La plantilla de Nissan demanda a la dirección por usar el ERTE contra el derecho de huelga

Publicidad

Los trabajadores de Nissan, en huelga indefinida, dan un paso más en la larga lucha para salvar sus puestos de trabajo. Después de los primeros días de protesta, la planta de Zona franca quedó paralizada  a causa de la carencia de piezas procedentes especialmente de la factoría de Montcada i Reixac. Los trabajadores de Zona franca originalmente estaban afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Ocupación (ERTE), pero un pedido para fabricar una serie de modelos Pick-up para Mercedes hizo que la empresa sacara a estos operarios del expediente y los pusiera a trabajar. Pero he aquí que la huelga ha parado la producción. La respuesta de la dirección local de Nissan ha sido volver a aplicar un ERTE de fuerza mayor a los mismos trabajadores amparándose en la situación epidémica.

 

Los miembros del comité de empresa de Nissan, de CCOO, UGT, CGT y Usoc, han decidido responder con una demanda, que presentarán este martes, 12 de mayo, ante la autoridad judicial laboral. Según Miguel Ángel Boiza, de la sección sindical de CCOO: «Hemos decidido conjuntamente presentar la demanda porque entendemos que la actuación de la dirección de la compañía volviendo a llamar a los trabajadores al ERTE tiene como objetivo vulnerar el derecho de huelga de los trabajadores», afirma. En este sentido también han redactado una carta al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) informándole de la irregularidad que supondría que en un momento en que hay declarada una huelga se haga pagar a las arcas públicas el salario de los trabajadores que están afectados por esta convocatoria, en lugar de que que sea la empresa la que se haga cargo de sus decisiones. En este sentido, la demanda incluirá la petición de una indemnización por daños y perjuicios. «No recuerdo la cifra, pero sé que es la que fija la ley por casos como este», dice Boiza.

 

Renault sufrirá

La demanda afecta a los trabajadores de la planta de Zona franca y también de San Andreu. Precisamente el hecho de que no se fabriquen componentes que tienen su origen en la factoría de Montcada i Reixac y en San Andreu hace que la próxima semana, si no se adopta alguna decisión, tenga que parar una fábrica de Renault en Francia que se nutre de componentes que produce la planta de Sant Andreu.

 

Renault forma parte de una alianza industrial con Nissan. A pesar de que nadie oficialmente dice nada, en los sectores industriales se explica la carencia de interés de Nissan por sus fábricas situadas en Cataluña y en España por el hecho de que la multinacional francesa tiene también varias fábricas en Europa y no vería con malos ojos la reducción de la capacidad productiva de su asociada en este mercado.

 

Fuente

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More