Las victimas, los victimarios y la estupendez

Publicidad

Por Iñaki Urdanibia

Vaya por delante que estas líneas son escritas con el espíritu del impenitente clásico que decía seguiré diciendo lo mismo mientras no cambiéis de postura, lo que traducido al caso presente viene a suponer alzar la bandera de los jóvenes, y no tan jóvenes( ya que según se cuenta quien ideó la consigna de joven no tenía ya ni un pelo), del 68 que reivindicaban ser realistas persiguiendo lo imposible, lo cual supone adoptar la condena de Sísifo de caer y volver a caer con la piedra ( algunos traducirán en este caso como “la pedrada”) pendiente abajo…así, hasta la derrota final ( resuena la primera elegía de Duino de Rainer Maria Rilke: « ¿ Quién, si yo gritase, me oiría desde los coros de los ángeles ? ). ¡ Qué la vamos a hacer!

En negociaciones llevadas en el más secreto de los secretos el PNV y el PSOE han llegado a un acuerdo-cepillado – impuesto por los segundos- sobre la Ley de las víctimas de la violencia estatal, aprobada en su momento por el parlamento vasco, con la excepción de los votos del PP y del inefable Maneiro. Pues bien, tal ley fue recurrida ante el TC por los anteriores gobernantes , los del PP; ahora, con el fin de salir de tal impasse y dando muestras del talante abierto y negociador de Pedro y sus muchachas y muchachos, aceptaron aceptar la tramitación de dicha ley siempre que se rebajasen algunos contenidos que para ellos – achuchados por los sindicatos policiales- eran inasumibles. Al final, tras algunos meses de cambalaches entre ambos partidos, sin contar para nada con el resto de fuerzas parlamentarias, van y presentan en el parlamento el acuerdo al que han llegado…¿ quién mejor que Jonan Fernandez para vender las excelencias del acuerdo? Hombre experimentado en negociaciones, en intercambios y demás ( ahí está su labor en lucha contra la autovía de Leizaran, su dirección de Elkarri, y sus meditaciones franciscanas y reconciliadoras allá por Arantzazu); él , que forma parte del gobierno de Iñigo Urkullu, en la dirección de la consejería de paz y convivencia, se presenta como portavoz de los partidos ( PNV-PSOE) ya que se juzga más conveniente que sean los partidos quienes presenten la propuesta y no el gobierno, y él es del gobierno…¿ no deberían haber sido los representantes de los partidos quienes presentasen el acuerdo de dichos partidos? No sé…tal vez la tarea se le encomendaba a quien tiene una capacidad semántica ad libitum, que hace que lo que hoy significa A, mañana sea Z, es decir una poder de estirar las palabras como los chicles hasta que coincidan con el estado que uno desea ( no cabe duda de que todos no gozamos de ese don). Así si cuando se sacó adelante la ley por mayoría parlamentaria el acuerdo fue estupendo, ¿ ahora, tras las rebajas, sigue siendo estupendo, macanudo, genial, el mejor de los posibles, chachi piruli…y quienes defienden que debería haberse defendido el acuerdo anterior sin rebajas, ahora son tachados de ir de estupendos por el señor Fernandez?…¡ vaya por dios! [ No sé si está de más, o de menos, señalar cómo la etimología de estupendo es la misma que la de estupidez, estulticia, estupefacción…pero dejémoslo ya que estas cuestiones no se arreglan, desde luego, con etimologías].

No hay más que leer la prensa -seguramente según cual- para ver que si antes la ley era estupenda hasta el punto de ser aceptada sin problemas por el parlamento vasco, ahora, tras los sustanciales retoques, será, cuando menos, un poco menos estupenda; ceñirse a los límites que se marcan desde Madrid, por medio de la sucursal vasca, eso sí que es genial, el no luchar por sacar adelante las ideas propias es una maravilla de coherencia, mientras que proponer que se debería defender lo aceptado con anterioridad es pura necedad, locura , y todo lo que se quiera…ya que al fin y a la postre lo que va a salir adelante es lo que va a salir adelante y no aceptarlo es colocarse – Jonan dixit – fuera de la realidad . Siguiendo esta lógica estamos aviados, no hay principios, ni coherencia, ni consistencia sino puro posibilismo que no hace sino mirar los números y no los contenidos del tema ( eso en mi pueblo, y supongo que en el de Fernandez, se llama mostrarse genuflexo ante el que más puede, el capador; y defenderlo es propio de mamporreros o chamarileros o yo qué sé). Todo excelente, admirable, maravilloso, espléndido, magnífico, genial, y…todos los sinónimos que, sin forzar la semántica, quepan [ Ejemplo palmario de este tipo de constantes en los políticos y colegas de la cuerda de Fernandez, por si hace falta poner más ejemplos de los ya habituales, asomaban al mismo tiempo que la noticia de la que hablo en la prensa: Andoni Ortuzar descalificando la postura del Govern en las protestas del 1-O, al tiempo que Josu Erkoreka se preguntaba, con destacada retórica, a ver si alguien imaginaría a algún miembro de Eusko Jaurlaritza, llamando a desobedecer como los miembros del Govern…¡ desde luego que no! Ellos siempre dispuestos a plegarse a la voluntad de quien detenta el poder ( político, económico…), que siempre caerán algunas migajas]. Mal asunto es tratar de sorber y soplar al tiempo.

El caso es que la inmejorable ley ha convertido en intocables a las fuerzas de seguridad del Estado: es decir, se reconoce víctimas de los abusos policiales, pero no hay policías culpables, se reconoce – calculo que con la boca pequeñita, y en privado- que el Estado se ha propasado en sus funciones, más allá del Derecho, pero el lugar de Estado queda vacío, no hay…victimarios, ya que se ha de salvaguardar su honor (!!!)…¡ honor han dicho!, su presunción de inocencia ( al no haber juicio no puede haber verdad, ya que según el lumbreras que ejerce de ministro del palo la única verdad existente es la la verdad judicial. Osease si no hay sentencia no hay nada…¡ olé!). Con tales premisas, difícil resulta aceptar que haya habido muertos, heridos, torturados…ya que no ha habido, ni habrá, sentencia pues no ha habido, ni habrá juicios…eso, en mi pueblo se llama asegurar la impunidad a los crímenes , abusos, malos tratos y torturas ( que sin forzar las cosas como hacía aquel inolvidable y fino teórico, del garrote, que respondía al nombre de Barrionuevo, puede aplicárseles el signo de igualdad).

Hoy, día 4, se da cuenta de un acto que tuvo lugar ayer en Tolosa, coincidiendo con los 35 años de la desaparición de Lasa y Zabala, en el que la hermana del segundo de los nombrados, Pili Zabala, narraba un par de significativas conversaciones: una, hace algún tiempo con quien fuese delegado del gobierno central en el momento en que el comando, clandestino y galoso, de guardias civiles secuestraron, torturaron y asesinaron a los dos jóvenes, en un local oficial – La Cumbre, residencia del gobernador civil – , pues bien en tal conversación don Ramón Jaúregui, al sentirse interpelado , « se puso nervioso, me dijo que me quería pedir perdón, que sabía que entonces tenía responsabilidades , pero que no había hecho nada en esto. Le planteé si no era hora de que el Estado pidiera perdón a Euskal Herria y me dijo que no es el momento que el Gobierno es débil»; la otra conversación, mantenida con el actual delegado del gobierno , el señor Jesús Loza, éste le dijo que : « la guerra sucia no fue algo de la Guardia Civil, sino una decisión del Gobierno» ( cierto que como la misma Zabala dijo aquí eso no es nada nuevo, lo sabe hasta dios bendito, pues es un secreto a voces, campaneado por X y por otros ejecutores del terrorismo de Estado, como el amoral Vera). Se ha de añadir a esto que habla por sí solo, y que debería de tener como inmediata consecuencia, la petición de perdón por parte del Estado…que en el acto se recordó cómo en el BOE de octubre de 1984, en una larga lista de condecorados de miembros de las FSE, muchos de ellos con pensión vitalicia, se hallaban algunos agentes implicados en la mentada guerra sucia…organizada por X o por y, aunque más bien por el primero.

Hay verdades que se dicen en privado pero que no se dicen en público, y como dice el primero de los delegados gubernamentales nombrados : no es tiempo. Aquí NUNCA es tiempo de admitir la responsabilidad del Estado ni en lo referido a los tiempos de Franco ni en los tiempos posteriores a su muerte…son cosas que pasaron, como los fenómenos naturales, accidentes…En fin, podían tomar ejemplo de la reciente declaración del presidente de la República gala, admitiendo la responsabilidad del Estado en las torturas y desapariciones ocurridas con motivo de la guerra de Argelia…Aquí no hay declaraciones, ni responsabilidades, ni culpables…todo es estupendo en el mejor de los mundos posibles, por eso Dios en su sabiduría y bondad colocó al país llamado España en el centro del mapa del mundo mundial…como ejemplo de rectitud, justicia y todo lo demás…

Y así, oye.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More