La TVE del PSOE ignora la petición de boicot a Israel por sus crímenes de guerra y transmitirá Eurovisión

Por Insurgente

Israel está utilizando descaradamente Eurovisión como parte de su estrategia oficial “Marca Israel”, que presenta “la cara más bonita de Israel” para encubrir y distraer la atención de sus crímenes de guerra contra el pueblo palestino.

Israel es la sede del Festival de la Canción Eurovisión  tras la victoria de su cantante Netta Barzilai en la edición de 2018.

Israel está utilizando descaradamente Eurovisión como parte de su estrategia oficial “Marca Israel”, que presenta “la cara más bonita de Israel” para encubrir y distraer la atención de sus crímenes de guerra contra el pueblo palestino.

Israel masacró a 62 personas en Gaza, entre ellas cinco niños y una bebé, sólo dos días después de su victoria en Eurovisión en 2018. Esa misma noche, Netta Barzilai actuó en un concierto de celebración en Tel Aviv, organizado por el alcalde, y afirmó: “Tenemos una razón para ser felices”.

El Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu ha llamado a Barzilai “la mejor embajadora de Israel”, poniendo en evidencia la agenda de ‘lavado artístico’ (artwashing) que tiene su gobierno de extrema derecha.

La sociedad civil palestina ha pedido a los miembros de la Unión Europea de Radiodifusión (EBU) que boicoteen Eurovisión 2019 por ser Israel el país anfitrión, independientemente de la ciudad donde se realice.

Marinah, Riot Propaganda, Lluís Llach, Fermín Muguruza, Julio Pérez del Campo, Mafalda, Pau Alabajos, Soweto o Zoo frimaron por el boicot junto a los británicos Brian Eno, Ken Loach, Mike Leigh o Roger Waters; portugueses como José Mário Branco; los italianos de Radiodervish; Yann Martel, de Canadá, o la cantante francesa Francesca Solleville. Yonatan Shapira, Michal Sapir o David Opp, de Israel, firmaban también la misiva. En España, una veintena de periodistas pidieron a la presidenta de RTVE, Rosa María Mateo, que abandonara el concurso para no «contribuir a la normalización del apartheid».

COLABORA CON KAOS