La victoria de los Riders es la victoria de todas y todos 

Después de la última victoria judicial de los Riders, la empresa Glovo ya empieza a tejer su estrategia de chantaje al Gobierno.

Ni 24 horas ha tardado en salir a la palestra para recordarnos quién manda. O más bien, quien se cree que manda por encima de nuestras leyes. 

Lo normal en este sistema. Lo normal porque lo hemos permitido.

El pasado miércoles 23 de septiembre el Tribunal Supremo se pronunció sobre el caso de los Riders contra la empresa de reparto, Glovo, dando la razón a las trabajadoras y trabajadores y reconociéndolos como asalariados.

Hablamos de que, después de la resolución del Supremo,  sólo en cotizaciones a la seguridad social,  Glovo debe unos 75 millones de euros al estado español.

Como decía, ni un día ha tardado la empresa Glovo (en la que su fundador es hijo de un exmiembro del Consejo de Administración de RTVE propuesto por CIU y escogido por el PP) en pronunciarse al respecto, indicando que esperan » la definición de un marco regulatorio por parte del Gobierno»

Vamos resumiendo, que se pasan la sentencia del Supremo por el forro y se pasarán el estatuto de los trabajadores por el forro también hasta que el gobierno no ceda a su chantaje.

Porque eso es lo que esperan y eso es la manera de proceder que tiene esta mafia.

Porque se lo hemos permitido, porque hay muchos intereses de por medio y porque como he dicho antes, se creen que están por encima de las leyes, de los jueces y de las personas.

Y esto realmente es mucho más grave que lo que parece, porque no sólo afecta a los riders, sino que es algo que se produce de manera generalizada . El chantaje empresarial al estado sigue funcionando porque no hay mano dura con las empresas.

Pasó con Coca Cola, pasó con las hipotecas y pasa con cualquier otra actividad en la que haya intereses del poder para amoldar las leyes a su antojo o no cumplir sentencias judiciales del Alto Tribunal . 

Y del mismo modo hemos permitido y pasa cuando las leyes se han ajustado para que Telefónica suba los precios dos veces al año teniendo un contrato en vigor, o haya personas que tengan que elegir entre comer o tener luz y gas .

O como cuando se ha vendido vivienda pública a fondos buitres, la mayoría se bancos . Los mismos que fueron rescatados como Bankia y que disfrutan miles de millones en beneficos sin haber devuelto el dinero público que les dimos para salvarles del desastre. 

Así que por mucho que Glovo nos pretenda tomar por idiotas, el reparto no lo han inventado ellos . 

De hecho no han inventado nada que justifique crear ninguna legislación nueva . 

Como tampoco lo ha creado Cabify y Uber para seguir operando como intermediarios cuando ya tienen una sentencia europea  o se les están obligando a contratar a sus conductores en medio mundo. 

No se trata de crear nada se trata de obligar a las empresas a respetar las leyes y la que considere que no le beneficia pues puerta . Pero claro, como tenemos el estado que tenemos, pues el chantaje sigue y si a costa de cumplir sentencias judiciales, la empresa amenaza por ejemplo con despidos, pues la cosa cambia . 

Si las empresas se creen que están por encima de las personas y los estados cobardes y se pliegan ante ellas o ante los intereses de quien está detrás, tendrán que salir las personas a exigir que las empresas cumplan al estado . Porque al final, da igual un compañero o compañera Rider, o de Cocacola en lucha o cualquier otro afectado, si no nos levantamos contra estos abusos, ellos son los que siempre van tener la sartén por el mango actuando impunemente.

Los representantes del pueblo dictan unas leyes para que las empresas, por ejemplo se sometan a ellas y cumplan en beneficio del interés general .

No hay nada que buscar, hay que cumplir por respeto a todas y a todos. 

Y si Glovo no lo entiende a lo mejor algún día, habrá que levantarse y presentarse en sus sede para explicárselo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS