La TV y la radio francesas paran en protesta por los ajustes. La televisión pública sufrirá el mayor recorte de su historia

Fuente: Agencias

El paro provocó la interrupción de varios programas. La televisión pública sufrirá el mayor recorte de su historia. Los sindicatos temen que el recorte de partidas conduzca a despidos.

Trabajadores de la televisión y la radio públicas francesas realizaron hoy una huelga en protesta por los ajustes en ese sector previstos por el gobierno del presidente Francois Hollande.

El paro, convocado por sindicatos, provocó la interrupción de varios programas y filmaciones en France Télévision, que comprende a las cadenas France dos, tres, cuatro y cinco.

La televisión pública, organismo con el mayor número de trabajadores del sector audiovisual, sufrirá su mayor recorte en la historia, con un 2,3%, equivalente a 85 millones de euros, según el proyecto de presupuesto para el año próximo elaborado por el gobierno socialista de Hollande.

En el caso de Radio France, que agrupa a ocho emisoras, el recorte será de 0,5%, con respecto al presupuesto de 2012.

En rechazo a esta decisión, estaciones como France Inter suspendieron su programación habitual y la sustituyeron por música, al tiempo que difundieron mensajes para informar sobre las causas del paro y pedir disculpas a los oyentes.

Las centrales de trabajadores y sindicatos del sector, entre ellos la Confederación General de Trabajo (CGT) y Fuerza Obrera, temen que los recortes de las partidas, unidos a un retraso en los ingresos por publicidad, conduzcan al despido de trabajadores.

Precisamente uno de los reclamos que hacen los gremialistas es que se vuelva a autorizar la emisión de publicidad en la televisión pública, que fue prohibida por Nicolas Sarkozy, el antecesor conservador de Hollande.

«Esperamos que este movimiento crezca y haga reflexionar al gobierno», declaró Marc Chauvelot, de la CGT.

El presupuesto general de Francia, que deberá ser aprobado por el Parlamento, contiene una severa disminución en los gastos del gobierno y un aumento de impuestos con el objetivo de reducir el déficit público.

Este plan, presentado el viernes pasado, tiene como fin obtener recursos adicionales por 30 mil millones de euros y compensar el pobre crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) francés en el marco de la mayor crisis financiera europea en décadas.

De esos fondos, la tercera parte se logrará por los ajustes en el gasto público, una medida que afectará a varios sectores del gobierno.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS