Lagarder:”Sin Techo”, un libro que pretende hacer visible la brutal desigualdad en España

Por Boro LH

Entrevistamos a Lagarder Danciú, activista sin techo que recientemente ha publicado su primer libro, “Sin techo”

Lagarder Danciu es un activista muy activo en las redes sociales y conocido por sus “escraches” a distintos políticos, a manifestaciones de extrema derecha…Lagarder se define a sí mismo cómo: “Activista sin techo en defensa de los DDHH, Educador y Aprendiz en la Universidad La Calle.Gay, rumano, gitano, ateo anarquista y okupa que viaja sin destino”.

Recientemente, el activista sin techo ha presentado su primer libro: “sin techo”, el cuál ya ha agotado la primera edición y va camino de la segunda. hablamos con él, sobre su trayectoria, sus procesos represivos abiertos,la acogida que está teniendo su libro…

Recientemente has presentado tu primer libro, ¿Qué podemos encontrar en “Sin techo”?

En primer lugar quiero daros las gracias por mostrar interés por el libro SIN TECHO ya que la mayoría de los medios de España han ignorado que una persona sin hogar ha escrito un libro al raso. En el libro nos encontramos historias trágicas de personas sin hogar que sufren en la calle hasta tal punto que llegan a morir en la calle por falta de derechos. Es un libro que pretende hacer visible la brutal desigualdad en España como el negocio de la pobreza que ha generado el capitalismo aparato generador de pobreza.

Escribir este libro supuso un gran sacrificio y nunca me imagine ser capaz de hacerlo y quizás la rabia que provocaba en mi la criminalización de la pobreza hizo posible la danza mágica de las palabras. En el libro se utiliza un lenguaje sentipensante en un intento de lograr cierta empatia del lector con la situación que sufren cada día miles de personas sin hogar como las personas migrantes que sufren racismo y discriminación. Se pone acento en la inteligencia emocional, lenguaje nonverbal que descubro en la calle y que veo muy necesario en un mundo cada vez más deshumanizado. En definitiva el libro SIN TECHO es un viaje de un gitano homosexual de Rumanía en busca de los sueños.

¿Qué acogida está teniendo el libro?

El libro que salió a principios del mes de octubre gracias a la editorial Descontrol de Barcelona ha tenido una muy buena acogida y lo más sorprendente ha sido la extraordinaria acogida que ha recibido el libro entre los jóvenes en Catalunya. En menos de dos meses hemos agotado la I Edición y quiero dar las gracias a los lectores por hacerlo posible, especialmente a los jóvenes de Barcelona, la ciudad donde más se ha vendido el libro. Hablamos de un libro que fue censurado e ignorado por los medios de comunicación. He cobrado la esperanza en la juventud y creo que todos nos debemos felicitar por el resultado. Es buena noticia cuando los jóvenes se interesan por historias reales de la calle y ojalá llegue en todas las universidades y escuelas públicas.

¿Cuáles son las principales reivindicaciones del colectivo de los sin techo?

Básicamente pedimos que los servicios sociales pasen a ser gestionados por las instituciones públicas y no por las empresas privadas como ocurre en la actualidad. Con la llegada de la llamada crisis muchos ayuntamientos gobernados por la casta PPSOE empezó la privatización de los servicios sociales y la calidad en la atención a las personas sin techo ha bajado considerablemente. Empresas de Florentino Pérez o Grupo 5 ( Samur Social ) llevan el monopolio llegando a gestionar millones de euros de fondos públicos para las personas sin techo. Las empresas no buscan erradicar el problema y cronificarla para que el negocio siga y me parece demencial que se pueda permitir el negocio con un colectivo tan vulnerable como las personas sin hogar. Otra reivindicación es el fin de los albergues carcelarios, estructuras masificadas que tratan de forma superficial las necesidades de las personas sin hogar que recurren a este tipo de recursos. Hay muchos casos de personas sin hogar que se han suicidado en los albergues, casos silenciados por la administración pública. Se apuesta por un nuevo planteamiento de la intervención social que tenga en consideración las necesidades de las personas así como su participación directa. Es curioso observar como en la Red de Empresas y ONGs las personas sin techo no participan y tampoco son contratadas.

Todo para los “Sin Techo” pero sin los “Sin Techo”, así se definen estas estructuras que se han convertido en máquinas de hacer dinero. La autogestión es la solución para erradicar el sinhogarismo, proyectos que lideren las mismas personas con el apoyo de los profesionales del sector social pero no interesa y más en el sistema capitalista que nos trata como números y no como personas que detrás tienen sus propias historias.

Recientemente has participado en protestas del colectivo sin techo en la Plaza Sant Jaume de Barcelona, ¿que nos puedes contar sobre esas movilizaciones?

Con la llegada del frío un grupo de activistas decidimos montar una acampada por los derechos en la puerta del ayuntamiento de Barcelona y nuestra sorpresa fue ver como cada noche de madrugada la alcaldesa Ada Colau enviaba a la Guardia Urbana para quitarnos de la plaza. Durante dos semanas en la plaza fuimos ninguneados por la policía e ignorados por los políticos. Personalmente no me creía que una alcaldesa que viene de los movimientos sociales nos tratase así y decido plantarle cara de forma pública para poner en evidencia su hipocresía. La policía llego a multar a un activista sin techo por desorden público y nos quito las tiendas de campaña que nos han donado las vecinas de la ciudad de Barcelona. No quieren que seamos visibles y cuando logramos organizarnos que no es nada fácil mandan a la policía para aplastar con violencia nuestras reivindicaciones. Ada Colau es una traidora, no siente empatia por las personas sin techo. En agosto de este año firmo un contrato con Florentino Pérez para gestionar los albergues para gente sin techo, lo mismo que hizo la casta PPSOE.

Te has entrevistado con muchos líderes políticos ¿Alguno de ellos ha tomado compromisos con el colectivo sin techo? ¿Los han cumplido?

Si me he reunido con muchos líderes políticos como Carmena, Ada Colau, Echenique … y todo lo que han prometido ha quedado en papel mojado.

Desprenden mucha torpeza, prepotencia y falta de empatía. Los políticos obedecen a ordenes del partido que calificó como estructuras de clientelismo donde se hacen favores unos a otros. Sus discursos son propaganda para acaparar el voto y en el caso de las personas sin hogar como no votamos no existimos para ellos.

Otros políticos no te han dejado más remedio que “escrachearlos”, con todo lo que ello conlleva ¿Cuáles han sido los momentos más relevantes en todos estos escraches?

El escrache a Rajoy y a sus ministros en Madrid ha sido el acto en el que más he disfrutado. Llamar “mafia” al partido más corrupto y al presidente del país me hizo sentir feliz. Otro escrache relevante fue a Pedro Sánchez en Extremadura y pude decirle a la cara a el y al presidente de la Comunidad de Extremadura, Guillermo Vara que son unos traidores de la clase trabajadora. No es nada fácil reventar actos a los líderes políticos, van con escolta y no permiten que el pueblo se acerque. Viven alejados de la realidad y por ello creo que hoy la única arma que nos ha quedado es reventarles sus discursos en público para así forzarlos a atender la calle.

Varias veces has sufrido agresiones fascistas, al protestar frente a manifestaciones de ultraderecha…

Cierto. Es preocupante que se permitan manifestaciones fascistas en nuestras calles y por ello he decidido plantarles cara. Este próximo 12 de diciembre por fin la justicia sentará a los fascistas que el 20 de noviembre de 2016 me agredieron por levantar una pancarta “Franco Asesino” en la conmemoración del dictador asesino de Franco. Este año he vuelto a plantar cara a la conmemoración de Franco y la policía me ha apartado y aplicado la ley mordaza. Los fascistas actúan con impunidad y la policía los apoya y se van creciendo. ¿Qué será lo siguente? 

Los casos de estas agresiones fueron inicialmente archivados…

La jueza del juzgado 54 de Madrid que llevaba la agresión fascista del 20N archivo el asunto en dos ocasiones ya que la policía había perdido mi denuncia. Insistí con el abogado hasta determinar a la justicia para que sentase en el banquillo de los acusados a los nazis que me pegaron con violencia. Hay que poner fin a la impunidad de los fascistas y espero que la justicia en este caso condene a estos fascistas.

El año pasado iniciaron un proceso de expulsión del estado español contra ti ¿En qué punto está este proceso?

El gobierno de Rajoy puso una orden de expulsión por “peligrosidad social” y el abogado ha presentado un recurso contencioso administrativo.

Estamos en proceso de juicio con el gobierno contra la orden de expulsión. Los contenciosos suelen ser trámites largos y de momento no hay ninguna novedad. Quizás esperan que tenga antecedentes por reventar actos para expulsarme. Ya tengo una condena que no es firme por impedir el desalojo del Campamento Dignidad de Sevilla y muchas multas que no he pagado por falta de recursos.


A nivel represivo, el estado español atraviesa uno de los peores momentos de su historia reciente…

Desde la Ley Mordaza que atenta contra el derecho a manifestarse hasta llegar a encarcelar a raperos por hacer música o gente por criticar a los políticos en las redes sociales. La izquierda mediática que se ha acomodado en las instituciones ha dejado de exigir la eliminación de la ley mordaza y la libertad de los presos políticos. Catalunya ha sido clave para hacer visible al aparato franquista y creo que fue un despertar para mucha gente. He vivido muy de cerca el proceso en Catalunya y me he quedado impresionado por la lucha contra el franquismo de los jóvenes. Ser joven y no ser antifascista es un error biológico decía un poeta de la calle. El régimen del 78 se tambalea y lo interesante es la capacidad del pueblo de organizarse para traer por fin la democracia en España. Si nosotros no participamos harán ellos la política por nosotros y seguiremos bajo la opresión franquista otros 40 años. Las instituciones franquistas no dan más de si y el pueblo quiere cambios de verdad, quiere decidir sobre si seguir manteniendo un rey y una reina en pleno siglo XXI. Los tiempos han cambiado y los franquistas se han quedado anclados en los años de Franco que asesinó miles de personas que a día de hoy siguen en las cunetas. El pueblo quiere justicia y poner fin a la impunidad franquista.

Muchas gracias, Lagarder.

-->
COLABORA CON KAOS