Lecciones de Constitución Borbónica por Vázquez de Sola

Lecciones de Constitución Borbónica por Vázquez de Sola

Malali Labrac

12 de Enero de 2004


 

Se equivocó al votar favorablemente la Constitución de 1978 cómo se equivocaron tantas personas que creyeron que aquel texto les alejaba de los 40 años del Generalísimo y les acercaba a una sociedad plenamente democrática, donde todos tuvieran los mismos derechos y deberes y donde hubiera más igualdad social.

Se equivocó al aceptar aquella Carta Magna cómo la losa más pesada que cubriera las cuatro decadas ominosas del fascismo español y que permitiera a los ciudadanos caminar sobre ella sintiendo que aquello no se repetiría y que les esperaba un futuro mejor, más libre,más justo, más igualitario.

Se equivocó al creer que el Borbón rompía con las ataduras del Regimén del Caudillo y no se dió cuenta de que era el Rey del Movimiento Nacional, el heredero de Franco y de que la recién nacida «constitucioncilla», cómo él la llama ahora, iba a ser la base de una farsa democrática, deficitaria en derechos y libertades y rebosante de privilegios, desigualdades y de poder para las castas fascistas que seguiría ocupando una parcela importante de la estructura del poder.

Andrés Vázquez de Sola, pintor, escritor y humorista gráfico andaluz, llega a estas conclusiones en su magnífico libro «Letras Bastardillas.¡Mamá Constitución cumple 25 años!», editado por la Fundación de Investigaciones Marxistas. Combinando el humor gráfico con unos textos excelentes, Vázquez de Sola, vinculado durante años al Partido Comunista de España y actualmente presidente de honor de las Juventudes Comunistas, disecciona la Constitución Borbónica y la vida española durante estos segundos 25 años de paz ,cómo él los llama, recordando la traición de Santiago Carrillo y de parte de la dirigencia del PCE a su propia militancia, los gobiernos pesoístas marcados por la derechización, la corrupción , el terrorismo de Estado, muy especialmente la entrada de España en la OTAN , y el gobierno aznarista marcado por la guerra de Irak, el petrolero Prestige , la creciente fascistización del PP y la criminalización del nacionalismo vasco.

La entrada del Estado Español en la Alianza Atlántica ocupa una parte importante en el libro de Vázquez de Sola. El pintor y caricaturista manifiesta una profunda indignación por el hecho mismo de la existencia en territorio español de las bases militares estadounidenses de Rota, Morón y Torrejón de Ardoz, considerando que estamos ocupados por las fuerzas militares de una potencia extranjera, que casualmente es el Imperio USA que oprime y somete a los pueblos del mundo con su enorme poderío militar, ecónomico y político. Esta ocupación encubierta es aceptada sin problemas por los patriotas españolistas del PP y del PSOE, más ocupados en reprimir a los nacionalismos periféricos. Precisamente por unas viñetas en las que atacaba duramente a la OTAN , al Gobieno neoliberal de Felipe González y a los que votaron sí en aquel famoso referendúm, calificando a la primera como una organización terrorista anti-nacional , al segundo cómo un gobierno traidor y vendepatrias al imperialism o yanqui y a los últimos cómo cabrones e hijos de puta, con razón, fue acusado por el fiscal de Málaga de terrorismo, rebelión a mano armada, sedición y blasfemia, salvándose por los pelos de pasarse seis años y un día en la cárcel. Manuel Vázquez Montalbán le dedicó un artículo en 1988 con motivo de la publicación de su libro «Me cago en el Quinto Centenario», en el cual trató aquella injusta acusación.

El 28 de Febrero de 2003, en la celebración que organizó IU-LV-CA en la plaza de Las Pasiegas de Granada con motivo del día de Andalucía, Andrés Vázquez de Sola pronunció unas vibrantes palabras contra la invasión de Irak, que todavía no se había producido. En el libro trata con humor negro la absurda participación del Estado Español en la invasión y ocupación de una nación soberana y su humillante subordinación al Imperio USA, personificados en la persona de José María Aznar, aspirante a pistolero texano con ínfulas de caudillo fascista.

También se comprometió en la lucha de los trabajadores de Sintel, donándoles un cuadro pintado por él para que lo subastaran.

Por esto y por muchas cosas más recomiendo vivamente la lectura de este «panfletillo» , como el propio autor lo llama, que puede contribuir a acabar con esta España franquista y borbónica y a traernos la ansiada Tercera República. Malali Labrac

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS