Las clases trabajadoras pierden más un 11% de poder adquisitivo en la crisis por la caída de salarios y la subida del IPC

Publicidad

Los trabajadores han perdido más de un 11% de poder de compra durante la crisis, por el doble efecto de una caída de sus salarios y, a la vez, la subida de la inflación.

Así se desprende de la nueva encuesta de Índice de Precios de Trabajo (IPT) del Instituto Nacional de Estadística, que muestra que el salario por hora se redujo un 0,7% entre 2008 y 2014, coincidiendo con los años de crisis económica. En ese periodo, el Índice de Precios de Consumo (IPC) creció un 10,7% (ó un 8,7% en promedio anual).

La estadística refleja que los precios del trabajo, medidos en salario por hora, estaban en 2014 por debajo del año base de la estadística, 2008. Esto significa que el nivel salarial actual es inferior al existente en el año que arrancó la crisis.

Entre 2009 y 2014 se registraron descensos anuales del salario por hora en 2011 (-1,5%), 2012 (-1,6%) y 2013 (-0,3%) y aumentos en 2009 (+1,5%), 2010 (+0,5%) y 2014 (+0,8%). El indicador constata que por primera vez desde 2010 el salario por hora creció en 2014. Lo hizo un 0,8%, pero no lo suficiente para compensar las caídas registradas en los tres años anteriores.

El Índice de Precios del Trabajo (IPT), publicado este viernes por primera vez, mide la variación del coste salarial que pagan los empleadores por el conjunto de empleos existentes, pero sin estar afectado por los cambios en la cantidad y la calidad de los puestos de trabajo. De esta forma, se descuenta el efecto composición del empleo, causado por los cambios en el número de horas trabajadas, el tipo de contrato, características de los trabajadores, su antigüedad y su promoción profesional.

Si se ponen estos datos en relación al PIB se observa que en los años en los que la economía española creció también subieron los salarios y cuando se contrajo, los sueldos bajaron, con una única excepción: 2009. En aquel ejercicio, el PIB retrocedió un 3,6% y el salario por hora avanzó un 1,5%.

Los datos del IPT muestran que el salario por hora creció en 2014 en mayor medida en la hostelería y las industrias extractivas, entre los trabajadores con contrato temporal y de menor antigüedad, en los centros de trabajo de 50 a 199 empleados, en las mujeres, en los menores de 25 años, y entre los extranjeros.

CCOO ha señalado que el nuevo indicador confirma que la devaluación salarial durante los años en los que se destruyó empleo «fue más dura» que la mostrada por la evolución del salario medio.

La razón es que este nuevo indicador mide la variación pura del sueldo en nómina, descontando los efectos que sobre el salario medio provocan los cambios en la composición del empleo, asegura el sindicato. «Es como un IPC pero de puestos de trabajo. Mientras que el IPC mantiene fija una cesta de artículos de la compra entre los períodos que compara, el Índice de Precios del Trabajo (IPT) hace lo mismo pero con una cesta fija de los mismos puestos de trabajo, lo que permite estimar cómo evoluciona el salario que se paga por el mismo trabajo», señala.

Según CCOO, en 2008 y 2009 el despido masivo de trabajadores temporales hizo subir las medias salariales, pues el sueldo de los indefinidos es más elevado. En 2010 este fenómeno remite y la brecha entre el salario medio y el salario por hora recogido por el IPT se estrecha.

Agencias

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More