La Policía decreta el fin de la revuelta y «el retorno a la normalidad en toda Francia»

PARIS, 17 Nov. (EUROPA PRESS/)

La Policía Nacional afirmó esta mañana, en su balance diario de disturbios, que la pasada noche supuso el «retorno a una situación normal en toda Francia» y el fin de la revuelta que asoló el país en los últimos 22 días.

La pasada madrugada se incendiaron 98 coches, una cifra considerada «normal» por las autoridades policiales, pues cada noche desde hace años arde en Francia, por lo general, un centenar de vehículos. Entre el 1 de enero y el 30 de septiembre, antes de que comenzasen los disturbios, se quemaron en Francia 28.000 vehículos.

A pesar de esta ausencia de conflictos declarada por fuentes policiales, la noche se saldó con 33 detenidos por su posible vinculación con los destrozos y, principalmente, el incendio de coches.

La calma progresiva que se ha vivido esta semana no impidió la movilización, ayer, de unos 10.000 efectivos de las fuerzas del orden, en previsión de posibles altercados.

El Gobierno aprobó anteayer la prórroga, durante tres meses, del estado de emergencia, que entrará en vigor el 21 de noviembre. Una decisión en aparente contradicción con la vuelta a la normalidad declarada por la Dirección General de la Policía Nacional (DGPN).

En este epílogo de una revuelta que ha tenido en vilo al país y a parte del mundo durante las últimas semanas, se han quemado más de 9.000 vehículos. En total, se ha detenido a 2.921 jóvenes, de los que un tercio son menores de edad. A falta de que todos ellos pasen ante un tribunal, 600 han sido encarcelados.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS