La privada HM Hospitales pide a sus trabajadores que tomen vacaciones para ahorrar costes en medio de la crisis del coronavirus

Publicidad

El grupo de sanidad privada HM Hospitales está pidiendo a parte de su plantilla que se vaya de vacaciones en medio de la crisis del coronavirus. La empresa, que gestiona un total de 17 hospitales y 21 policlínicos en toda España, pretende reducir el tamaño de las nóminas a las que hace frente solicitando a sus empleados la reducción de costes laborales de manera indirecta: vacaciones, jornadas reducidas y excedencias voluntarias.

La compañía posee en toda España 1.500 camas y un centenar de quirófanos privados. Su plan se dirige a empleados en centros que la dirección ha decidido calificar como «la retaguardia» de la pandemia. Se trata de clínicas en las que el número de clientes ha descendido como consecuencia del confinamiento impuesto por el estado de alarma y cuyos recursos todavía no han sido reclamados por las administraciones públicas.

El gigante de la sanidad privada está movilizando a sus equipos de recursos humanos para empujar a sus plantillas al abandono de sus puestos de trabajo: «Necesitamos por favor que nos ayudéis, de manera transitoria y temporal, hasta que esta situación pase y podamos salir del bache», aseguran en una nota interna distribuida este lunes y a la que ha tenido acceso eldiario.es.

Consultada por eldiario.es, HM Hospitales recalca que el escrito se dirige a «personal que no puede ayudar en la gestión sanitaria», al que se refiere como «retaguardia». Sin embargo, en la circular no se incluye ninguna mención expresa que limite la recomendación de tomar vacaciones a este tipo de trabajadores.

Trabajadores consultados por esta redacción afirman que los encargados de recursos humanos de la compañía están llamando personalmente a personal de enfermería y auxiliares conminándoles a que abandonen sus puestos. Paralelamente, el Comité de Empresa del Hospital Policlínico La Rosaleda en Santiago de Compostela ha denunciado, en declaraciones a Nósdiario, que la compañia ha empezado a despedir a parte de la plantilla.

Un portavoz de la empresa afirma que»no se ha despedido a nadie», sino que «no se han renovado contratos temporales con personal que no está está en primera línea» y afirma que su «obsesión es reforzar la parte asistencial». Asegura que han contratado 20 médicos, 85 enfermeras y 60 auxiliares» y que en las últimas dos semanas han invertido tres millones de euros para reforzar camas y puestos en UCI.

El documento ha llegado a varios centros de la comunidad autónoma de Galicia, en donde HM gestiona un conocido policlínico en el centro de Santiago con 87 camas y seis quirófanos. También se ha distribuido en pequeñas clínicas, en donde el grupo atiende las especialidades más comunes con personal sanitario (enfermeras y auxiliares) y médicos que, de manera rotatoria, pasan consulta en días prefijados.

La circular trasladada por la empresa a toda su red nacional ofrece un abanico de posibilidades para un único fin: reducir los costes laborales. En ese texto, se puede leer lo siguiente: «Se están barajando diferentes alternativas a las cuales podéis acogeros si en vuestro ánimo está arrimar el hombro y colaborar, y que vuestros responsables , supervisores y Recursos Humanos os han ido y os irán trasladando: disfrute de vacaciones de forma rotatoria, posibilidad de permisos o suspensiones de empleo y sueldo, periodos de excedencia temporales, distribución irregular de la jornada con días a recuperar más adelante, reducciones de jornada, etc».

El razonamiento planteado en la carta introduce el concepto de «retaguardia» para referirse a la lucha contra la pandemia. Tal idea no está recogida en ninguno de los protocolos aplicados por el Ministerio de Sanidad, ni se corresponde con la orden de confinamiento dictada por el Gobierno para todo el territorio. La empresa asegura que con «retaguardia» describen aquel personal que no participa en la «gestión sanitaria» y dice que la atención médica «es igual de necesaria» en todos los territorios españoles.

Mientras HM Hospitales propone librarse de personal sanitario, comunidades como la gallega están batiendo cada día el récord de muertes e infectados. La Xunta ha pedido la participación del ejército para controlar el caos que se ha instalado en algunas residencias de ancianos con altos niveles de contagio entre usuarios y personal. La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desplegado un total de 60 efectivos y 28 vehículos para participar en esas labores.

HM Hospitales es un gigante de la sanidad privada que, según sus propias cifras, ha facturado en 2018 un total de 415 millones de euros. La nota en la que la empresa pide a sus trabajadores que abandonen sus puestos finaliza con lo siguiente: «Ánimo a todos y ….guerra al Covid-19».

Circular de HM Hospitales a sus trabajadores
Circular de HM Hospitales a sus trabajadores

 

Fuente

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More