La prensa belga y las manifestaciones en Chile

Para los belgas, Chile es sinónimo de buenos vinos y sigue asociado a la figura de Pinochet.

En el pasado, Bélgica fue siempre muy generosa con los chilenos, dando acogida a centenares de refugiados, que tras el Golpe Militar, debieron abandonar el país para resguardar sus vidas.

También lo fue, cuando se inició el camino a la transición democrática, y el gobierno de Patricio Aylwin conmutó las penas de cárcel por extrañamiento, a algunos Presos Políticos, que en el marco de las Leyes Cumplido calificaban con delitos de sangre. Así, en los años 90, una nueva generación de exiliados chilenos&nbsp se insertó en las ciudades de este pequeño y hermoso territorio.

Hoy día, las manifestaciones estudiantiles y los movimientos sociales que han vuelto a recuperar las calles, han encontrado nuevamente eco en la prensa belga &nbsp escrita y audiovisual. El nombre de Camila Vallejo, su personalidad y su carisma han repartido tinta y valiosas opiniones en diferentes diarios y revistas. Por su parte, el Presidente Sebastián Piñera, no pasa desapercibido con sus desafortunados comentarios como: “nada es gratis en esta vida”, a propósito de la educación.

La represión y el descontento popular han quedado plasmados en imágenes televisivas, al igual que la imaginación de los jóvenes con su besatón, thiller o superhéroes.

&nbsp Bruselas es la capital de Europa, el altoparlante del viejo continente, entonces todo cuánto aquí ocurra, se mencione o se denuncie, será reproducido en otros lugares.

Los ojos del mundo están puestos entre la Cordillera de los Andes y el océano Pacífico, y la primavera árabe ha dado paso a un invierno caliente en Chile.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS