La prestación del servicio médico a los docentes sigue en crisis


El  Magisterio Colombiano logro conquistar a través de importantes movilizaciones la ley 91 de 1989 mediante la cual se creó el fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio-FOMAG– cuya función es la de garantizar los Servicios Médicos-Asistenciales de los docentes y su núcleo familiar.

Han transcurrido 22 años de esta importante conquista y los docentes colombianos hoy como ayer luchan y  en esta oportunidad   por preservar lo que con garra se logró el régimen especial de salud, excepcionado de la ley 100.

El gobierno de Juan Manuel Santos en una actitud tozuda-igual que la de gobiernos anteriores-intenta  desvertebrar el Fondo de Prestaciones  Sociales del Magisterio, La fórmula  que intentan es la de acudir a una política de des financiación del fondo, acogiéndose de esta manera a las recomendaciones de la banca multilateral.

La deuda que en estos momentos tiene el gobierno con el fondo asciende a unos 42 billones de pesos, si el gobierno nacional persiste en su actitud de negarse a negociar con FECODE  una salida a la cancelación de esta deuda, entonces el Fondo sería insostenible.

Esta política Gubernamental de asfixiar el –FOMAG- es a todas luces un comportamiento irresponsable en la medida en que la prestación del servicio médico se  deteriora de manera significativa, ocasionando en el docente y su núcleo familiar  efectos dramáticos como los que vive la docente del municipio de San juan-ASTRID ROSALES- y su esposo DANILO NOGUERA-quien hoy se encuentra parapléjico en la clínica del norte por una negligencia médica.

Otro drama doloroso lo vivieron los docentes del municipio de Maicao Alexis Penso y su esposa Gloria Romero cuando perdieron a su hija Gloria Alejandra el 1 de enero del 2012 por falta del servicio de ambulancia en el hospital San José de Maicao.

Aparte de otras situaciones como por ejemplo, La demora en la atención por urgencias que puede tardarse hasta una hora y más, la entrega inoportuna de los medicamentos permanentes, para conseguir la tención por consulta externa  y especialistas pueden durar semanas.

A esto se le agrega el hecho de que el docente hoy enfrenta un panorama laboral complejo donde el acoso laboral se convierte en una constante, el hacinamiento en las instituciones educativas es algo dramático, fácilmente un docente puede atender por día un número aproximado de 300 estudiantes, aparece un fenómeno nuevo cual es la instalación de cámaras en las instituciones educativas incluso en las aulas de clase, lo cual es una manifestación inequívoca de acoso laboral, los docentes se encuentran al límite de su resistencia. Su salud se deteriora.

Estas situaciones son la que conllevan a que el magisterio colombiano  realice movilizaciones, plantones, mítines, asambleas, paros,  alterándose la normalidad académica en más de una ocasión y que resulta incomprensible para algunas personas pero el problema de  salud, es un problema vital, es un problema de vivir o morir.

El gobierno intentara en lo posible de llevar al magisterio a ley 100, así la ministra de Educacion intente infructuosamente de negarlo, las políticas neoliberales se lo exigen, las  multinacionales de la salud no dan espera  y el sector privado del país se impacientan, toda vez  que entre docentes activos, docentes pensionados y beneficiarios  suman aprox. un numero de 918.000 usuarios…una cifra para nada despreciable.

Pero el gobierno Nacional es consiente que tiene un gran escollo al frente, que es la  organización sindical FECODE  a la cual todavía no le han partido el espinazo- que no deja de ser otra gran preocupación…para el gobierno. Claro

José Eduardo Camargo- Secretario de Derechos Humanos de ASODEGUA

Josecmrg1@gmail.com – www.informedeladocencia.blogspot.com

 Publicado en el periódico LaGuajira- Riohacha Sabado 10 de Marzo 2012

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS