Las familiares de las condenadas por la acción Aturem el Parlament llevan hasta Madrid el apoyo recibido

Publicidad

 Las familiares creen que se trata de un «juicio político» y explican que «no entienden la condena del Tribunal Supremo»

El sábado será un día importante para las familiares de las ocho personas condenadas por los hechos de Aturem el Parlament. Casi cinco años y medio después de la acción celebrada a las puertas del parque de la Ciutadella de Barcelona en el marco del movimiento 15-M, una delegación de la Asamblea de Familiares por la Libertad de las personas encausadas del Parlamento se desplaza a Madrid para llevar a la sede del Ministerio de Justicia todos los soportes recogidos durante este largo periodo de espera. El acto de entrega tendrá lugar a las doce del mediodía y contará con el apoyo de la Coordinadora 25-S.

La Mesa del Parlamento, la Generalitat y Manos Limpias recorrieron la absolución, extremo que propició la anulación de la primera sentencia y la emisión de una nueva que condena a ocho personas en hasta tres años de prisión

Tras ser absueltas en primera instancia por la Audiencia Nacional española, que hizo prevalecer el derecho a la protesta frente a las acusaciones, ocho de las veinte y una personas procesadas en esta causa fueron posteriormente condenadas por el Tribunal Supremo en marzo de 2015. Esto fue posible gracias a la decisión de la mesa del Parlamento de Cataluña, el Gobierno de la Generalidad y Manos Limpias de recurrir la absolución, extremo que propició la anulación de la primera sentencia y la emisión de una nueva que condena parte de las acusadas fines tres años de prisión por un delito contra las instituciones del Estado. Hace tres años, el entonces presidente Mas manifestó que deseaba «un castigo ejemplar».

La resolución de este proceso se encuentra actualmente a la espera de la aceptación o no por parte del nuevo consejo de ministros del gobierno de Mariano Rajoy del indulto parcial solicitado por los jóvenes. Sin embargo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) aceptó a trámite el pasado mes de octubre el recurso de revisión de condena presentado en Estrasburgo e investiga en estos momentos si la justicia española ha vulnerado el derecho fundamental de los condenados a recibir un juicio justo.

Las familiares aseguran que «hace años que sufrimos un peso económico y emocional insostenible» / Victor Serri

Sin embargo, las familias de las personas condenadas han decidido no esperar de brazos cruzados el desenlace de su pesadilla y dan un paso más para lograr su libertad. Aseguran que «hace años que sufrimos un peso económico y emocional insostenible» y afirman que las ocho condenadas lo están por «haber defendido los derechos de todas nosotros con las manos levantadas». Por este motivo creen que se trata de un «juicio político» y explican que «no entienden la condena del Tribunal Supremo». Hay que recordar que uno de los magistrados ponentes de la sentencia emitió un voto particular reconociendo que las acciones de las personas condenadas aquel 15 de junio de 2011 no eran constitutivas de delito.


Junto con las cajas que contienen las 5.677 firmas personales y de entidades recogidas en los últimos meses en todo el territorio, las familiares llevarán hasta la sede ministerial, ubicada en la calle de la Bolsa 8 de la capital del Estado, las mociones aprobadas en varios consistorios como los de Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Manresa, Sabadell, Gavà, Santa Coloma y Girona, entre otros. Las firmas y las mociones se suman al acuerdo de la Mesa del Parlamento el pasado 13 de octubre a la hora de pedir que las ocho jóvenes no ingresen en prisión.

https://directa.cat/actualitat/familiars-de-condemnades-laccio-aturem-parlament-porten-fins-madrid-suport-rebut

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More