La Puerta Giratoria del gobierno Juan Manuel Santos ante el Paro Étnico Nacional y Popular: ¡Respete Presidente¡

Publicidad

 

Hago un llamado para que no acudan a las vías de hecho, el Gobierno tiene la obligación de hacer respetar los derechos humanos y no nos va a temblar la mano para hacerlo respetar              Casa de Nariño.                                                                                          

“Una reunión exitosa es cuando a usted le cumplen lo que le prometen. No cuando le dicen que van a mirar. Presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), Pedro Aguilar

 Me  indigna la declaración  del  Presidente  Juan Manuel  Santos, temeraria, terrorista y represiva ante  la declaración “el Gobierno tiene la obligación de hacer respetar los derechos humanos y no nos va a temblar la mano”-  Me pregunto : ¿De cuáles Derechos  Humanos habla este presidente que los quiere hacer validar con rejo?

¡Respete Presidente Juan Manuel Santos alas comunidades¡- Sin autoritarismos.

El movimiento social no está en su feudo, ni en su finca. Los indígenas, los campesinos, los afros, los  ciudadanos no son vacas, ni caballos de corral de sus  feudos territoriales y  paramilitares como para   querer amansar y amenazar. Su  fusta de  dictadorzuelo, como Alvaro Uribe déjelo reposar para amansar los caballos de su  finca y sus desacreditados ministerios.

La firma  sobre el acuerdo con los  representantes del  Paro Étnico Nacional es una vez  más una puerta giratoria, lo pactado hoy ligeramente con el movimiento indígena del Cauca y demás sectores, es un giro que el  Estado bajo el gobierno de Juan Manuel Santos, ofrece como puerta de boulevard , donde uno sale y otro al  mismo tiempo entra. Cada uno no se encuentran, pero una parte  mira de ladito. Todo como repetición  histórica  en términos de los acontecimientos y los hechos pactados para  transformar los territorios,  ante esto  – ¿Señor lector, sabe usted   cuánto lleva el movimiento indígena firmando? ¿Cuánto hace que los  campesinos han pactado con el gobierno diversas exigencias y peticiones del movimiento social? Los afros? Los sectores populares? ¡Décadas¡ y solo se cumplen puntos irrisorios y los territorios siguen en las mismas y el gobierno incumpliendo.

Gira y gira  la puerta,  donde se han firmado muchas veces e históricamente acuerdos, pactos y pliegos por décadas -¿Hasta cuándo?

Una firma  sin veeduría nacional e  internacional o garantía de hechos inmediatos  no es nada. Es solo es una firma como en servilleta de papel. El movimiento social  una vez más, le cree a Juan Manuel Santos y a sus sinuosos representantes de los ministerios. Los acuerdos hacia el  movimiento  social indígena, campesino, afro  y popular, se volvió por parte del estado  un círculo vicioso, generando  poca credibilidad, engaño  y una burla de cabaret hacia las comunidades. Una ignominia total. Las comunidades  son tolerantes, pero todo  tendrá un límite y el estadillo será bárbaro, ya se avecinarán otras dinámicas territoriales de gran coordinación nacional.

Que Juan Manuel Santos y sus ministros respeten a las comunidades.  La cartera ministerial de Santos debe propiciar soluciones de fondo,  no reformas tibias sobre los problemas  regionales multi-escalares de orden  político y de economías locales.

 No hay una Política Democrática  

La  Cumbre Agraria  solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),  medidas cautelares donde se han presentado diversas violaciones sistemáticas de los  derechos del colectivo del paro nacional perpetrados por la fuerza pública, son 149 personas heridas. Desde asesinatos de indígenas, hasta presuntas actividades ilegales de inteligencia por parte de la Policía y  aún se exige el cumplimiento de los acuerdos pactados en el paro agrario de 2013.

Es necesario un alto y desarticular la repetición giratoria de las huestes oligárquicas y del gran capital con sus lanzas fascistas paramilitares  y de economía moral-paramilitar al servicio del capitalismo en las regiones. Es necesario e imperativo desarticular la repetición conjugada, bajo  un comportamiento de seriedad  ante las comunidades. No más a la puerta giratoria. El estado no hace negociaciones, si no  hay muertos. Los muertos son del movimiento social y esto se repite y se repite- ¿Cuándo se va agotar ese presente histórico?  El estado  imprime y  de facto  ha hecho una cultura, una política necrofilia en Colombia, si no hay muertos el gobierno no se sienta. Una historia acumulativa sobre montaña de cadáveres….

El tiempo presente aún no se acaba, en el tendón histórico hay mucho por construir  de lo que vendrá. El tiempo presente lo significó  profundamente un  gran  pensador -Walter Benjamin- hasta ahora nada se ha perdido, esto solo comienza.

¡Fuera las amenazas Fascistas- Paramilitares  del Tolima ¡

¡Solidaridad con la Comunidad ¡

Frente  Anti-Fascista

Fuente de fotografía:portal  dosorillas

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More