Las autoridades italianas interceptan durante la madrugada a 81 inmigrantes en las proximidades de la isla de Lampedusa

Por otra parte, la Guardia Costera italiana está tratando de localizar un barco con 300 inmigrantes a bordo que lleva cuatro días a la deriva en el canal de Sicilia.

Al parecer, los pasajeros lanzaron la voz de alarma en una llamada telefónica vía satélite a una periodista de origen eritreo que reside en Suecia, quien a su vez ha informado de los hechos a la agencia Habeshia, que se ocupa de inmigrantes y solicitantes de asilo y que dirige el sacerdote Mose’ Zerai.

Según los medios italianos, ha sido Zerai quien ha alertado a la Guardia Costera de la situación del barco y les ha dado el número de teléfono vía satélite.

De acuerdo con el ‘Corriere della Sera’, el barco se encontraría en aguas de competencia maltesa para su búsqueda y rescate. Los inmigrantes, que partieron también de Libia, han indicado que la embarcación está haciendo aguas y podría hundirse.

El año pasado, decenas de miles de refugiados e inmigrantes llegaron a la isla italiana de Lampedusa durante las revueltas de la Primavera Arabe, desatando una crisis que amenazó con desbordar al territorio.

La mayor parte de los inmigrantes se arriesgan a peligrosos viajes por el Mediterráneo en pequeñas embarcaciones pesqueras atestadas. Miles han muerto por naufragios, malas condiciones del mar o falta de comida y agua.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS