La vuelta al mundo de Juan Carlos Fogg: el rey emérito ha hecho en un año 55.000 kilómetros repletos de lujo y diversión

Juan Carlos I recorre el mundo con la soltura de un Phileas Fogg borbónico. Desde que dejase el trono, y según ha podido calcular el diario Público, Juan Carlos ha recorrido más de 55.000 kilómetros en viajes de placer.

Eso como poco, porque saber qué anda haciendo Juan Carlos I y qué coste supone para las arcas públicas es un arcano que ya era difícil de descifrar cuando todavía era monarca. Cabe recordar que descubrimos su famosa cacería en Botsuana porque se rompió la cadera, ya que no había comunicado su viaje al Gobierno. Y al diputado de Izquierda Unida, Alberto Garzón, el Gobierno le negó la información sobre los numerosos viajes que hizo Juan Carlos al Golfo Pérsico en los meses anteriores a su abdicación.

En la actualidad, el Rey disfruta de una asignación pública de 187.356 euros al año, aunque su actividad pública es prácticamente nula. Es casi imposible verle en actos públicos y oficiales, aunque siempre con la excusa de no restar protagonismo a su hijo, aunque muchas veces los plantones reales coincidan con días de asueto en la playa o en restaurantes fetén.

Nada más dejar el trono, Juan Carlos viajó a Colombia el 5 de agosto para acudir a la segunda investidura de Juan Manuel Santos, con quien se reunió en privado, y la Casa Real lo tildó de “viaje oficial”. Durante ese verano apenas se le pudo ver, pero la revista Oggi italiana le situó durante 21 días junto a Corinna en una villa junto al mar propiedad de Felipe González.

Ya entrado el otoño, el rey alternó festines gastronómicos con espectáculos. Así se le pudo ver con su círculo íntimo en restaurantes como el Celler de Can Roca, Arzak o el Bohío de Toledo. Pero también en el palco del partido entre el Manchester City y el Tottenham, ya que es amigo del jeque propietario del primer equipo, y viendo la carrera de Fórmula 1 en Abu Dhab.

Si antes era habitual verle compaginar su cumpleaños con la Pascua Militar, este nuevo año de libertad lo celebró por todo lo alto en uno de los restaurantes más lujosos de Beverly Hills. Luego viajó a Arabia Saudí para dar el pésame al nuevo rey tras la muerte de su padre. Fue un viaje privado sin usar “medios del Estado”, porque ya estaba allí su hijo y el ministro de Defensa como representación institucional.

Tras una nueva ruta gastronómica por restaurantes patrios en febrero, Juan Carlos viajó a Uruguay para otra toma de posesión presidencial. No sin antes pasar una semana en el resort más exclusivo de República Dominicana, acompañado de miembros del clan Fanjul, magnates del azúcar y dueños del complejo.

Pero ha sido abril uno de los meses con más movimiento para el rey emérito. Empezó el mes siendo avistado en un todoterreno por las calles más exclusivas de Londres, donde se supone que convive con Corinna, según la prensa italiana. Al llegar la Semana Santa, dio plantón a la familia en Mallorca para irse a Barbados, de nuevo con los Fanjul, lo que hizo que también faltara al funeral del príncipe Kardam de Bulgaria. Y este pasado sábado se le ha vuelto a ver en la Fórmula 1, esta vez en Bahrein.

http://www.elplural.com/2015/04/22/la-vuelta-al-mundo-de-juan-carlos-fogg-el-rey-emerito-ha-hecho-en-un-ano-55-000-kilometros-repletos-de-lujo-y-diversion/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS