La tasa de paro entre las personas jóvenes supera el 40%. Una cifra que pone en cuestión la «paz social»

La cifra debería, en caso de que hubiera organización y conciencia de clase, estar provocando una rebeldía social que, de momento, no ocurre.  Jóvenes y parados/as no salen a la calle para reclamar por la falta de empleo, por las condiciones laborales precarias predominantes en el mercado, por los sueldos insuficientes como para sobrevivir dignamente. ¿Puede haber «paz social» con un 40% de la población menor de 30 años desempleada o subempleada?  La precariedad no es una situación nueva para la juventud,  el sector de la población que vive más por debajo del umbral de la pobreza son los jóvenes de 18 a 25 años. Sin trabajo, o trabajando de forma irregular, en trabajos precarios o autónomos, la juventud forma una «bolsa de trabajo» barata e insegura y un ejército de reserva para la patronal.

Las cifras que ratifican estas aseveraciones

Y es que se ha conocido que la tasa de paro entre las y los jóvenes en el último mes del año pasado fue del 18,5% en la zona euro, cuatro décimas más que en diciembre y tres puntos por encima de los datos de un año antes.

El coronavirus ha provocado que la destrucción de empleo joven alcance el 24%, una cifra que no se registraba desde 2009 y que supone que 1 de cada 4 jóvenes perdió su empleo durante el segundo trimestre de 2020, en el que se pusieron en marcha las principales medidas de confinamiento y restricción de la actividad económica para limitar los contagios.

En el caso de la Unión Europea, la tasa de paro juvenil creció en tres décimas en diciembre, hasta el 17,8%, mientras que en comparación con el último mes de 2019 el incremento fue de tres puntos porcentuales. En términos absolutos, el número de jóvenes desempleados en la UE alcanzó en diciembre los 3,138 millones, de los que 2,590 millones correspondían a la eurozona.

En el caso de España, en diciembre contabilizó 3,741 millones de personas sin empleo, de las cuales 596.000 eran menos de 25 años. De esta forma, la tasa de paro juvenil fue del 40,7%, la más elevada de toda la UE, por encima del 35% que registró Grecia en octubre y del 29,7% de Italia.

Según informa Emilio Ordiz España está en una situación laboral muy delicada y un dato que lo refleja es el del paro juvenil. El país cerró el 2020 con una tasa de desempleo en menores de 25 años deun 40,7%, la más alta de toda la Unión Europea. Además, está más de veinte puntos por encima de la media de la UE(17,8%) y con cinco puntos más que el segundo, que es Grecia, con un 35,5%. Así se desprende de los datos publicados este lunes por Eurostat.

La tasa de desempleo de la eurozona concluyó 2020 en el 8,3%, ya que la cifra no varió en diciembre con respecto a noviembre, al igual que se mantuvo estable en el 7,5% durante el último mes del año frente al anterior en el conjunto de la Unión Europea. En el paro general, España se sitúa en un 16,2%, la segunda más alta por detrás de Grecia, cuyo último dato estuvo en un 16,7%.

En términos interanuales, España anotó la segunda mayor subida del desempleo entre los países de la UE de los que Eurostat publicó datos este lunes, ya que el indicador creció 2,5 puntos porcentuales frente a diciembre de 2019, ascenso idéntico al anotado en Irlanda.

Por países, los mayores incrementos interanuales en diciembre de 2020 se produjeron en Lituania (3,7 puntos porcentuales más, hasta el 10,1%), España (2,5 puntos, hasta el 16,2 %) e Irlanda (2,5 puntos, hasta el 7,2%), Letonia (1,7 puntos, hasta el 8,2%) y Austria (1,5 puntos, hasta el 5,8%).

Fuentes: Eurostat, La Izquierda Diario, La Información, INE, El economista

El desempleo entre los jóvenes supera el 40%, una cifra que debería poner en cuestión la «paz social»

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS