me conmueve, me preocupa y me acuerdo de aquel poema de Martín Nimueller o Bertold Brecht, que terminaba diciendo: mañana vienen a por mi.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS