Le ha faltado tiempo: Sánchez sale en defensa de la monarquía corrupta

A Sánchez le ha faltado tiempo para salir en defensa de la monarquía tras la escandalosa 'regularización fiscal' del borbón emérito.

A Sánchez, en nombre del gobierno y del PSOE, le ha faltado tiempo para salir en defensa de la monarquía tras la escandalosa ‘regularización fiscal’ del borbón emérito. No vaya a ser que con el campechano la monarquía pueda estar en peligro con la creencia generalizada aquella de que ‘los borbones son unos ladrones‘.  Y es que el PSOE, como el PCE de Carrillo en su momento, es el pilar fundamental del régimen constitucional que heredó de Franco la restauración monárquica y la continuación de la estructura fundamental de su aparato de estado (ejército, judicatura, policía), de los privilegios de la Iglesia y de la impunidad impuesta mediante ley de Punto Final (ley de Amnistía) que lleva cuarenta años garantizando el ‘atado y bien atado’ del viejo dictador. Sin el aval del PSOE, y de su consorte gubernamental de UP-Podemos, la monarquía tendría sin duda los días contados.

Así, sin cortarse un pelo, Sánchez ha salido rápidamente a la palestra afirmando que «la democracia está funcionando y la monarquía no está en peligro», asegurando que el Gobierno está dejando funcionar a la Agencia Tributaria «sin interferencias» en la regularización fiscal del rey emérito, apenas unas horas después de que el abogado del rey emérito haya comunicado que ha pagado una deuda tributaria de más de 678.000 incluidos los intereses y los recargos.

Pedro Sánchez también ha asegurado que la «democracia está funcionando» ante las revelaciones de las cuentas opacas de Juan Carlos I.  Para Sánchez, esa revelación es un síntoma de que las instituciones están haciendo su trabajo: desde la Fiscalía hasta la Justicia pasando por Hacienda y los medios de comunicación que están informando de lo acontecido. Incluso ha apelado a la presunción de inocencia del borbón ‘campechano’, a pesar de que haber regularizado los pagos que realizó a través de tarjetas de crédito opacas, junto a la Reina Sofía y algunos de sus nietos.

Para no dejar sombra de duda sobre su apoyo a la monarquía y el rey actual,  Sánchez ha señalado: «Lo que estamos haciendo es juzgar personas, no instituciones«. Así, ha pedido «no mezclar una cosa con otra» y «salvaguardar la Constitución«, que ha considerado que es «el mayor logro de la historia colectiva» de España. «Hay que respetar la monarquía parlamentaria y eso es lo que hace el Gobierno«.

 

 

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS