La Policía Local desatiende una denuncia de agresión homófoba en Alicante

Publicidad

A través del Observatorio Valenciano contra los Delitos de Odio, la pareja que sufrió una agresión homófoba ha denunciado la pasividad de la Policía Local de Teulada, zona de la localidad alicantina de Moraira, asegurando que hizo «caso omiso» a la agresión que sufrieron el pasado 9 de julio en las fiestas de esta localidad, estudiando emprender acciones legales además de la petición de una explicación institucional.

Desde el Observatorio, declaran una agresión por parte de varios jóvenes de la zona, con anteriores amenazas por parte de uno de ellos en las redes sociales, ante la cual la Policía Local «hizo caso omiso de la agresión, negándose a atender la denuncia que se les hizo en el lugar de los hechos y dejando, por tanto, que los culpables se fueran del lugar sin ser identificados debidamente y detenidos por la agresión».

Según el Ministerio de Interior, en 2016 las agresiones por la identidad u orientación sexual en el Estado Español fueron casi la mitad de los 1.324 delitos de odio cometidos ese año, habiendo aumentado un 15% en los últimos tres años.

La mayoría de los agresores responden al perfil de hombre menor de 35 años y que comete las agresiones junto a otros hombres en los alrededores de las zonas de fiesta y de ambiente LGBTI los fines de semana.

Hay que tener en cuenta que muchas agresiones no se denuncian por temor a las represalias, al darse en muchos casos en ámbitos cotidianos como la escuela o el entorno familiar, o porque, como cuenta Rubén López, vocal de delitos de odio de Arcópoli, «hay muchas quejas de que en algunas comisarías los agentes se ríen de la gente del colectivo LGBTI cuando va a denunciar».

Es conocida la denuncia de agresión policial homófoba y tránsfoba por parte de la policía a dos personas en Granada, que relataron haber sufrido golpes, amenazas e insultos en comisaría, así como una denuncia por atentado a la autoridad, con posible pena de 1 a 4 años de cárcel.

Algunas de las vejaciones que expusieron fueron “eres un engendro y vas a ir a la cárcel, que es donde tienen que estar los de tu calaña”, “tened cuidado si vais solas por la noche, no olvidéis quién se encarga de hacer la patrulla”, así como retorcimientos de brazos, puñetazos y patadas varias, golpes con porras en zonas claramente sin cámaras, siendo una de ellas desnudada y agarrada por los genitales a la voz de “te voy a hacer la operación de cambio de sexo aquí mismo”.

El caso de Alicante o Granada son ejemplos de por qué la justicia heteropatriarcal no es la vía para defender la vida, la integridad o los derechos de las personas. Según Movimiento contra la Intolerancia, sólo se denuncian 1 de cada 4 agresiones, siendo algunos de los motivos que se esgrimieron en la encuesta, el 32% la desconfianza en que la policía hiciera algo al respecto y el 19% el miedo a la reacción de los agentes.

Hoy en día, cuando miles de personas LGBTI son asesinadas por dentro y fuera de la ley en todo el mundo, concederle a los estados capitalistas confianza y rol de árbitro sobre nuestra seguridad a cambio de cierta tolerancia es una estrategia que muestra cada vez más sus límites.

Es necesaria la lucha por la completa transformación de la sociedad, por la abolición del patriarcado y el capitalismo que lo retroalimenta, es momento de acabar con el machismo, la LGBTIfobia y la opresión de la disidencia sexual.

http://www.izquierdadiario.es/La-Policia-Local-desatiende-una-denuncia-de-agresion-homofoba-en-Alicante?id_rubrique=2653

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More