La Policía del régimen policial del PP impide la entrada de los inspectores del Ayuntamiento al CIE de Barcelona

Publicidad

El equipo de técnicos de licencias del distrito de Sants-Montjuïc se ha personado este lunes al mediodía en las instalaciones del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca para proceder a la inspección previa al cierre del equipamiento por falta de licencia de actividades que decretó el Ayuntamiento de Barcelona la semana pasada. Sin embargo, los tres técnicos municipales no han podido pasar de la puerta de entrada, ya que agentes de la Policía Nacional les ha denegado el acceso sin ofrecerles más explicaciones, según han confirmado fuentes municipales a La Vanguardia.

Los hechos los ha denunciado el teniente de alcalde de Derechos Civiles, Jaume Asens, a través de su cuenta de Twitter, que además a criticado al ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, por, a su juicio, “seguir con el menosprecio a la legalidad y los derechos humanos”.

Según cuentan fuentes del Ayuntamiento, se trata del procedimiento habitual antes de decretar el cierre. Tras este primer impedimento, los técnicos municipales tratarán de volver a acceder al recinto durante los próximos días. Si se les volviera a impedir el acceso, el próximo paso sería denunciarlo al juez de instrucción para que emita una orden que permita entrar en las instalaciones del CIE y proceder al precinto.

Pulso entre el Ayuntamiento e Interior

El Ayuntamiento de Barcelona ordenó el jueves mantener el cierre temporal del CIE de la Zona Franca en base a una carencia administrativa: la falta de una licencia municipal adecuada a los usos del centro y el incumplimiento de la normativa de prevención de incendios. Así lo confirmó el teniente de alcalde de Derechos de la Ciudadanía y Diversidad del consistorio, Jaume Asens, en una comparecencia antes los medios de comunicación.

Sin embargo, pese al veto municipal, el Gobierno central anunció poco después que reabrió el mismo jueves el centro y que los servicios jurídicos del Estado recurrirán la orden de cese de la actividad. Asens respondió al ministerio de Interior que el Ayuntamiento pondrá en marcha “mecanismos coercitivos” si comprueba que el CIE de la Zona Franca actúa como tal tras el anuncio, que ve como una provocación.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More