La Universidad en Rebeldía

Hoy finaliza en Sevilla un encierro que en el rectorado de la Universidad Hispalense han mantenido desde el pasado lunes un grupo de estudiantes de la Universidad de Geografía e Historia de la citada ciudad andaluza. Entre los objetivos del encierro estaban el análisis colectivo de la creación de un Espacio Europeo de Educación Superior firmado por los ministros de Educación europeos en Bolonia en el año 1999, informar a otros estudiantes universitarios de lo que supone lo firmado, planificar nuevas acciones de lucha y reivindicación y exigir un debate público con el rector de la Universidad de Sevilla, Joaquín Luque, que por supuesto éste ni siquiera se va a plantear (1).

Actos de este tipo o de similar tipología y objetivos se han sucedido y se siguen sucediendo en otros muchos puntos de la geografía universitaria española tan importantes como Madrid, Valencia o Barcelona (2) donde los estudiantes siguen encerrados. La importancia que están alcanzando los mismos la ratifica la carta que los rectores de cinco universidades españolas han remitido al gobierno Zapatero solicitándole ayuda ante la magnitud que está adquiriendo la protesta (3).

El que escribe, que por edad ya no es estudiante, no ha vivido en primera persona como sí lo hizo en aquellas protestas masivas contra la privatizadora L.O.U. del señor Aznar, observa con satisfacción que La Universidad Española no se encuentre en un estado de pasividad social, y que muy por el contrario siga presentando focos importantes de rebeldía.

Los estudiantes que se oponen al plan Bolonia, se oponen a lo que supone el afianzamiento institucional del mercantilismo creciente que vienen padeciendo los estudios Universitarios desde hace años. Bajo el pretexto de equiparar Estudios Superiores y “demandas sociales”, se pretende preparar y formar a los universitarios según los parámetros y necesidades productivas que tengan las grandes empresas y corporaciones privadas del viejo continente. Los valores y conocimientos que transmitirán los nuevos planes a sus estudiantes irán única y exclusivamente encaminados a que sus estudiantes sean piezas útiles para éstas empresas, a fin de que su incorporación a las mismas sea lo más fácil y correcta posible. Nada de preguntarse ¿Por qué?, y por supuesto, absolutamente nada de otorgar a los jóvenes una visión de conjunto de una realidad que puede presentarse aterradoramente injusta y oscura. Los nuevos planes persiguen que su alumnado no piense en nada más que no sea aquello que dará beneficios a las empresas que los van a contratar. Que pasa entonces con el sentido crítico, con el análisis científico y objetivo de la realidad, que pasa en definitiva con aquellos principios humanos y educativos que deben existir y regir las enseñanzas públicas.

Ánimo compañeros estudiantes, la lucha continua…

JUAN ANTONIO GONZÁLEZ MOLINA

Ldo. En Historia por la Universidad de Sevilla

(1)Blog del No a Bolonia, Sevilla: http://noabolonia.wordpress.com/

(2)Blog del movimiento No a Bolonia: http://movimiento.noabolonia.org/

(3)Carta de&nbsp cinco de los rectores afectados por las movilizaciones al gobierno: http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/357727/index.php

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS