Las empresas pagan 21.000 millones menos en impuestos que en 2007, pese al alza del 23% de sus beneficios

Publicidad

Las exenciones y deducciones fiscales reducen drásticamente la recaudación del Impuesto a Sociedades, el único de los grandes tributos que no ha recuperado el volumen de ingresos anterior a la crisis de 2008, según un informe de Gestha.

El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) dijo el miércoles que las empresas pagaron un 47% menos en impuestos en 2019, o 21.000 millones de euros millones menos que en 2007, pese a una recuperación del 23,3% de los beneficios empresariales, e instó al Gobierno a derogar el actual régimen de exenciones.

Por medio de una nota de prensa, los técnicos de Hacienda apuntan que la recaudación del Impuesto sobre Sociedades es el único impuesto que no ha recuperado la recaudación de 2007, un año antes del pinchazo de la burbuja inmobiliaria que desató una brutal crisis económica en España, señalando que la ley que regula este tributo ha permitido que las grandes empresas eludan el pago de 24.375 millones de euros en los últimos cuatro años.

Gestha considera que 5.397 grandes grupos serían los principales responsables por la caída recaudatoria al tener una carga real del impuesto por debajo de la mitad que la soportan las pequeñas y media empresas, «debido fundamentalmente a acaparar el 75% de los 466.990 millones de los dividendos y plusvalías que no tributan en Sociedades, cuyo volumen total está aumentando significativamente en los últimos años».

«A partir de 2015 el importe exento de dividendos y plusvalías se ha triplicado respecto del promedio de la década precedente, y en la declaración de 2018, última presentada, se ha disparado a más de 152.638 millones exentos, casi sextuplicando el promedio de la década», señalaron.

Los técnicos también apuntan que buena parte de los grupos multinacionales españoles obtienen sus dividendos y plusvalías a través de holdings subholdings situados en países con escasa tributación. Dichos grupos declararon unos beneficios netos mundiales de 91.849 millones, pagando a nivel mundial 14.260 millones devengados.

De esta forma, los técnicos instan al Gobierno «que derogue el régimen de exención y lo sustituya por la deducción, descontando el impuesto realmente pagado por las filiales en el exterior» y urgen al Gobierno un proyecto de ley contra el fraude fiscal tras considerar que a medio plazo se podrían recaudar 34.500 millones más cada año.

Fuente

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More