La trama detrás de la lista de 12.000 nazis argentinos encontrada por casualidad

Publicidad

La lista con 12.000 nombres de personas y empresas que apoyaban a Adolf Hitler desde Argentina ratifica la magnitud de la organización que el nazismo tenía en el país sudamericano. Además, refuerza la investigación sobre la triangulación financiera que vinculaba a Hitler con Buenos Aires y un banco suizo.

El hallazgo de una lista con 12.000 personas que desde Argentina apoyaban las actividades del nazismo abre nuevas posibilidades para la investigación del apoyo que el régimen de Adolf Hitler tenía en el país sudamericano, dijo a Sputnik Ariel Gelblung, director del Centro Simon Wiesenthal Latinoamérica.

El representante de la organización no gubernamental destacó el valor del documento encontrado de forma fortuita por el investigador argentino Pedro Filipuzzi en un edificio público en el que antiguamente funcionaba el Banco Germánico de América del Sur, una institución financiera alemana que operaba en Argentina. En la actualidad, sus sedes son ocupadas por oficinas administrativas del Ministerio del Interior argentino y sucursales del oficial Banco Nación.

Tras hacerse de la documentación, Filipuzzi decidió entregarla al Centro Simón Wiesenthal en Argentina. Los integrantes de la organización dedicada a combatir el antisemitismo comprobaron que se correspondía con el relevamiento hecho en 1941 por la Comisión de Investigación de Actividades Antiargentinas, una comisión parlamentaria para investigar las presuntas operaciones nazis en territorio argentino.

Gelblung recordó que la comisión había allanado la sede de la Unión Alemana de Gremios, una institución que funcionaba en Buenos Aires desde 1939 y se presentaba como una filial argentina del Frente Alemán del Trabajo, la organización sindical nazi de Alemania. Durante el allanamiento, la comisión obtuvo de los estatutos una lista de personas afiliadas o relacionadas, con las que finalmente elaboró la lista que se difunde ahora.

La desaparición de la lista de las 12.000 personas ocurrió en 1943 cuando un golpe de Estado militar en Argentina —conocido como ‘la Revolución del 43’— decidiera allanar el Congreso y, entre otras cosas, destruir las copias del listado. El hallazgo de Filipuzzi demostró que no todas las copias habían sido destruidas, como se creía.

Gelblung indicó que en la lista aparecen los nombres de muchos integrantes de la importante colectividad alemana que existía en la Argentina de la época. Varios, sostuvo, «tenían mucha llegada en distintos círculos de poder, sobre todo entre 1930 y 1938 y de 1943 en adelante». También aparecen empresas como los bancos alemanes que operaban en Argentina o el conglomerado empresarial IG Farben, conocido por ser el responsable de proveer el gas Zyklon-B, utilizado para la ejecución de judíos y otras víctimas del nazismo.

Parte de la lista con 12.000 simpatizantes del nazismo en Argentina encontrada en la actualidad

© FOTO : CENTRO SIMÓN WIESENTHALParte de la lista con 12.000 simpatizantes del nazismo en Argentina encontrada en la actualidad

Cómo se financiaba al nazismo desde Argentina

El director del Centro Simón Wiesenthal Latinoamérica aclaró que «no todos los 12.000 que figuran en la lista enviaron dinero a Suiza», aunque «todos los que enviaron dinero están incluidos en la lista».

En efecto, la aparición del registro puede reforzar un reclamo que la organización mantiene desde 1997, cuando comenzó a reclamar la investigación del origen de fondos del banco suizo Credit Suisse, datados de su antecesor Schweizerische Kreditanstalt, y que según la organización recibía fondos provenientes de nazis argentinos y de fondos expropiados a los judíos en Alemania.

«Dada la forma en que se planteaba la política y la economía internacional, Hitler no podía hacerse de dólares. Por eso enviaba dinero a Argentina, donde se convertía en dólares e iban de nuevo hacia Alemania», explicó Gelblung. Suiza era el intermediario para esa triangulación.

Finalizada la guerra, las cuentas del Schweizerische Kreditanstalt fueron interdictas por los Aliados, a la espera de que aparecieran sus propietarios. Sin embargo, hacer el reclamo apenas culminada la guerra «era aparecer con un cartel luminoso diciendo ‘soy nazi’», ironizó Gelblung. Por ese motivo, las cuentas permanecieron inmóviles y, tiempo después, «ese capital sirvió para crear Credit Suisse».

«Nosotros desde hace muchísimo tiempo venimos pidiendo que el Credit Suisse nos abra la posibilidad de investigar el origen de los fondos de esas cuentas. Nunca lo hizo y sabemos, de forma extraoficial, que muchos de los herederos originales de esas cuentas están presentándose a pedir el dinero», sostuvo Gelblung.

mundo.sputniknews.com/america-latina/202003041090676674-la-trama-detras-de-la-lista-de-12000-nazis-argentinos-encontrada-por-casualidad/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More