La policía alemana suministra la información, la turca encarcela

Publicidad

Las ciudadanas alemanas Hozan Cane y Dilan Örs, madre e hija, están en prisión en Turquía. La policía alemana suministra información a las autoridades turcas que la usan para violar derechos humanos.

Se ha demostrado que las fuerzas de seguridad en Alemania comparten información sobre los kurdos y otros disidentes que viven en el país con la policía turca.

Cuando Dilan Örs, hija de la artista Ozan Canê, fue a Turquía a visitar a su madre el pasado mes de septiembre, pudo comprobar en piel propia que la policía alemana había enviado a Turquía información sobre sus antecedentes y el hecho de que había participado en las protestas a favor de Abdullah Öcalan en Colonia. Al llegar a Turquía fue detenida y luego encarcelada acusada de haber intentado salir de Turquía a pesar de la prohibición de salida.

La policía alemana parece haber transmitido a las autoridades turcas información sobre la detención de Dilan Örs en 2012. El caso fue archivado en su momento en el país germano, pero en Turquía se utiliza como razón para mantenerla en prisión.

 

Antecedentes

La madre de Dilan Örsa, la cantante germano-kurda Hozan Cane (Saide Inaç), fue detenida en Edirne en junio de 2018 cuando participaba en algunos eventos electorales para el HDP.

La cantante ha sido declarada culpable de pertenecer al PKK y condenada a seis años y tres meses de prisión.

Fue absuelta por otros dos cargos de incitación e insulto al fundador de la Turquía moderna, Mustafa Kemal Atatürk.

En total, se enfrentaba a 13 años en prisión. Inaç, cuyo juicio comenzó el 26 de septiembre, siguió las sesiones judiciales a través de una videoconferencia desde la prisión de mujeres de Bakirköy, en Estambul. Su abogado, Nevruz Akalın, dijo que el veredicto sería apelado.

 

Enlace

 

 

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More