La Respuesta a la insumisión. Apuntes sobre la militarización del presente. (II)

Retroceso Democrático. Consecuencialmente al interior de las relaciones de poder dentro del estado, el militarismo implica expandir  las capacidades de acción del ejecutivo, a la vez de construir un poder de facto de las fuerzas especializadas en las armas y espionaje, con pocos controles legales o sociales[47]. Difundiéndose fuera del aparato estatal la militarización de las sociedades per se, genera necesariamente una Guerra de Baja Intensidad (GBI) contra los sectores sociales activos reclamantes de nuevas condiciones políticas, económicas y sociales como la historia lo ha demostrado. El caso específico de la GBI impuesta por Washington en América Latina, propugnante de una ideología castrense antinacionalista en estados clientes de aquella ciudad[48], sustentando un capitalismo dependiente y sin limitaciones de pillaje, es diciente al respecto. En la región al sur del Río Bravo desde hace varias décadas se ha sabido mediante el aprendizaje doloroso, como el control ejercido de una u otra manera sobre ramas del poder como el parlamento y las cortes judiciales es paso indispensable y previo para la ejecución de la fuerza bruta como razón de estado; dicha toma del poder ejecutivo hoy se realiza sin demasiadas estridencias.
 
En situaciones así destacamentos marciales en general ejercen funciones de policía interna, una actividad eminentemente civil[49], cuando son cuerpos específicamente destinados para la guerra, la destrucción, y consecuencialmente destacamentos policiales adquieren formas castrenses de relacionarse con la población, es decir costumbres exterminadoras.
 
La mutación de lo civil en marcial es evidente en los cuerpos policivos militarizados a manera de un premeditado de cambio de funciones, dejando de lado sus labores cívicas, de real protección y servicio a los habitantes, para dar paso a ostensibles labores de control social preventivo y represivo de la inconformidad con una brutalidad que en algunos casos se creía ilusamente superada; en plena consonancia con ello cuerpos marciales europeos de afrentoso pasado, y no podía ser de otra forma (Washington no lo puede hacer todo), se ofrecen de modelo de la profundización de lo cuartelario en la policía en naciones marcadas globalmente por la violación de los derechos humanos[50]. La policía se transforma bajo estas premisas en refrendada legión de castigo. Cada vez más el policía que vemos en la calle cuida menos de auxiliarnos y cada vez más se encuentra erigido con el propósito de vigilar y escarmentar conductas estimadas por tecnócratas delirantes como actos de sublevación.
 
Difícilmente puede ser rebajada de peor forma la organización de un grupo humano. Así “la militarización de la sociedad fatalmente es contraria al respeto de los derechos humanos y de los derechos de democráticos; más bien estimula su violación y la violencia social generalizada[51].
 
En las naciones en las cuales la condiciones del capitalismo imperante han conducido a las iníciales manifestaciones de organización activa del descontento popular, incluso en las clases medias afectadas de pleno, lo marcial a manera de trato preferencial a las poblaciones ha aparecido nuevamente como ya lo había sido expuesto por Liebneckt, en la forma de drástico recurso represivo, como cuando se refuerzan los aspectos castrenses en cuerpos de control ciudadanos en España, en medio de un proceso de pauperización generalizada consecuencia de la desposesión por parte del capitalismo financiero, en el cual la Guardia Civil cada vez más es sometida simultáneamente a reglamentos cuartelarios lejanos de controles democráticos[52] e inducida por tanto dar palizas (por ahora), a quienes se rebelan ante los latrocinios; esto no puede ser nada coincidencial con el escenario de malestar social por las ejecutorias del gobierno derechista del Partido Popular encabezado por Rajoy, aplicando programas de expoliación financiera.
 
En naciones con circunstancias ambientales y/o sociales que las hacen especialmente codiciadas y a la vez merecedoras  de planes particulares de dominación, el crecimiento de lo castrense llega a elevarse hasta la adopción más o menos reconocida de contingentes o grupos de civiles afines a los propósitos militares contrainsurgentes, los cuales ejercen un control social represivo extremadamente violento; esto son los paramilitares, de cuyo accionar son buenos ejemplos, pero desafortunadamente no los únicos, países como Colombia y México. Aquí el ambiente castrense presencia la aparición mimetizada de destacamentos del tipo escuadrón de la muerte, o de grupos o individuos perpetrando homicidios, desapariciones, amenazas y hostigamientos de manera anónima o declarando alguna filiación encubridora. De esta manera se genera una sensación de terror incontrolable y omnipresente la cual manipuladamente hace exigir nuevas medidas de implantación del control marcial, es decir constituye un círculo vicioso.
 
Profundizando en la materia desde el aspecto político, ocurre expansivamente aquello expresado por Toni Negri de que la guerra se está convirtiendo en el principio organizador de la sociedad y la política, siendo uno de sus medios y disfraces pues abarca no sólo lo relativo a la guerra sino lo que atañe a los circuitos económicos en subregiones enteras del planeta[53].
 
Prueba de la conducción castrense del estado es una práctica de largo alcance y de proyección espacial definida en naciones clientes del gobierno de Washington, es la situación presente de conversaciones de paz entre el gobierno de Colombia del presidente Juan Manuel Santos y el grupo insurgente FARC, dentro de las cuales aquel ha manifestado tajantemente que el esquema militar impuesto en Colombia derivado directamente de leyes, planes y directrices estadounidenses no puede ser objeto de negociación con aquel grupo guerrillero[54]. En otros procesos de paz obviamente los aspectos castrenses pos conflicto son parte de las discusiones de los bandos enfrentados, pues al no existir conflicto luego de la firma y cumplimiento de lo pactado de poner fin a la guerra, la estructura de guerra estatal debe ser en consecuencia modificada sustancialmente, así como se modifica el la situación del movimiento insurgente.
 
Propaganda Marcial. Son las oligarquías quienes se sienten asediadas invocando fantasmas las más de las veces creados para su beneficio como males omnipresentes sólo dignos de ser tratados con brutalidad renovada; las asechanzas insistentemente puestas en nuestras mentes, no sobra decirlo, no existen como tales. La generación de un truculento ambiente propicio a favorecer el empleo de personas y recursos en asuntos castrenses es básica para instaurar la militarización. El discurso del odio y el miedo se hace presente agigantando lo pequeño, invisibilizando lo importante, distorsionando hechos, creando verdades de meras opiniones, exacerbando ánimos, suprimiendo cuestionamientos, etc.
 
Esto es parte fundamental de aquello denominado marcialmente como ‘la Guerra Psicológica’, es decir el empleo sistemático de propaganda y otras actividades afines destinadas a crear emociones, actitudes u opiniones que respalden activa o pasivamente el proyecto social impuesto[55]. Allí se aposenta cada vez más la figura del jefe policial o militar asimilable, explicando el hecho social bajo su particular e interesado punto de vista en desmedro de cualquier otra opinión, es decir una marcialización de la comunicación; se privilegia la visión jerarquizada de los hechos, obtenida sin debate de ideas alguno, emergida de instituciones bien alejadas de la democracia como son las castrenses, con la obvia complacencia de los medios controlados por multinacionales directamente como propietarias de aquellos o indirectamente a través de la publicidad.
 
No debemos olvidar que de múltiples maneras la propaganda es un acto de violencia mental utilizado para forzar a alguien a someterse a una voluntad, como consecuencia de una engañifa, en el asunto planteado, conducente no tener conocimiento o conciencia de pertinaces situaciones opresivas; la propaganda distorsiona la realidad en favor de poderes específicos; una violencia mental con características así no constituye una mera coacción accidental e incruenta: “Lejos de considerarlo como una simple ‘superestructura ideológica’… la cultura de la violencia, el lenguaje militarista, el universo mental de las percepciones de la identidad propia frente al «enemigo», del «Nosotros» frente al «Ellos» —todo ello amalgamado por el miedo— juegan un papel fundamental en las guerras.[56]
 
La horrenda trivialización, fragmentación u ocultamiento de la violencia estatal frente a presiones sociales de cambio, alcanzando hasta la habitualización del público con la muerte, el abuso de diversas autoridades o los calamitosos resultados de políticas económicas y sociales en países del Tercer Mundo fundamentalmente, logran hacer incomprensible y distante para el público gravísimos problemas sociales que le afectan. Esta usanza periodística es una más de las consecuencias de lo militar colocando a su servicio la comunicación social.
 
La propaganda mediática que infunde de manera abstracta y generalizada miedo basándose en hechos cotidianos o en la deformación y extrapolarización de acciones excepcionales, constituye otro ejemplo ostensible de información militarizada destinada a generar ansiedad, es decir un miedo inexplicado concretamente y a la vez fácilmente manipulable. Cuando se habla coloquialmente de ‘los miedos de comunicación’, se hace una semblanza certera de la situación. Dichas propagandas han llegado por estos días hasta la elaboración de sofisticados mensajes los cuales abarcan películas de la meliflua industria de Hollywood donde se llega a hacer abierta apología incluso del crimen de la tortura[57], con lo que penosamente se retrocede a momentos de vileza formalmente rechazados por las estructuras políticas imperiales.
 
La fragmentación de la realidad en episodios inconexos y sin pasado ni futuro, constituye el trasfondo de toda la comunicación militarizada, allí la historia no tiene cabida sino como anécdota banal, ya que los protagonistas son la violencia y la voluntad de ejercerla sobre quienes por indescifrables criterios dentro de los guiones marcializados, deben padecerla como personajes de reparto singularmente malvados.
 
No obstante, la propaganda no es omnímoda y por ello la fuerza bruta se encuentra siempre presente como recurso de contención al enfado. Tendemos a formarnos nuestro propio punto de vista y por ello la propaganda debe ser reciclada y redireccionada constantemente; empero, los cuerpos armados han de estar siempre visibles y prestos a escarmentar insumisos.
 
Un ambiente militarizado es de imposible ocurrencia sin la ejecución de intrincadas operaciones comunicacionales destinadas a colocar a la población en situación de aceptación sin mayor crítica de crímenes, injusticias, absurdos e incongruencias.
 
Militarización en Concreto. Episodios con múltiples variantes del abuso de fuerza estatal del tenor de nuestro tema, ocurren a diario por ejemplo en lugares de Guatemala[58], Brasil[59], Chile[60] o Colombia[61], en los cuales es visible el adoctrinamiento y rutinas impartidas a cuerpos castrenses locales en la Escuela de las Américas, hoy WINSHEC (por sus siglas en inglés) en el Fuerte Benning Georgia y otros centros de adiestramiento; no obstante, en el otro extremo del mundo también son apreciables episodios similares de violencia del estado sobre pacíficos resistentes a condiciones de existencia oprobiosas, de esclavitud, generadas por el muy injusto sistema económico mundial, esto es, en la empobrecida Bangladesh[62].
 
Sin embargo, el trato feroz a inconformes no se circunscribe a olvidados territorios de Nuestramérica o naciones forzadas al neoesclavismo capitalista; en la misma Europa, las acciones de quienes intentan expresar pacíficamente su inconformidad por la profunda crisis económica pauperizante de las clases más numerosas, son maliciosamente en todo asimiladas a la de irascibles y despiadados terroristas, por lo cual son tomados con ensañada violencia[63] por parte del gobierno del estado Español. No demasiado lejos de allí, el autocrático y neoliberal gobierno de Turquía, miembro de la alianza militar OTAN, no duda en reprimir con ferocidad a multitudes reclamantes de elementales derechos al espacio público, y si esto falla en disuadir a los protestantes, amenazando emplear el ejercito[64], dejando ver el alcance sus intenciones.
 
Resignación Interna y Externa y Respuestas Desde Abajo. Las afrentas, insultos, golpes, tortura, y hasta en ciertos casos la muerte, recibida por insumisos, cuestionadores, indignados, rebeldes, reclamantes etc., en todo el orbe, hasta ascender en vileza en no pocos países hasta la eliminación física de personas, etc., intentan insistentemente acorralar hacia la inmovilizante resignación a extensas clases sociales afectadas. El clima marcial hace de estos lamentables hechos actos necesarios y sometidos al rigor de un ejercicio de ‘defensa común’, cuando la realidad contradice tales prescripciones; se intenta eliminar o cuando menos cambiar de orientación el antagonismo social a imposiciones que van en contravía de los derechos muchas veces aún vigentes y conquistados en arduas luchas.
El contexto de fuerza obnubila la razón mediante la utilización de la amenaza o el uso de la violencia alterando percepciones, emociones, conceptos; la discusión general es perseguida debido a la ubicación de la sociedad en un artificial estado de cerco (estado de sitio), en el cual no es admitida la discrepancia bajo pena de diversos escarmientos donde la violencia o sus espectros son parte esencial.
 
Esta es la esencia de cualquier militarización, procurar inducir en la población un estado de resignación por la imposibilidad de la deliberación y acción ante la injusticia, mediante diversas violencias; la incesante fuerza aplicada en sus diferentes potencialidades asfixia el uso de la razón. Métodos reconocidamente fascistas están siendo aplicados para ello; a nuestro alrededor en un clima de angustia tropas con diferentes atuendos intimidantes y organismos secretos intentan vigilar hasta los movimientos más insignificantes.
 
Ello posee una validez especial cuando nos referimos al pueblo estadounidense, en realidad centro de la actual tendencia al manejo marcial de los fines del estado, por su carácter de indispensable soporte para su realización allende de fronteras y mares; el control social castrense esparcido al mundo por elementos pentagonales sólo puede existir colocando a las clases subalternas de la potencia armada de nuestros tiempos en una posición de histeria y desesperanza permisiva de la adopción de planes y conductas restrictivas de la crítica, el disenso y la libertad de protesta implícitas en una sociedad dinámica y pujante.
 
Si se reprime con ferocidad afuera, también deben ser contenidos quienes exijan dentro el cumplimiento de las normas elementales de justicia. Lo marcial como praxis de lo despótico en un clima totalitario no distingue entre propios y extraños; Hanna Arendt discernía al respecto que “aunque la tiranía, por no precisar de asentimiento puede gobernar con éxito a pueblos extranjeros, sólo es capaz de permanecer en el poder si destruye primero todas las instituciones nacionales de su propio pueblo.[65]
 
La militarización es la respuesta a las actuaciones organizadas de quienes padecen las consecuencias del capitalismo; significa la implantación de una Guerra de Baja Intensidad con pretensiones planetarias, al interior de un estado de sitio ecuménico.
En dichas circunstancias, los sitiados, es decir la ínfima plutocracia y las satelitales que le sirven, mantienen a raya a abrumadoras mayorías, las cuales como Vegetio establecía al final del imperio romano, se encuentran desunidas y por tanto expuestas a los efectos de los estragos del aparato marcial a disposición de aquellos.
 
No obstante, las razones de elemental equidad de los persistentes requerimientos de los más otorgándoles fuerza superior a la de las armas (incluida la propaganda), al menos desde el advenimiento de la era de la Ilustración. De allí el temor plutocrático.
 
Como expresaba una joven mujer habitante de Caracas el 12 de abril de 2002 durante el fugaz golpe de estado de Pedro Carmona Estanga, cuando los muchos se unieron: “nos irán a matar a todos, pero somos pobres (es decir no tenemos nada que perder) y somos muchos”. La coacción física o la exhibición de fuerza no pueden inhibir por si sola una multitud razonada, decidida y organizada; la masacre contemporáneamente acarrea consecuencias adversas a los perpetradores a corto o a largo plazo, y por ello aumentan las reticencias a su empleo.
En cuanto a la forma de actuar de la multitud en los más recientes tiempos, los multiformes movimientos sociales han sido más efectivos como formas estructuradas de contraposición al capitalismo militarizante, en consecuencia de su inclusividad, ingenio y determinación desprovistos del cálculo político, frente a partidos tradicionales en muchos casos en extremo dependientes de ciclos electorales, cuadros clientelares y tendientes a la componenda. Aquellos son una manera de poder político flexible y más directo,  provenientes de la base de la estructura social, empero sin discriminación; en América Latina han derribado dictaduras, obligado a renunciar a gobiernos neoliberales, han revertido golpes de estado y resisten con sorprendente tenacidad despiadadas variantes de la marcialidad capitalista.
 
Una intercomunicación acrecentando el papel del conocimiento de la realidad por parte de los desposeídos, puede conducir a menguar los efectos paralizantes de la militarización, los cuales son el sustento de la eficacia de la misma, al imposibilitar la actuación de millones; pues reiterando lo expresado por aquella anónima caraqueña, ‘somos muchos’ y eso es trascendental en política.
 
En consecuencia es posible condensar la militarización desarrollada en lo que va del siglo, en la forma en que el poeta romano Virgilio abordaba el tema de la guerra, como “una manifestación de una edad inferior y descolorida seguida del furor por desposeer”[66]. La continuidad y crecimiento del proceso de desposesión mundial es a lo que nos enfrentamos, siendo apuntalado mediante aquel fenómeno.
 


Notas
[1]En ‘La Eneida’, a pesar de mostrar una fascinación por la creación bélica de pueblos como el romano, con la descripción en cierta manera entusiasta de actos brutales de la guerra por entonces, Virgilio no deja de resaltar en esta una insania obnubilante. En veces pone de manifiesto a la guerra y sus circunstancias como forma de amenaza de brutos (Lib. III 540), insensatez manifestada en la ceguera de la ira (Lib VII 460), olvido al amor a la crucial agricultura (Lib VII 635), manifestación de una edad inferior y descolorida seguida del furor por desposeer (Lib. VIII 325), o causa de horribles estragos en los combatientes (Lib. XI 645). Hyspamérica Ediciones Argentina/Ediciones Orbis S.A. Barcelona 1987.
[2] “… en la disputa bélica un pequeño número de soldados bien adiestrados está más preparado para la victoria, mientras que una muchedumbre ruda y sin entrenamiento se encuentra siempre expuesta a la masacre.” Flavio Vegetio Renatus. Compendio de Técnica Militar. Ediciones Cátedra  Madrid 2006. Pág. 135
[3] León Tolstoi. Objeciones Contra la Guerra y el Militarismo. Lípari Ediciones. Murcia 1998. Pag.18, 19
[4] Robert Jackson Sentencia del Juicio de Núremberg. Citado por Danilo Zolo. La Justicia de los Vencedores: De Núremberg a Bagdad. Editorial Trotta. Madrid 2007. Pág. 46
[5] Tomas Amado Vasconi. Gran Capital y Militarización de América Latina. Ediciones Era. México 1978. Pág. 53
[6] Joseph Comblin. Poder Militar en América Latina. Ediciones Sígueme. Salamanca 1978. Pag.133
[7] Michael T. Klare.  6 Signs That the American Empire Is Coming to an Early End.The day of America’s global pre-eminence is over. We must face the new global realities. Tomdispatch.com. Octubre 26 2009. http://www.alternet.org/story/143514/6_signs_that_the_american_empire_is_coming_to_an_early_end
[8] Simone Weil. La Iliada o el Poema de la Fuerza. Pág. 8
[9]La Iliada o el Poema de la Fuerza Pag.2
[10] Weil. Pag.13
[11]Para Una Crítica de la Violencia. Premia Editora S.A. La Nave de los Locos. México 1978. Pag.27
[12] Luxemburgo. Pág. 43, 44.
[13]Gabriel Martin El Plan por el Control El Informe Kissinger – NSSM 200. Memorando de Estudio de Seguridad Nacional (National Security Study Memo) NSSM 200. Secretaría de Estado. Henry Kissinger. 1974. NSSM 200. 
 http://www.rodolfowalsh.org/spip.php?article117Dicho documento se encuentra vigente.
[14] Tomas Amado Vasconi. Gran Capital y Militarización de América Latina. Ediciones Era. México 1978. Pág. 54
[15] Horacio P. Ballester. La Doctrina de la Seguridad Nacional.www.asociacionnuncamas.org/…/ladoctrinadelaseguridadnacional.pdf  Pag.7
[16] “Los agrupamientos del tipo amigo-enemigo relativos a la política interna, y no a la política exterior, son los que se vuelven relevantes para el enfrentamiento armado”. El Concepto de lo Político. Edición de 1963. Traducción de Dénes Martos. Pag.18
[17]Equipos SWAT y guardias nacionales sacan a residentes con los brazos en la nuca de sus casas a punta de pistola. Iva Cardinale. Abril 22 de 2013.BOSTON RAW FOOTAGE: RESIDENTS ORDERED OUT OF HOMES BY SWAT
[18] Senador republicano John McCain: EEUU va a tener la «frontera más militarizada» desde la caída del Muro de Berlín. RT.Com. http://www.contrainjerencia.com/?p=69967
[19] Cartas Del Frente y de la Prisión. 1916-1918. Editorial Cenit S.A. Madrid 1931. Pág. 41
[20] Rosa Luxemburgo. Reforma o Revolución. Editorial Grijalbo. México 1985. Pág. 41
[21] Noam Chomsky, Denis Robert. Dos Horas de Lucidez. Ediciones Península. Barcelona 2003. Pág. 27
[22] Nelson Minello. La Militarización del Estado en América Latina, Un Análisis de Uruguay. Cuadernos del Centro de Estudios Sociológicos Colegio de México CES 17. México 1976. Pag.30
[23]Minello. Pag.30
[24] Charles Bettelheim. La Economía Alemana Bajo el Nazismo. Editorial Fundamentos. Madrid 1973. Tomo II. Pag.75
[25]Bettelheim. Pag.76, 77, 79 y 83.
[26] El Fascismo. Ediciones Akal. Madrid 1987. Pág. 27
[27]Ernest Mandel. El Fascismo. Ediciones Akal. Madrid 1987. Pág. 28,33
[28] Michael Mann. Fascistas. Publicaciones Universidat de Valencia. 2006. Pag.27
[29] Noam Chomsky Critica ataque de Obama a las Libertades Civiles en EE.UU. RT.com. http://actualidad.rt.com/actualidad/view/93313-chomsky-obama-libertad-civil-critica
[30] Jean Guy Allard. Escalofriante: El Pentágono se Otorga el poder de reprimir ‘Disturbios inesperados’. Mayo 16 de 2013.  http://www.aporrea.org/internacionales/n228982.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+aporrea+(Aporrea.org)
[31] Bruce Afran citado por Allard. Ibídem.
[32] Elite del Poder. Fondo de Cultura Económica. Méjico 1957. Pág. 258, 259.
[33] Maurice Negret. La Guerra Psicológica. Editorial Paidos. Barcelona 1956. Pag.12
[34] Luxemburgo. Pág. 44.
[35] Gore Vidal. El Último Imperio. Editorial Síntesis S.A. Madrid 2002. Pag.185
[36] Jaime García Newmann. Neoconservadores y Choque de Civilizaciones. Editorial Comares. Granada 2008. 114
[37] Las lecturas de ciertos funcionarios de la administración Bush II han ido acercando la filosofía política de la potencia mundial en la década pasada con los principios de Maquiavelo, Hobbes, Schmitt, lo cual no es sino un evidente retroceso en relaciones políticas. Simon Critchley. Demanda Infinita. Ética del Compromiso y la Política de la Resistencia. Marbot Ediciones. Barcelona 2010. Pag.184 La administración Obama en los hechos ha prolongado y profundizado muchas de estas posiciones.
[38]García Newmann. Pág. 115
[40]Susan Sontag. Pensamiento Secuestrado. Pag.67
[41] Amnistía Internacional. Comisiones Militares.  http://www.es.amnesty.org/contra-terror-justicia/comisiones-militares/
[42]García Newmann. Pág. 218
[43] John W. Dower. Culturas de Guerra. Pearl Harbor, Hiroshima, 11 de septiembre, Iraq. Editorial Pasado y Presente. Barcelona 2012. Pág. 157
[44]Dower. Pago 159.
[45] El Senador republicano Rand Paul estima como ‘espantoso’ el uso de estas armas contra ciudadanos estadounidenses en el propio territorio norteamericano admitido como posible por el Fiscal General Eric Holder. De cualquier forma estos ataques han causado unos tres mil cuatrocientos muertos en todo el mundo desde que Barack Obama se posesionó como presidente de los EE.UU. Cubadebate Marzo 6 de 2013. http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/03/06/senador-califica-de-espantoso-el-uso-de-drones-contra-estadounidenses/.
[47] Víctor Flores Olea. Militarización de la Sociedad. Casa de las Américas 248.  Julio-Septiembre de 2007. Pag.103
[48] Laura Carlsen. ¿Guerra Contra el Narcotráfico o Militarización? Casa de las Américas 248. Julio-Septiembre de 2007. Pag.103
[49] Flores Olea. Pag.102
[50]Mindefensa se reunió con director de policía francesa. Policía francesa servirá de modelo para atacar delincuencia común en Colombia. El gobierno analiza la creación de una fuerza mixta policial y militar de carácter rural.  http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-430171-policia-francesa-servira-de-modelo-atacar-delincuencia-comun-col  No podemos olvidar los asesores militares franceses transmisores de la Escuela Francesa Contrarrevolucionaria en los años sesenta y setenta en América Latina, fuente de la guerra sucia.
[51] Flores Olea. Pag.102
[52] “(Ministerio del) Interior remilitariza la Guardia Civil para controlar a sus asociaciones. Asimila disciplinariamente el cuerpo a las Fuerzas Armadas y reforma la ley para poder castigar colectivamente a la ejecutiva de una organización.” Héctor J. Porto. La Voz de Galicia. Diciembre 9 de 2012.  http://www.lavozdegalicia.es/noticia/espana/2012/12/09/interior-remilitariza-guardia-civil-controlar-asociaciones/0003_201212G9P18991.htm
[53] La Multitud y la Guerra. Ediciones Era. México 2007. Pág. 25
[54]Las Fuerzas Militares no están en juego con el proceso de paz: Santos. http://www.eltiempo.com/politica/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12758605.html
[55]Joam Evans Pim. Uso y discurso de las Operaciones Psicológicas en los Conflictos Armados. Instituto Galego de Estudos de Seguranca internacional y da Paz.  http://congreso.us.es/congresorrpp/iiJoam%20Evans%202.pdf           
[56] Fernando Hernández Holgado. Miseria  del Militarismo. Virus Editorial. Barcelona 2003. Pág. 7
[57] Naomi Wolf. Carta a Kathryn Bigelow sobre la apología de la tortura en «Zero DarkThirty». Znet/The Guardian. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=162253
[58] Ante protestas indígenas y campesinas contra proyectos mineros, Pérez declara el estado de sitio en cuatro municipios guatemaltecos y moviliza tropas. El Confidencial.com EFE. San José Costa Rica. Mayo 4 de 2013.  http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2013/05/perez-destaca-resultado-estado-sitio-cuatro-20130504-138740.html EFE, AFP e Israel López. El Excélsior. Mayo 2 de 2013.   http://www.excelsior.com.mx/global/2013/05/02/897095 Monitor de Medios. Guatemala. http://www.monitoreodemedios.gt/wp/gobierno-revela-que-siete-soldados- dispararon-al-aire-en-protesta/Áreaminera. Febrero 8 de 2011.  http://www.aminera.com/noticias-internacionales-2010/30647-protesta-indigena-contra-la-mineria-termino-en-disturbios-en-san-felix-.html
[59]Gobierno de Brasil envía tropas a una hidroeléctrica en construcción, ante la movilización de los habitantes de la región organizados en contra de la obraNoticias. Perú Marzo 11 http://noticias.pe.msn.com/peru/gobierno-de-brasil-env%C3%ADa-tropas-a-una-hidroel%C3%A9ctrica-en-construcci%C3%B3n-4
[60]La policía militarizada chilena desaloja escuelas ocupadas por estudiantes que reclaman gratuidad de la educación privatizada desde los tiempos de la dictadura.  http://www.dw.de/polic%C3%ADa-chilena-desaloja-escuelas-ocupadas/a-16911689 http://www.dw.de/polic%C3%ADa-chilena-desaloja-escuelas-ocupadas/a-16911689
[61] Campesinos del Departamento de Norte de Santander, solicitando atención de las autoridades de Bogotá ante su marginalización, son reprimidos violentamente por la policía militarizada colombiana, con un saldo de cuatro muertos e incontables heridos.  http://www.youtube.com/watch?v=lQ_IzrRnUXo ,  http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=fu3JHS_mDsU#at=312 
[62]Salvador López Arnal. Sin Novedad en el Frente Criminal de la Civilización-barbarie del Capital. Rebelión. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=167466
[63] Policías golpean violentamente a varios estudiantes en Salamanca. El saldo es de siete heridos, cuatro detenidos en una protesta contra la plana mayor del partido de gobierno PP. Ver agresión policial en  http://www.youtube.com/watch?v=2k3PGqTFg04 
[64] Gobierno turco amenaza con recurrir al ejército para reprimir las protestas. RIA Novosti. http://sp.rian.ru/international/20130617/157321115.html
[65] Los Orígenes del totalitarismo. Santillana Ediciones S.A. Madrid 1998. Pag.120
[66] Ver nota 1.
 
 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS