La voz a ti debida

Publicidad

Por Ángeles Maestro

Cuando se analizan las reacciones de los pueblos, su capacidad para rebelarse ante la opresión o su aptitud organizativa, muchas veces se olvida el enorme impacto en la memoria colectiva de la lucha y de los centenares de miles de muertos de la Guerra y de la Posguerra. Aún no hay cifras definitivas porque se destruyeron las fuentes – los registros civiles y registros de la propiedad fueron arrasados – y porque de la matanza masiva, pueblo a pueblo, no queda en muchos casos más rastro que el recuerdo aterrorizado de familiares y personas queridas. El General Yagüe respondía así a la pregunta de un periodista norteamericano sobre la matanza de Badajoz: «Naturalmente que los hemos matado- me dijo-, ¿qué suponía Vd.? ¿Iba a llevar 4.000 prisioneros rojos en mi columna, teniendo que avanzar contra reloj? ¿O iba a dejarlos a mi retaguardia para que Badajoz fuera rojo otra vez?».

Leer texto completo [PDF]

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More