Las dos maneras de hacer política de IU

Alberto Garzón estudioso de la hacienda pública, el fluir de bienes, mercancías y &nbsp su relación con la sociedad y las clases sociales, que va para Paul Sweezy de la economía de la Hispania moderna, gano su escaño de diputado en las plazas del 15-M de Málaga, secundado por sus dotes de buen orador del movimiento ATTAC y en cooperación de Izquierda Unida de su provincia, mantenida de cuadros sindicales a pie de tajo y comunistas consistentes de la rama de Cayetano Bolívar. Un diputado que parece salido del&nbsp vecinal barrio de Lavapiés &nbsp y que se presenta en la carrera de San Jerónimo en el Metro proletario de Madrid. No es un funcionario de la política y le va pronunciarse en las redes alternativas y anticapitalistas de internet. Es la IU decente y rebelde.

En el otro extremo de la coalición de la izquierda transformadora, Caridad García Álvarez, que tomo el asiento en el congreso de los diputados, desde el silencio del aparato de la mayoría AngelPerezista de IU de la Comunidad de Madrid, de 65 años, sin pasado sindicalista, ni dirigente de Asociación de vecinos, algo habitual para un militante antifranquista de últimos de los setenta o principios de los ochenta. Pero Caridad García estaba afiliada en esa época al PSOE de Alcobendas, de la que dio el paso a la débil IU de 1987, de la que se separo el PTE-UC de Santiago Carrillo, un todo en la zona norte de Madrid y más numeroso en militantes. En esas elecciones municipales Caridad García ya aspiro a conseguir un acta de concejal, que no fue y si consiguió en 1991 con una &nbsp IU en despegue en apoyos sociales promovida entre otros factores por el carisma de su portavoz Julio Anguita. En 1995, Caridad García número dos de IU-Alcobendas en el consistorio, paso a pertenecer al parlamento autonómico hasta el año &nbsp 2011, que volvió a su localidad para presentarse de numero tres &nbsp a las municipales por esta formación de izquierdas a las elecciones municipales. No consiguiendo obtener sillón en el pleno del ayuntamiento. Desde el mes de Junio trabajo de asesora del grupo parlamentario de Gregorio Gordo en Madrid. Hoy vuelve a ocupar un cargo público esta vez estatal, veinte años en las instituciones.

Alberto Garzón y Caridad García Álvarez, dos maneras diferentes de representar a los votantes de Izquierda Unida.&nbsp

Eduardo Andradas

Sindicalista, poeta y miembro de Izquierda Social de Alcobendas y Sanse.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS