La UIT-CI ante la muerte de José Marulanda Velez

Declaración: Ante la muerte de Manuel Marulanda VélezAnte la muerte de Manuel Marulanda Vélez

“Nada humano nos es ajeno”, solía decir Carlos Marx, y sobre esa premisa como revolucionarios internacionalistas lamentamos la muerte de Manuel Marulanda Vélez, fundador y máximo líder del grupo guerrillero FARC, desde 1964. Quien, independientemente de sus posiciones políticas, de sus estrategias y de sus tácticas, que no compartimos, enfrentó, arriesgando a cada paso su vida, la voracidad de terratenientes y capitalistas colombianos, a 11 presidentes liberales y conservadores y a tantos otros representantes de las multinacionales aposentados en la Casa Blanca, quienes siempre quisieron tener a sus pies, como trofeo de guerra, el cadáver de Manuel Marulanda Vélez.

Reconocemos el alzamiento armado a principios de los años 60 de Manuel Marulanda Vélez y de muchos otros honestos y valientes campesinos, como un legítimo derecho de autodefensa para preservar la vida y evitar el despojo de sus pequeñas parcelas ante el ataque inclemente del ejército, la policía y las bandas paramilitares al servicio de los grandes terratenientes. En consecuencia repudiamos a los gobiernos norteamericanos, sean estos Demócratas o Republicanos, y a sus lacayos en Colombia, por su perversa campaña de querer catalogar a las FARC y a sus dirigentes y militantes como terroristas para justificar acciones criminales como el asesinato de Raúl Reyes.

Terrorista es el presidente colombiano Álvaro Uribe, quien compró su reelección en un parlamento minado de voceros del gran capital y de paramilitares. Terroristas son el presidente Uribe y su Ministro de Defensa, quienes protegen a los jefes de los sanguinarios grupos de autodefensa. Terrorista es el Estado colombiano que promociona y recompensa el asesinato de líderes guerrilleros, populares o sindicales y permite la actuación impune de los asesinos del pueblo. Terrorista es el gobierno de los Estados Unidos, que conculca los derechos democráticos del pueblo norteamericano y de los millones de inmigrantes que viven en ese país, y que miente para justificar las guerras de agresión contra pueblos del mundo.

Nuestro homenaje al luchador antiimperialista Manuel Marulanda Vélez, lo hacemos desde una corriente socialista revolucionaria que siempre ha sostenido diferencias con la política y los métodos de acción que orientaron Marulanda Vélez y las FARC. Nunca hemos coincidido con su política de buscar un gobierno amplio, pluralista y de centroizquierda con fuerzas patronales por más progresistas que se definan. Pero, por sobre todo, consideramos un grave error sus métodos de acciones aisladas de las masas, como lo vienen siendo los secuestros extorsivos o el mantener a rehenes civiles por años. Las FARC no apelan a la movilización obrera, campesina y popular como motor de cambio, lo que ha debilitado su propia lucha, crea confusión y rechazo popular y ha sido utilizado, lamentablemente, por la oligarquía y el imperialismo.

Somos parte de los que reclamamos, desde hace años que a las FARC se las reconozca como fuerza beligerante con todos los derechos del Tratado de Ginebra y llamamos a denunciar las acciones criminales del ejército y el Estado Colombiano en contra de esta organización, que refleja en forma distorsionada la lucha de los campesinos pobres contra los terratenientes y el imperialismo. Nos pronunciamos a favor de la libertad del dirigente de las FARC, Simón Trinidad, deportado por Uribe y preso en los EE.UU., así como la de todos los guerrilleros detenidos en Colombia, y reclamamos a las FARC que terminen con el secuestro de civiles y liberen en forma unilateral a Ingrid Betancourt y a todos los rehenes civiles y que se unan a la lucha obrera y popular.

Más allá de nuestras diferencias con el combatiente Manuel Marulanda Vélez, frente al imperialismo, la oligarquía, y al gobierno asesino de Uribe, le rendimos homenaje y nos satisface saber que su deceso se debió a causas naturales y no por las manos asesinas de los esbirros del ejército colombiano, de las tenebrosas bandas paramilitares, ni de ningún caza-recompensa.

Como organización revolucionaria socialista e internacionalista, la UIT-CI y sus militantes en Colombia, ratificamos nuestro compromiso histórico de mantener la lucha revolucionaria apelando a la movilización del pueblo, para construir un nuevo país, cimentado sobre bases socialistas, sin explotadores, sin terratenientes, sin bandas paramilitares, sin injerencias yanquis ni de ningún país imperialista y bajo un gobierno de los trabajadores y el pueblo.

UIT-CI
26 de mayo de 2008

Miguel Sorans, Comité Ejecutivo – Unidad Internacional de Trabajadores – Cuarta Internacional (UIT-CI)

Babá, ex diputado federal de Brasil

Corriente Socialista de lo Trabajadores, integrante del Partido Socialismo y Libertad (PSOL)
Orlando Chirino, Coordinador Nacional de la Unión Nacional de Trabajadores
Unidad Socialista de Izquierda de Venezuela

Juan Carlos Giordano, dirigente nacional y Liliana Olivero, Diputada Provincia de Córdoba
Izquierda Socialista de Argentina

Enrique Fernández, ex diputado nacional de Perú
Unidad Obrera y Socialista «UNIOS» de Perú

Virgilio Arauz
Propuesta Socialista de Panamá

Orlando Arias y Miguel Vivas
Editores del Periódico El Polista, Colombia

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS