Publicado en: 27 octubre, 2015

Las eléctricas y el Gobierno apadrinan duros informes para demonizar aún más el autoconsumo

Por Baltasar Montaño

Boston y PwC se alinean con las tesis de las grandes compañías y del ministro Soria y dibujan unos escenarios “irreales” e imposibles de alcanzar con el RD aprobado, con el objetivo de amedrentar a la opinión pública sobre la nueva “burbuja” que, según ellos, elevará el recibo de la luz un 6% y tendrá unos […]

Boston y PwC se alinean con las tesis de las grandes compañías y del ministro Soria y dibujan unos escenarios “irreales” e imposibles de alcanzar con el RD aprobado, con el objetivo de amedrentar a la opinión pública sobre la nueva “burbuja” que, según ellos, elevará el recibo de la luz un 6% y tendrá unos costes para los bolsillos de los consumidores de hasta 1.800 millones de euros.

Primero ‘disparó’ el Consejo de Ministros, al aprobar un Real Decreto quehace casi inviable el autoconsumo en los hogares, y después remata lamaquinaria propagandística de dos consultoras, que en sendos informeshan manipulado los datos y los escenarios para demonizar esta nueva forma de autoproducir electricidad que ya triunfa en media Europa, EEUU, Japón, Canadá, Brasil o México.

Los gigantes internacionales Boston Consulting Group (BCG) y Price(PwC) han convertido el autoconsumo en el satanás del sistema eléctrico, y lo han hecho con el respaldo más o menos directo de las grandes eléctricas y del Ejecutivo de Rajoy, señalan varias fuentes del sector.

Han dibujado unos escenarios de penetración tan inalcanzables (tirando a lisérgicos) de la autoproducción de electricidad desde hogares, pymes eindustrias que, según sus estimaciones, el recibo de la luz se dispararía hasta un 6% para los consumidores y el equilibrio del sistema eléctrico saltaría por los aires porque esta nueva forma de generar energía provocaría costes de entre 1.234 y 1.800 millones de euros.

Conclusiones éstas de máximos que son “irreales” no sólo porque la normativa aprobada por el Gobierno el 9 de octubre no lo permite sino también porque es imposible que el autoconsumo, en el mejor de los escenarios, llegue a los niveles de penetración que se plantean.

“Estos informes están realizados con la visión de intentar generar un impacto negativo en el consumidor de energía, con el fin de asustarlo con unos números desproporcionados muy alejados de un escenario posible. (..) Los informes mezclan de forma tendenciosa costes e ingresos que no son del sistema eléctrico (…), inflan los datos y manipulan de forma radical los escenarios de penetración del autoconsumo”, señala un contrainforme de la patronal fotovoltaica UNEF, que con datos comparativos trata de desmontar, una a una, las conclusiones de Boston y PwC.

Pero hay algunos directivos del sector renovable que van más allá y hablan de “burda, interesada y oportunista manipulación auspiciada por las grandes eléctricas y el propio gobierno, a los pocos días de la aprobación del Real Decreto, para que no queden dudas de que el enemigo del sector eléctrico es el autoconsumo, cortándolo de raíz por la vía administrativa y de cara a la opinión pública”, en palabras de uno de ellos.

El informe de Boston, la misma consultora que fue contratada, y después expulsada, por Industria para el diseño del hachazo renovable, reconoce que con el RD de Industria, el autoconsumo llegaría al 1% de penetración de la demanda eléctrica y costaría 64 millones de euros. Pero, por si acaso, se echa al monte y “se inventa un escenario de máximos con un índice de penetración del 10%, que tendría unos costes para el sistema de entre 860 y 1.800 millones de euros, que según ellos iría directo al recibo, que subiría entre el 3% y el 6%. ¿Quién se puede creer esto?”, señalan fuentes del sector renovable.

“Boston introduce en los costes del sistema por el autoconsumo elementos que no son propiamente de dicho sistema, como los costes variables del precio delpool [mercado mayorista] de la energía y losimpuestos, que en modo alguno forma parte del sistema porque se trata de costes e ingresos que repercuten a los productores”, pero no a los consumidores, alerta Unef.

PwC, por su parte, afirma que con el RD del ministroJosé Manuel Soria, el autoconsumo llegaría a 4.000 megavatios (MW), que tendrían un coste de 102 millones. Pero la consultora ‘pinta’ también un escenario radical, en el que los autoconsumidores cobrarían por la electricidad sobrante que vertieran al sistema, lo que “generaría una burbuja” que multiplicaría la potencia por casi diez veces, hasta llegar a los 39.000 MW, provocando así un agujero para el sistema de hasta 1.234 millones de euros. Esta cantidad, según la prestigiosa consultora, “pasaría a la factura eléctrica del resto de los consumidores”.

Según la argumentación de la patronal Unef, “es imposible en un país como el nuestro un desarrollo exponencial del autoconsumo con más de 11.000 MW instalados (según Boston) o directamente 39.000 MW, como plantea PwC. Se generan escenarios absurdos sin posibilidad de ser realizables al objeto de manipular a la opinión pública. Según nuestras estimaciones de penetración del autoconsumo, y al único objeto de subrayar la inconsistencia de las hipótesis planteadas por los informes, sólo en alcanzar los primeros 11.000 MW instalados se tardarían 30 años, si hablamos de 39.000 MW, prácticamente llegaríamos a los 90 años”.

Según los datos de Unef, “basados en un modelo en el cual el autoconsumo se reparte entre domésticos (10%), pymes (60%) e industriales (30%), el impacto [en los costes] cuando se alcance el 1% de la demanda energética será inferior a 60 millones de euros“.

Sea como fuere, el RD aprobado por el Gobierno establece tantos costes (cargos, impuesto al sol o peaje de respaldo) y multas (hasta 60 millones de euros) para el autoproductor de energía que su desarrollo es completamente inviable en los hogares y de difícil rentabilidad en empresas e industria.

http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/70350-las-electricas-y-el-gobierno-apadrinan-duros-informes-para-demonizar-aun-mas-el-autoconsumo

-->
COLABORA CON KAOS