Las calles de Bilbao portan nombre de varón

La calle María Muñoz del Casco Viejo es la primera del Botxo con nombre de mujer. Doña María Josefa Patricida de Muñoz y Jarabeitia (1777-1840) fue una dama bilbaina, que casó con D. Pedro Etienne, de origen francés, con el que vivió en París. Allí enviudó María y dejó todos sus bienes para la santa Casa de Misericordia y el santo Hospital Civil de Bilbao, resumirá Manuel Basas en su libro “Calles de Bilbao. Diccionario abreviado”. En Indautxu tenemos la larga calle María Díaz de Haro, que une la Gran Vía con la calle Autonomía. María Díaz de Haro, como se sabe, es la cofundadora de la Villa de Bilbao, quien más tarde fundaría las villas de Portugalete (1322), Lekeitio (1325) y o­ndárroa (1327).

De las 882 vías, que el 1 de enero de 2006 ordenaban Bilbao, sólo 31 portaban nombre de mujer. ¿Y qué mujeres? Hasta ahora la mitad de esas 31 calles portan nombres femeninos de vírgenes y religiosas. El Ayuntamiento, consciente del desaguisado, aprobó en junio del 2005 “la voluntad de incluir de manera prioritaria nombres de mujeres en el callejero de la Villa y así subsanar, en la medida de lo posible, la enorme desigualdad que se da al reconocimiento social, oficial y público de aquellas mujeres, que por su trayectoria personal, laboral y social contribuyeron al desarrollo de nuestro municipio y, por tanto, son merecedoras de un recuerdo destacado en nuestra memoria colectiva”.

Tarea harto difícil. Para poner nombre de mujer se necesitan calles y en un futuro cercano son pocas las nuevas previstas en la Villa. Hubiera sido más fácil, más decoroso y más justo sustituir parte de las existentes por nombres de féminas si, en verdad, hubiera sido una idea sentida. Pero hay que constatar a renglón seguido que la voluntad del Ayuntamiento es flaca, y ya en la primera oportunidad se ha manifestado la decisión del Ayuntamiento como demagogia y flor de un día. La reciente vía inaugurada, que une la plaza Euskadi con la pasarela Pedro Arrupe de la universidad de Deusto, lleva una vez más nombre de señor: se denomina Ramón Rubial.

También las calles de Bilbao huelen a macho

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS