Las Palmas de Gran Canaria: Indiferencia suicida con uno los índices de contagio por coronavirus más altos del Estado

La hospitalización por COVID-19 en el Hospital Dr. Negrín duplica la media estatal

  Después de pasar la primera fase de la pandemia del coronavirus con uno de los índices de contagios más bajos del Estado, Las Palmas de Gran Canaria se ha convertido, a lo largo de este verano, en una de las regiones con mayor tasa de incidencia del Covid-19.

   De acuerdo a los datos oficiales proporcionados por la consejería de sanidad el pasado 27 de agosto, la capital grancanaria triplica la tasa de contagio de Madrid centro.

  El virus ya afecta en la capital grancanaria a 348,49 personas por 100.000 habitantes, atendiendo al crecimiento de casos de los últimos 14 días. Pero  incidencia del virus en Las Palmas es aún mayor si se tiene en cuenta simplemente los casos activos -dado que algunos se han dado antes de 14 días-. En ese escenario, la incidencia en el municipio alcanza los 423,8 casos por cada 100.000 habitantes.

   No es mucho mejor la situación en Arrecife, Lanzarote, el segundo municipio con mayor tasa de contagios activos por habitante, donde hay 384,1 casos por cada 100.000 censados.

  En Tenerife la situación aún no ha afectado en la misma medida a sus ciudadanos, pues en Santa Cruz la incidencia es de 159,7 casos activos por cada 100.000 habitantes.

  Cabe recordar que el Centro Europeo para la Detección y Control de Enfermedades catalogó como riesgo muy alto que haya una incidencia de 120 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Una cifra muy inferior a la que ya sufren las principales capiales del Archipiélago.

    La capital grancanaria ha  septuplicado su número de casos activos en dos semanas, pasando de 246 el 13 de agosto a 1.610 ayer, y convirtiéndose en el principal foco epidémico de las Islas. De hecho, de los 2.792 casos activos que registró toda Canarias en el día de ayer -295 más que el pasado martes y un nuevo récord histórico-, el 57% se encontraba en el municipio de Las Palmas.

PRIVILEGIANDO UNA VEZ MÁS LA «ECONOMÍA» SOBRE LA VIDA

   Pese a la tremenda gravedad de estos datos, y lo que la experiencia indica que puede suceder a partir del comienzo del curso escolar, las autoridades autonómicas y locales no han puesto en marcha ningún plan sistemático para atajar el incremento exponencial de los contagios.

   Del mismo modo que con una desescalada en la que se primó los intereses de la industria turística por encima de la salud de la población, los responsables políticos estatales y canarios parecen decididos a mirar irresponsablemente hacia otro lado.

   En la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad celebrada en el pasado miércoles, el Ministerio estableció las cifras de incidencia a partir de las cuales aconseja a las comunidades tomar medidas como la de confinar a la población. Según la Consejería de Sanidad, el lugar afectado por un confinamiento debe tener una incidencia de 600 casos por 100.000 habitantes mantenida durante más de una semana.

   Y es que esta, finalmente, parece ser la única medida que se contempla, como paliativo final, ante la ausencia de una estrategia global, de control y testeo del virus y organización de la sociedad para enfrentar la expansión de la pandemia.

LA HOSPITALIZACIÓN POR COVID-19 ROZA YA EL 10% EN EL NEGRÍN DE GRAN CANARIA

   Mientras tanto, los profesionales sanitarios ya han comenzado a alertar sobre un incremento en la afluencia de los afectados por coronavirus que, de continuar crecindo de forma exponencial, podría llegar a desbordarlos.

   Así lo ha hecho, por ejemplo, la responsable del centro de salud de Guanarteme. Teniendo que trabajar con sólo con la mitad de su personal, la directora de este centro de salud ya ha tenido que hacer un llamamiento a  los vecinos de este barrio de Las Palmas para pedirles que eviten acudir a consulta con su médico de familia si no es estrictamente necesario y que esperen a que la evolución de la epidemia de COVID-19 mejore para resolver todas aquellas situaciones “que pueden demorarse sin problema”.

   Por otro lado, el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, centro de referencia para los ciudadanos del norte de Gran Canaria,  suma ya 75 personas ingresadas en las zonas reservadas para pacientes con coronavirus. Una cifra que supone casi el 10% de la capacidad de la que dispone en la actualidad el complejo, que cuenta con 760 camas. La ocupación por COVID-19 en el centro de referencia para los ciudadanos de la zona norte de Gran Canaria duplica la media nacional, que está en el 5%, según los últimos datos difundidos por el Ministerio de Sanidad, y se acerca a la que registran los hospitales de las comunidades de Madrid y Aragón, los que soportan la mayor presión asistencial de todo el territorio nacional con una ocupación media del 13%, por delante de Euskadi (10%).

Fuente: Canarias Semanal

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS