La subida de impuestos aprobada del gobierno socialista español hace recaer la crisis sobre los trabajadores

Hidrocarburos. La subida será de 2,9 céntimos por litro de combustible. Una vez que entre en vigor el real decreto, el impuesto que grava el gasóleo subirá el 10,4%; mientras que el de la gasolina sube un 7,2%.

Esta subida llega cuando el petróleo inicia una nueva etapa alcista (ya ha superado los 70 euros por barril), en el periodo del año de mayor número de desplazamientos por carretera y aleja, de golpe, cualquier escenario deflacionario. El Gobierno deja fuera de esta subida los combustibles profesionales y los relacionados con la calefacción.

Tabaco. El Gobierno eleva el nivel mínimo de los impuestos especiales de 70 a 91,3 euros por cada mil cigarrillos y se mantiene el tipo proporcional en el 57%, pero se aumenta el tipo específico de 8,2 a 10,2 euros por cada mil cigarrillos. Salgado señaló que la «marca más vendida de tabaco» pasará de costar 3,10 euros por cajetilla a 3,29 euros. También se gravará la picadura de liar como producto sustitutivo de los cigarrillos, con un impuesto específico de 6 euros por kilogramo.

Fuente: Expasión

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS