LAB llama a Organizar una respuesta Popular a los ataques fascistas

Estas últimas semanas numerosas personas y lugares están sufriendo ataques fascistas en Navarra. Los trabajadores y trabajadoras también son objetivo de estos ataques, como muestran las amenazas aparecidas en el coche oficial de un delegado sindical del Ayuntamiento de Orkoien. El sindicato LAB ha ofrecido una rueda de prensa hoy con la participación de los delegados sindicales del Ayuntamiento de Orkoien (de izquierda a derecha Julen Belaskoain, Jokin Zubieta y Karlos Aldaia) y el portavoz para Navarra Igor Arroyo.

Valoración realizada por Igor Arroyo:

El de Orkoien no es más que un eslabón de una larga cadena de ataques fascistas: sabotaje del monumento en homenaje de los defensores navarros en Amaiur, amenazas contra jóvenes independentistas, pintadas contra bares abertzales, destrucción de monumentos en recuerdo de las víctimas del 36, amenazas contra cargos electos… Al parecer, los "Democratas de toda la vida" se han vuelto a poner la camisa azul. Pero, en cuanto a Euskal Herria, ¿se la quitaron realmente alguna vez?

Como aquella Cruzada del 36, o los Guerrilleros de Cristo Rey de los 70, estos neofascistas persiguen a "rojos" y abertzales. Llevan meses en esa dinámica, gozando de total impunidad. La clase política de Navarra, que suele rasgarse las vestiduras ante acontecimientos de este tipo, permanece prácticamente muda. O lo que es peor, se posiciona dependiendo de la identidad de la víctima del ataque: si es de la izquierda abertzale, mira hacia otro lado. Nos parece una hipocresía tremenda denunciar el ataque contra el monumento de Ezkaba y obviar el sucedido a sus faldas, en el barrio de la Txantrea, contra la sociedad Zurgai. ¿Acaso consideran legítimo el segundo? ¿Existe quizás cierta connivencia entre Yolanda Barcina, aquella que se negó durante meses a cambiar los nombres franquistas de las calles de la Txantrea, y los autores de estos ataques?

A decir verdad, no nos extraña la hipocresía que muestra la clase política navarra; al fin y al cabo, esa misma clase política está inmersa en una Cruzada contra la izquierda independentista. Rubalcaba, Sanz y compañía han decretado "barra libre" contra la izquierda abertzale. Y algunos fascistas aprovechan esa "barra libre" para atacar no sólo a la izquierda abertzale sino también a símbolos relacionados con la izquierda y con las ideas abertzales. Paralelamente a las tropelías que ejecuta la policía "al amparo de la ley", los fascistas realizan las suyas a escondidas. No sabemos si los autores de unas y otras son los mismos, pero está claro que el origen sí es el mismo: el fascismo contra la disidencia que se está impulsando desde las estructuras del Estado español con el objetivo de cerrar las puertas al cambio social y político.

Y, como expresa el poema de Bertold Brecht, el fascismo comienza criminalizando a un colectivo determinado y termina aplastando a cualquiera que vaya contra sus intereses. Es hora de responder contundentemente ante el fascismo, tanto el nocturno como el institucional. El sindicato LAB hace un llamamiento para organizar una respuesta popular amplia, desde Amaiur hasta Sartaguda. Unámonos los sindicalistas, progresistas, abertzales y demócratas contra el Estado de Excepción y los ataques fascistas.

Nota de los representantes sindicales en el Ayuntamiento de Orkoien:

Ante los ataques fascistas ocurridos recientemente, los representantes de LAB en el Ayuntamiento de Orkoien queremos manifestar lo siguiente:

– Por una parte, denunciamos esos ataques sucedidos en diferentes lugares y los enmarcamos en la ofensiva general del fascismo español.

– Además, queremos subrayar que en el caso de Orkoien, han afectado a un trabajador del ayuntamiento, un delegado de LAB. El sindicalismo es uno de los colectivos amenazados por los fascistas, que no toleran la autoorganización y lucha de la clase trabajadora. En este sentido, llamamos a los demás sindicatos a que rechacen estos ataques.

– Valoramos positivamente la nota que han emitido los grupos políticos del ayuntamiento. Y llamamos al ayuntamiento a no quedarse en esa nota; a que participe en una respuesta global a una ofensiva que también es global; y a que, cómo no, defienda sus trabajadores con toda la fuerza y todos los medios.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS