Publicado en: 7 diciembre, 2015

[La respuesta de los partidos políticos] Las 5 de la PAH

Por Carlos Macías Caparrós

España es el país de la UE que más desahucia, 400.000 familias desde 2007, con más vivienda vacía, 3,5 millones, y con el parque público más pequeño, el 1% frente al 18% de media europea. A esto hay que sumarle una legislación injusta y anómala en la Unión que condena a las familias desahuciadas a una deuda de por vida.

Las dos últimas legislaturas, los gobiernos del PP y PSOE, secuestrados por la banca, han sido incapaces de solucionar la emergencia habitacional. El 20-D abre un nuevo escenario con una nueva correlación de fuerzas que permita superar el bloqueo de la mayoría absoluta del PP. Ahora toca ver si aquellos que dijeron dar apoyo a la ILP de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), es decir, a la dación en pago retroactiva, la moratoria de los desahucios y al alquiler social, lo mantienen firme. Entre los que no está el PP. Ya sabemos que su postura sigue siendo la misma: no al rescate ciudadano. Es el momento de ver si los que han apoyado la ILP autonómica de vivienda en Cataluña, la ley más garantista en España para acabar con los  desahucios, las deudas de por vida, los cortes de suministros y para movilizar la vivienda vacía, la ley 24/2015, están dispuestos a llevar estas medidas a nivel estatal.

Con las elecciones generales llega la hora de la verdad. No podemos desaprovechar esta oportunidad y lanzamos la campaña Exigencias PAH, que recoge #Las5delaPAH, las cinco demandas de mínimos para acabar con el contexto de emergencia habitacional que nos ha dejado la banca, las suministradoras y la falta de políticas de PP y PSOE:

1.- Dación en Pago Retroactiva, acabando de una vez con las deudas impagables de por vida.

2.- Alquiler Asequible, convirtiéndolo en una opción real y estable de acceso a la vivienda.

3.- Stop Desahucios, no más familias en la calle.

4.- Vivienda Social, aumentando nuestro parque público con las viviendas vacías de la banca.

5.- Suministros Garantizados, corresponsabilizando a las suministradoras de que asuman el gasto que las familias no puedan sobrellevar.

Nuestro objetivo al interpelar a los partidos es que la ciudadanía sepa antes de votar quién está por la labor de poner fin a la emergencia habitacional y quién no. Nosotras señalizaremos a los que se opongan, porque hay vidas en juego. Desde octubre, hemos interpelado a todos los partidos que aspiran a gobernar para explicarles nuestras cinco medidas y demandar tempos concretos para su legislación y aplicación.

Sólo el PP y UPyD rechazaron reunirse con nosotras. Las respuestas por parte del resto de partidos las encontramos vagas y con ausencia de contenido específico, a excepción de Podemos, que nos plantean medidas concretas que vienen a dar respuesta a las 5 de la PAH. No es de extrañar que las respuestas que los partidos transmitieron el pasado viernes, al foro virtual Osoigo organizado por el Huffington Post, no fueran diferentes.

UPyD, que presume de recibir asesoramiento técnico y profesionalizado, es incapaz de definir ninguna de las medidas que tomaría para legislar nuestras cinco demandas. Por lo que respecta a IU, Alberto Garzón nos confirmó que estaban en sintonía con las 5 demandas de la PAH, pero pese a ello, no tenían trabajadas las propuestas concretas para abordarlas.

Ciudadanos asegura querer dar  una segunda oportunidad a las familias. Sin embargo, en las reuniones con la PAH ha rechazado repetidamente la retroactividad de la dación en pago. Incluso votó contra los mecanismos de segunda oportunidad que planteamos para la ley Catalana 24/2015,  traicionando la confianza de la PAH, pues desde el primer momento  sostuvieron dar un apoyo total a esta medida. Que quede claro que al rechazar la retroactividad de la dación en pago, el mandato de Rivera se traduciría en que las 400.000 familias que ya han sido desahuciadas arrastrarían deudas impagables de por vida. Por si fuera poco, y en la misma línea que PP y PSOE, Ciudadanos sigue protegiendo los privilegios de la banca, permitiendo que tengan la vivienda vacía para seguir especulando, en vez de obligar a movilizarla como se hace en otros países europeos o en Cataluña.

La respuesta del PSOE resulta, cuanto menos, absurda. Se limita a parafrasear nuestras demandas y asegurar que en su programa tienen medidas al respecto. La única medida nombrada es ofrecer cobertura social a las familias que padezcan pobreza energética para asegurarles los suministros básicos hasta el 31 de marzo. Es decir, durante únicamente los cuatro primeros meses de mandato, cuando sólo en 2014 hubo más de 500.000 cortes de suministros. Respuesta poco sorprendente de un partido que tiene a la mitad de sus ministros en consejos de administración de suministradoras del IBEX35, como el ex presidente Felipe González, asesor de Gas Natural. Sorprendentemente, en el foro Osoigo afirman estar de acuerdo con la dación en pago, cuando en previas reuniones negaban liberar a los avalistas de las deudas de por vida. Y en la misma línea que el PP, ponían todo el peso de los realojos en la Administración pública, siempre evitando corresponsabilizar a la banca.

El PP  no ha participado en el foro celebrado por el Huffington Post. Esto no  es extraño, pues su política siempre ha sido el silencio ante la  interpelación de la ciudadanía. Mientras el gobierno se mantiene  callado, legisla con la Ley Mordaza tratando de impedir que paremos  desahucios. Cuando conseguimos la ley 24/2015, su  reacción fue amenazar con llevarla al Tribunal Constitucional, pero finalmente lo pospusieron para después del 20D por cálculos electorales, un riesgo que sigue latente después de las elecciones. Y cuando les solicitamos una reunión para hablarles  de las cinco demandas, no nos contestan. El PP no solo demuestra  servilidad ante la banca y las suministradoras. Denota un claro miedo a  la ciudadanía, a la que trata de empobrecer y reprimir, siempre desde el  silencio o a través del plasma.

Queda toda la campaña electoral por delante y la PAH va a poner toda la carne en el asador para desenmascarar a los enemigos del derecho a la vivienda digna. Estamos seguras de que la ciudadanía nos escuchará y actuara en consecuencia, porque se fian más de las camisetas verdes que llevan 6 años parando desahucios, que de las corbatas que piden el voto cada 4 años. Las mismas corbatas que cuando ganan, defienden a los bancos y no a la gente.

Enlace

-->
COLABORA CON KAOS