La tasa de pobres en el Estado español supera la media europea

Por José Luis Marín

España, que partía de mejores niveles en 2009 que la zona euro, ha igualado o superado las tasas de carencia material del entorno de la UE.

MIGUEL GARCÍA-AMADO

LO QUE DIGA EL DATO

4. Privados de la recuperación

Durante la crisis, y en especial durante la última legislatura, España ha desarrollado niveles de pobreza y exclusión social que la sitúan de forma peligrosamente destacada por encima de los porcentajes europeos. No solo eso. Otros indicadores, en los que se partía con cierta ventaja frente a los países del entorno, también han empeorado hasta igualar o superar las tasas continentales.

Este es el caso de la privación o carencia material, definida en el INE como la proporción de la población que vive en hogares que carecen o no pueden afrontar un determinado número de artículos de la siguiente lista: no tener retrasos en el pago del alquiler, la hipoteca, los recibos relacionados con la vivienda o las compras a plazos; mantener la vivienda con una temperatura adecuada durante los meses fríos; hacer frente a gastos imprevistos; tener una comida de carne, pollo o pescado cada dos días; ir de vacaciones fuera de casa, al menos una semana al año; un coche; una lavadora; una televisión en color; un teléfono.

Una persona sufre carencia material cuando no puede hacer frente o no puede disponer de al menos tres de los conceptos de esta lista. La privación pasará a ser severa cuando la carencia ascienda a al menos cuatro conceptos.

Empeoramiento continuado

La privación material, que afectaba en 2009 al 13,7% de la población en España –en práctica proporción con el 14% de zona euro–, ha ascendido 4,1 puntos porcentuales hasta situarse en el 17,8% en 2014. En este sentido, la tendencia ha sido inversa a la de la zona euro, que arroja ligeros descensos desde 2012 y que ahora se sitúa 1,7 puntos por debajo de los porcentajes nacionales.

En el caso de la privación material severa, España partía con bastante ventaja frente al resto de la zona euro, siendo las tasas en 2009 del 4,5% y el 5,9%, respectivamente. En 2014, y habiéndose registrado subidas en ambas mediciones, los porcentajes se han igualado, siendo la tasa de la zona euro solo un 0,2% superior a la tasa nacional en 2014.

Si se desagregan los conceptos relativos a la carencia material, se observa un importante deterioro en cuestiones como la incapacidad para hacer frente a gastos imprevistos, que ya afecta al 42,6% de la población y que ha registrado un aumento de seis puntos desde 2009.

Los retrasos en los pagos y las dificultades para mantener la casa a una temperatura adecuada también han crecido, y afectan al 11,7% y al 11,1% de la población, respectivamente. Los ascensos son de 2 puntos porcentuales para el primero y de 4 puntos porcentuales para el segundo en los últimos cinco años. Las mayores subidas se registraron en el periodo 2011-2012.

http://ht.ly/Vl2dJ

ARTÍCULOS RELACIONADOS

-->
COLABORA CON KAOS