La UJCE vaticina un otoño de movilizaciones «muy caliente”

8

El Comité Central de la organización juvenil comunista se reunió en Madrid el pasado sábado 27 de agosto durante 12 horas, con objeto de planificar el curso político 2011-12 y organizar la intervención de los comunistas en las movilizaciones sociales, estudiantiles y sindicales de los próximos meses.

Más de treintena de jóvenes comunistas procedentes de todo el estado valoraron&nbsp la ejecución de los planes del trabajo del pasado curso a todos los niveles, y analizaron el contexto político y social en torno al movimiento 15-M, las guerras imperialistas en el mundo árabe, o la agudización del conflicto social en el conjunto de Europa, entre otros.

El Comité Central de la Juventud Comunista, máximo órgano de dirección entre congresos, que integra a los cupos de las organizaciones regionales, nacionales y sectoriales de la UJCE, y a los y las nominales del Comité Central, analizó la reforma constitucional para la contención del déficit público en la línea de las exigencias de la UE, como uno de los ataques más duros y antisociales realizados por el PSOE contra la clase trabajadora, que supondrá hipotecar el sector público y una garantía de nuevos recortes en el futuro.

El referente juvenil del PCE, se suma a la petición de que en el caso de que finalmente se pretenda reformar la constitución sea necesario un referéndum, donde sea la ciudadanía quienes decidamos si hay que modificar la norma fundamental del estado.

Por otro lado, desde la Juventud Comunista&nbsp y ante las reformas en materia laboral incluidas en el nuevo paquete de medidas de ajuste, donde se ha eliminado la imposibilidad de encadenar contratos más allá de 24 meses, muestran su total oposición. “Esta medida sólo sirve para aumentar la precariedad laboral, en un mercado laboral cada vez más flexibilizado, donde los trabajadores y trabajadoras están viendo como pierden derechos con cada nueva reforma y cada recorte social”, afirman los jóvenes comunistas.

Al respecto de las modificaciones del contrato para la formación dirigidas a la extensión del mismo hasta los 30 años, desde la organización juvenil indican que es otro paso más hacia atrás en los derechos laborales, especialmente para la juventud, que es junto a migrantes y mujeres uno de los segmentos poblacionales más perjudicados por las medidas de recorte antisocial.

“El nuevo paquete de medidas de ajuste y recorte social consolidan la condena a la juventud española al paro y a la precariedad permanentes” indica José León, Secretario General de la Unión de Juventudes Comunistas de España.

Desde el Comité Central de la Unión de Juventudes Comunistas de España se realizó también un llamamiento a la juventud combativa obrera y estudiantil, a la rebelión, a la organización y a la movilización social sostenida contra la crisis capitalista y sus recortes sociales.