La plantilla de Mercedes en Barcelona convoca diez días más de huelga para noviembre

La plantilla de Mercedes en Barcelona convoca diez días más de huelga para noviembre

Los trabajadores de Mercedes en Barcelona convocaron ayer otros diez días de huelga para el mes de noviembre en protesta por la presentación el pasado 23 de octubre del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta la totalidad de la plantilla.

El calendario de movilizaciones prevé tres días de huelga (martes, miércoles y jueves) durante la primera y la tercera semana de noviembre y otros dos días de paros la segunda y última semana del mismo mes, según informó a Europa Press un portavoz del comité, José Rodríguez.

La plantilla, que recibió el miércoles «apoyo unánime» de los grupos políticos catalanes y del Govern de la Generalitat, recogió hoy toda la documentación relativa al expediente que le entregó la dirección de la empresa.

Durante el fin de semana, el comité «estudiará y analizará la documentación» -que incluye un estudio económico de la planta y el Plan Social que propone la empresa- con el fin de presentarse el próximo lunes a la primera reunión con la autoridad laboral y la empresa para iniciar las negociaciones.




Barcelona: Mercedes ofrece la indemnización mínima y cifra el ahorro por cierre en 6 millones € al año

La dirección de Daimler-Mercedes Benz en Barcelona ha ofrecido a los trabajadores la indemnización mínima legal de 20 días por año trabajado y ha cifrado en seis millones de euros anuales el ahorro por la externalización prevista de la actividad.

La compañía&nbsp entregó el viernes&nbsp a los sindicatos la documentación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afecta a la totalidad de la plantilla de la fábrica de Barcelona, compuesta por 424 personas.

El ERE, que se presentó el pasado martes y empezará a negociarse el próximo lunes con la mediación de un inspector de trabajo de la Generalitat, abre la puerta a la prejubilación de los empleados de 55 años o más, según han informado a Efe fuentes sindicales.

El cese de la actividad en Barcelona se justifica por causas tecnológicas, organizativas y productivas, y en el informe técnico se prevé un abaratamiento de la producción de seis millones de euros anuales a través de la externalización de la actividad.

El plan social prevé la recolocación de unos 210 trabajadores en la nueva empresa que Mercedes creará junto con Estampaciones Sabadell en Esparraguera (Barcelona), una medida que la mayoría de la plantilla no ve con buenos ojos, ya que supondría desvincularse de la multinacional alemana.

El resto de la plantilla, según el plan social, tendría la posibilidad de negociar su ingreso en proveedores de la marca.

El comité de la planta de Mercedes Benz en Barcelona ha convocado otros diez días de huelga en noviembre con el objetivo de forzar a la dirección de la compañía a negociar las condiciones del cierre de la fábrica y paralizar la producción en el centro de Vitoria, que depende de sus suministros.



NOTICIAS ANTICAPITALISTAS