Las fuerzas anticapitalistas tienen un mes para organizar las movilizaciones por la visita de Obama

Publicidad

La propaganda «progre» no ha podido ocultar que Obama es el Presidente de EE.UU. Esto es, del país más poderoso del capitalismo, capaz de intervenir y provocar cientos de conflictos, de bombardear y asesinar, de nviar «expertos» y misiles donde necesite materia prima y poner en marcha su poderosa estructura militar. Por si fuera poco, en su propio país las colas de comedores para gente pobre se han multiplicado y la salud ha seguido siendo un privilegio de ricos. Ni porque sea negro, ni «demócrata», ni sonría más que sus predecesores va a poder esconder que representa los intereses de los más poderosos y sanguinarios del planeta. Es un enemigo de los pueblos como se le ha recordado en las calles de Argentina en su reciente visita a su amigo el ultraderechista Mauricio Macri.

En el Estado Español hay dos bases: Rota y Morón, que constituyen un peligro absoluto. El escudo antimisiles que pactó con Zapatero aumentó esa amenaza. Las organizaciones populares del Estado español tendrán seguramente, así como las de cada país que ha visitado, mucho para decirle. Mr. Obama llega el 9 de julio, queda un mes para organizar su bienvenida.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More