Las vecinas de Lavapiés responden a la emergencia social repartiendo alimentos en el Teatro del Barrio

Publicidad

La Plataforma La CuBa (Lavapiés, cuidando del barrio) distribuye alimentos desde el Teatro del Barrio. Más de 500 familias son ya usuarias de La CuBa y otras 150 están en espera. La iniciativa, basada en el trabajo de personas voluntarias y donaciones, surge ante la incapacidad de las instituciones para dar respuesta a la emergencia alimentaria desencadenada por el coronavirus.

La Plataforma La CuBa (Lavapiés, cuidando del barrio) somos todos. Está compuesta por vecinos y vecinas, que se han apoyado en organizaciones como Teatro del Barrio, el Club de Fútbol Dragones de Lavapiés, la Red de Cuidados Madrid Centro o un Micro para el Sáhara, con el afán de ayudar en este tiempo de emergencia. En España, tres millones de personas estaban en riesgo de exclusión social antes de la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia de COVID-19.

El obligado confinamiento y la hibernación de la actividad han hecho más profunda y másextensa la grieta de la vulnerabilidad. Ante esta situación, y la lenta y escasa respuesta de la Administración, los ciudadanos han reaccionado  espontáneamente para autoprotegerse, conformando un banco de alimentos ubicado en el Teatro del Barrio (calle Zurita, 20), que ya entrega productos de primera necesidad a más de 500 familias (cerca de 2.000 personas en total). Existen actualmente 983 peticiones de ayuda -unas 30 nuevas cada día de media-y en 400 de esos hogares hay menores.

La respuesta

La plataforma reúne a todos los colectivos y personas voluntarias que hacen posible que se ofrezcan ‘cubas’ (cestas) con alimentos, productos de higiene y de primera necesidad para unidades familiares que previamente solicitan ayuda y que son amadrinadas por una red organizada de 30 personas que hace seguimiento de la evolución de sus necesidades. Al día acceden 70 familias a ellas.También se reparten unas 30 comidas diarias a personas en situación de calle gracias al apoyo de otras asociaciones, como Plaza Solidaria, Sol y Barrio de Las Letras y la cocina del restaurante La Lorenza. El Banco de Alimentos del Barrio (BAB) provee a La CuBa de muchos de los productos pero también son otros vecinos quienes donan parte de sus compras en puntos establecidos en el Mercado de San Fernando, el de la Cebada o en otros pequeños comercios y supermercados del barrio. A partir de este 28 de abril se podrá colaborar económicamente a través de la web de la plataforma: www.plataformalacuba.org

Desde La CuBa se intenta priorizar la atención a familias con menores, personas con alguna enfermedad o mayores, pero aun así falta capacidad para atender a otras 150 familias de la zona de Lavapiés. 400 más si tenemos en cuenta las de otros barrios de la capital que se han puesto en contacto. También, y gracias a la colaboración con la Red de Cuidados Madrid Centro, se intenta dar respuesta a otro tipo de necesidades como asesoría legal y laboral o el acompañamiento de quienes lo necesitan.La plataforma nace con el objetivo de desaparecer lo antes posible, porque entendemos que significaría que la Administración ha dado una respuesta real al problema existente o que la gente ha dejado de pasar hambre en nuestros barrios. Al menos, La CuBa espera que próximamente las instituciones concedan un espacio público -como podría ser La Tabacalera-que reemplace al Teatro del Barrio para continuar esta labor,si no llegan antes las medidas necesarias que acaben con las situaciones de emergencia y vulnerabilidad de los vecinos. Además insta a todos los solicitantes de ayuda a ponerse en contacto con el 010 para que tengan constancia de su situación.

El origen

Esta semilla de organización vecinal la sembró Dragones de Lavapiés nada más comenzar el estado de alarma, cuando los responsables de este club de fútbol se dieron cuenta de que muchas de las 250 familias que participan en sus distintos equipos iban a tener problemas para acceder a un mínimo sustento. Lavapiés, pese al proceso de gentrificación que sufre, sigue siendo un barrio humilde, con casas pequeñas y personas con orígenes y situaciones muy diversas. El barrio está lleno de familias que han vivido la precariedad laboral durante los últimos años, cuando no directamente la falta de oportunidades viéndose abocadas a la economía sumergida. Pronto no solo hubo que atender a las familias del club y fue necesaria una redimensión de la iniciativa y de su sede física. Surge así La CuBa, el 22 de abril, fecha en la que las entregas, la gestión de los repartos y el almacenaje se trasladan al Teatro del Barrio.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More