La policía turca entra en varias sedes judiciales para arrestar a 189 jueces y fiscales

La acción se enmarca en una iniciativa por la que se ha detenido a decenas de miles de periodistas, abogados, militares y, en general, personas relacionadas con el clérigo.

La Policía turca ha entrado este viernes en varias de las principales sedes de la Judicatura (entre ellas el Ministerio de Justicia o el alto Tribunal de Casación, máxima corte nacional de apelaciones) con 189 órdenes de arresto para jueces y fiscales en la última iniciativa del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan para detener a los supuestos implicados en el fallido golpe de Estado del pasado mes de julio.

Según ha informado Europa Press, todos los citados en las órdenes de detención serán interrogados por su presunta pertenencia al movimiento Hizmet, que lidera el clérigo Fethulá Gulen y que el Gobierno ha catalogado como organización terrosita. El Ejecutivo acusa al religioso de haber liderado la intentona.

La acción se enmarca en una iniciativa por la que se ha detenido a decenas de miles de periodistas, abogados, militares y, en general, personas relacionadas con el clérigo.  Además, han sido investigados más de 3.400 jueces y fiscales.

La Policía también ha entrado en el Consejo de Estado de Turquía, la principal sede administrativa del país, según han contado fuentes judiciales a la agencia de noticias Anatolia.

Tal y como sucedió en redadas anteriores, la Policía ha basado sus órdenes de arresto en el análisis de un programa de mensajería encriptada, denominado ByLock, supuestamente empleado por los golpistas.

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS