Coronavirus: La tasa de mortalidad española es 15 veces superior a la alemana

Publicidad

El domingo 22 de marzo el número oficial de afectados por coronavirus en Alemania (22213) era muy parecido al del Estado Español (28603). Sin embargo el número de muertos es muy inferior en el país germánico (93 fallecimientos allí por 1.756 aquí) a pesar de casi duplicar la población española. La tasa de mortalidad es, por lo tanto, 15 veces inferior en Alemania: 0’41% por 6’13%. ¿Cómo se explica esa abismal diferencia?

A este respecto Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Estado Español, dijo públicamente que no lo podía explicar. “No lo sabemos” respondió el viernes en su comparecencia diaria ante los medios de comunicación en respuesta a la pregunta de cómo era posible esa abismal diferencia de mortalidad entre los dos Estados que, a 22 de marzo, es 19 veces superior en el caso del Estado Español, cuya población es de 47 millones frente a los 83 de Alemania.

Sin embargo, para conocer la situación sanitaria de ambos países, conviene darle un vistazo al gasto sanitario de cada uno: Alemania destinó en 2018 el 9’48% de su PIB al gasto sanitario, es decir, 321.134 millones que suponen el 21’36% del total de gasto público. En cambio el Estado Español sólo dedicó el 6’27% de su PIB, es decir, 75.434 millones, el 15’14% del gasto público total. Por lo tanto, mientras Alemania gasta 3878 euros por habitante en sanidad, el Estado Español solo invierte 1616 euros: si aquí se invirtiera en sanidad el 9’48% del PIB como en Alemania el gasto sanitario habría subido 38.000 euros más (más de la mitad que en la actualidad) pasando de los 1600 euros a superar los 2400 por habitante y año.

Esto por sí solo (al margen de otras consideraciones como el proceso de privatización en marcha, la imprevisión de los responsables, el confinamiento de la población, la falta de material de protección básico…) puede explicar perfectamente por qué el sistema sanitario alemán tienen diez veces más respiraderos y camas dedicadas a cuidados intensivos y por qué se vienen realizando 160.000 tests semanales en el Estado germánico, factores decisivos a la hora de explicar la diferencia de mortalidad entre ambos países.

Como decíamos a la luz de los datos anteriores, la relación entre el número de afectados y el de muertes en Alemania es enormemente baja en comparación con Italia y el Estado Español. Por ahora, solo Corea del Sur y Japón soportan la comparación. Las diferencias en la estructura sanitaria, así como en la estrategia de detección precoz, serían la causa principal.

En este sentido, varias fuentes consideran determinantes cuatro factores para explicar qué pasa en Alemania: el número de unidades de cuidados intensivos (UCI), el de camas destinadas a estas unidades para pacientes críticos, el de respiraderos, los aparatos que facilitan la respiración artificial, y el número de tests para la detección del Covid-19, que permiten la detección precoz y la rápida intervención médica.

Así, según el ministerio de Sanidad, en el Estado Español hay unas 4.400 UCI y unas 5.500 camas en los servicios de medicina intensiva, 4.627 de los cuales forman parte de la red pública. Los mismos datos señalan que hay unos 2.500 respiradores. La ocupación media de una UCI oscila, según la fuente, entre el 65% y el 80% y se calcula que entre un 5% y un 10% de los pacientes requerirán apoyo respiratorio. Todo ello para una población que bordea los 47 millones de personas.

En el caso de Alemania, en cambio, con una población de 82 millones de personas, el número de respiradores ronda los 25.000 y en las próximas semanas tienen previsto añadir 10.000 más. Por otro lado, el sistema alemán dispone de 28.000 camas dedicadas a cuidados intensivos, una cifra que, según informa la agencia Reuters, se ampliará próximamente hasta los 50.000. Según estos datos, Alemania multiplica casi por 10 las disponibilidades de España.

En el caso español si la ocupación media de las UCI se sitúa entre el 65% y el 80%, la llegada masiva de casos que requieren cuidados intensivos -como ya está ocurriendo- es muy fácil que acabe saturando el sistema o incluso colapsándolo. Sobre todo si se tiene en cuenta que los enfermos de Covid-19 necesitan más días de estancia que otras patologías. La media se sitúa entre 15 y 20 días para el Covid-19 y unos 5 días para otras patologías. A esto hay que añadir la dificultad del sistema español para adquirir nuevos respiradores en un mercado internacional saturado por la demanda de otros países (y sin la intención de los responsables políticos de tomar las medidas necesarias para producirlos aquí).

En cuanto al número de tests, Alemania está haciendo 160.000 por semana, ha asegurado al Financial Times Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch, centro donde se centralizan los datos. La cifra contrasta con la española, que apenas si supera los 30.000 en total desde que se inició la pandemia (Corea del Sur llegó a hacer unos 15.000 diarios). Las pruebas permiten detectar casos de Covid-19 incluso en pacientes que sufren pocos o ningún síntoma y que son fundamentales en la propagación del coronavirus. También indican que es probable que Alemania tenga menos casos no detectados que los países donde la prueba es menos frecuente, o prácticamente inexistente como en España, y que más del 80% de las personas infectadas con coronavirus sean menores de 60 años.

Los datos estadísticos y análisis fríos ocultan, como sabemos, una realidad socialmente dramática. En el Estado Español la mortalidad que causa el coronavirus no se debe sólo, ni siquiera principalmente, a su letalidad: se debe sobre todo a la falta de inversión pública suficiente, a los recortes de estos años (para, entre otras cosas, pagar la deuda y rescatar a la banca) y a la privatización de la sanidad pública, un macabro negocio a costa de la salud y la vida de la mayoría social trabajadora.

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More