La solidaridad no es un delito; ninguna ley la puede silenciar

Publicidad

El pasado 11 de noviembre, un militante de Endavant de la asamblea de l´Horta fue citado a declarar por la Audiencia Nacional española (Juzgado central núm. 3 de instrucción de Madrid) en calidad de investigado por un delito de enaltecimiento del terrorismo, con motivo de la presencia de fotografías de presas políticas catalanas durante la manifestación del 9 de octubre de este año.

Durante la declaración, hecha por video-conferencia desde los juzgados de paz locales, el militante de la izquierda independentista acogerse al derecho a permanecer en silencio, pero, aún así, inmediatamente se le notificó el auto del juez de la AN como que el procedimiento seguía adelante. Es evidente, por tanto, que la decisión estaba tomada antes de la declaración del investigado; y, a estas alturas, estamos a la espera de que el fiscal haga la acusación previa a la apertura de juicio.

Así pues, si el proceso sigue adelante, la pena que le podrían imponer es de prisión de uno a tres años y multa de 12 a 18 meses, además de inhabilitación entre 7 y 23 años. Todo ello para unas fotos.

Desde Adelante, Rescate y Alerta Solidaria queremos mostrar todo nuestro apoyo a este militante, denunciando los recortes de las libertades que estamos sufriendo en todos los ámbitos. Los recientes casos de los raperos detenidos, los «titiriteros», los twitters o los hechos de Altsasu, por citar sólo algunos, demuestran que el ejercicio de la libertad de expresión es una quimera si los aparatos del Estado no les interesa. La connivencia de los medios de comunicación, los poderes fácticos y de las instituciones públicas dejan en papel mojado la supuesta separación de poderes.

Y mientras se juzga y encarcela la izquierda disidente, grupos de extrema derecha son absueltos por errores procedimentales, realizan homenajes a Franco en espacios de titularidad pública y salen impunes de numerosas agresiones.

Un buen ejemplo de esta connivencia del régimen con el fascismo se dio, precisamente, tras la manifestación del 9 de Octubre: mientras un dispositivo policial desmesurado perseguía a los militantes de la izquierda independentista, grupos de neonazis agredían impunemente manifestantes que volvían en casa.

Y hay que recordar que esta no fue una excepción: queremos denunciar también la constante persecución y asedio que sufre la izquierda independentista en las manifestaciones: un proceso sistemático de represión y vigilancia que incluye la confiscación de palos de banderas, registros e identificaciones sistemáticas, agresiones verbales y físiques.Malgrat embargo, desde Adelante, Alerta Solidaria y Rescate, no cejaremos nunca en la defensa de nuestros derechos ni dejaremos que ningún tribunal de excepción ataque impunemente a nuestras compañeras por el hecho de solidarizarse en la calle. La solidaridad con las tomas no es delito, forma parte del ejercicio de la libertad de expresión, de la libertad ideológica y de la defensa de los derechos humanos universales de las personas presas. Digan lo que digan las sedes leyes y sus tribunales.

Defendemos nuestros derechos y libertades!

Valencia, 5 de diciembre de 2016

Endavant OSAN
Alerta Solidaria
Rescat

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More