Las claves de la sentencia del Supremo que consagra la permanencia de Franco en su mausoleo

Publicidad

El dictador Francisco Franco Bahamonde continuará en el mausoleo que él mismo mandó a construir para permanecer en ese lugar hasta «el fin de los tiempos».Al menos eso es lo que ha decidido el Tribunal Supremo español en una sentencia cuyas claves trata de dilucidar en este articulo nuestro colaborador Aday Quesada.

      El dictador Francisco Franco Bahamonde continuará en el mausoleo que él mismo mandó a construir para permanecer en ese lugar hasta «el fin de los tiempos». Al menos eso es lo que ha decidido el Tribunal Supremo español, en relación con una petición formulada por un grupo de juristas, entre los que se encontraba el polémico ex juez Garzón.

      La decisión del Tribunal Supremo no sólo afectará al dictador desaparecido, sino también a José Antonio Primo de Rivera, el ideólogo y fundador del partido fascista español “Falange”.

       Todavía no se conocen las razones esgrimidas por la máxima institución judicial española para dictar esa sentencia. Pero en realidad ello importa poco. La trayectoria profesional y judicial de los magistrados integrantes del Tribunal Supremo español se remonta a la época de la dictadura, y por sí misma explica la orientación del contenido de la sentencia.

        Durante el franquismo, los jueces eran pasados por un escrupuloso filtro, mediante el cual se trataba de evitar  que en el aparato judicial de la dictadura se filtraran elementos ajenos o contrarios al mismo. Ello fue creando una auténtica casta de elementos afines a los sectores delultraconservadurismo derechista que, incluso, se nutría genealógicamente de las familias afines a la magistratura. Como sucedía en otras profesiones,  el gremialismo judicial suministraba  a través de sus vástagos,  los puestos  más altos en la jerarquía judicial. Bastaría con consultar los listados de apellidos en esas instituciones para constatarlo.

       Por ello,  la sentencia del Supremo impacta tan solo a los ingenuos y a los desconocerdores de la mecánica del sistema. Nos encontramos en un momento en el que el régimen monárquico heredero de la dictadura y sus instituciones parecen haberse recobrado  después de sonados escándalos e importantes fracturas. El hecho de que la sociedad no se encontrara organizada durante esos momentos críticos y de que no existieran partidos que realmente desearan provocar una ruptura política con el pasado fue suficiente para que el llamado«Régimen del 78» pudiera superar la difícil coyuntura por la que atravesaba entre los años 2010-2015. El sistema tuvo tiempo para construir sus propias fórmulas paliativas para que las esperanzas populares se centraran nuevamente en el posibilismo institucional. Supuestas «alternativas» a lo existente, creadas desde los aparatos mediáticos del sistema, comenzaron a reemplazar a los viejos y desgastados partidos  políticos, participes en la construcción del Estado postfranquista, que habían perdido ya toda credibilidad popular.

       Y es que junto con las Fuerzas Armadas y los aparatos policiales, laJudicatura también permaneció intacta en el curso de la llamada «transición». La verdad es que, tal y como se realizó aquella operación política, no podía haber sucedido de otra forma. Estos poderes constituían, nada menos, que los pilares que habían servido de sostén a la dictadura y continuaban siendo  imprescindibles para que el pronóstico del dictador de que todo «permanecería atado y bien atado» pudiera cumplirse.

ACUDIRÁN AL TRIBUNAL DE DERECHOS HUMANOS DE ESTRASBURGO

     El grupo de juristas que presentó la reclamación ha  adelantado que presentará  un recurso de amparo y demanda ante el Tribunal Constitucional de Estrasburgo de Derechos Humanos.

   “España no puede seguir ignorando a las más de 114.000 víctimas del franquismo y seguir financiando un monumento que ejemplifica la revictimizacion constante de aquéllas”- puntualizaron.

      Por su parte, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica  expresó “que el hecho de que el Estado obligue a las víctimas de la dictadura a sostener con sus impuestos la tumba del dictador es una forma de maltrato, algo que jamás se consentiría con respecto a víctimas de otros delitos graves como el terrorismo”.

       La intocable e intocada permanencia del gigantesco mausoleo que Franco se dedicó a sí mismo, y construyó con el trabajo esclavo de centenares de presos políticos de entonces, es una auténtica ignominia que sólo se explica por la complicidad de los gobiernos de las últimas cuatro décadas y el silencio que la izquierda ha mantenido durante los últimos 40 años.

    “Resulta   tan monstruoso como si en Roma o en Berlín permanecieran incólumes monumentos dedicados a Hitler o a Mussolini”- expresó un comunista,  miembro de la resistencia antifranquista, este martes cuando conoció  la  sentencia del Tribunal Supremo a través de los medios de comunicación.

http://canarias-semanal.org/not/19919/las-claves-de-la-sentencia-del-supremo-que-consagra-la-permanencia-de-franco-en-su-mausoleo/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More